viernes, 10 de enero de 2014

Legalizar la droga no es una buena idea

 
En Denver, Colorado, los americanos han comenzado a comprar legalmente marihuana. Una nueva ley legaliza la venta de cannabis para los mayores de 21 años, aunque a nivel federal aún se considera ilegal. El pasado 1 de enero, la tienda LoDo Wellness Center de la familia Andrews, comenzó a vender esta droga abiertamente, aceptando de momento sólo pagos en efectivo. Los clientes hicieron colas de horas y el negocio alcanzó su récord de ventas de un solo día: 10,000 dólares.
Quien espera que la legalización de la droga vaya a disminuir su consumo, se ha equivocado de medio a medio. ¿Por qué se insiste en esta medida cuando ya se ha demostrado que el mercado negro sigue existiendo y generando corrupción y violencia allí donde la droga ya es legal? Un ejemplo de ello es Alaska, donde en 1975 se despenalizó el consumo personal de marihuana. Trece años después, se comprobó que su uso se había duplicado. El número de drogadictos que pasaron de la marihuana a la cocaína y a otras drogas aumentó de forma alarmante y en 1999 se volvió a penalizar su consumo.

Méjico, Uruguay y otros países sudamericanos se plantean también la despenalización como medida para evitar la corrupción, el mercado negro y la drogadicción. Sobre el papel, los partidarios de la legalización argumentan que ésta reduciría los costos, aumentaría la competencia y bajaría los precios de las drogas. Sin embargo, la experiencia demuestra que en los países donde la marihuana se ha legalizado ha aumentado el consumo, la adicción y, por tanto, la delincuencia.

Nos pasamos la vida hablando de las nefastas consecuencias de la drogodependencia y luego, ¿vamos a poner la droga barata al alcance de los adolescentes?  Las drogas son sustancias que producen consecuencias gravísimas en quienes las consumen. Crean una necesidad imperiosa de volver a consumirlas (es lo que llamamos adicción) y afectan al drogadicto y a su entorno por la dependencia, el gasto que genera en las familias, y porque el drogadicto se vuelve violento, inestable, e incapaz de realizar un trabajo o relacionarse normalmente en familia.
Ojalá los legisladores lo piensen dos veces antes de poner en práctica estas 'grandes' ideas.

6 comentarios:

MJ dijo...

Como dices, lo malo es el mensaje que les lanza a los jovenes, mientras que se prohibe fumar tabaco en lugares publicos

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida: Hoy podemos ir al supermercado y encontrar bebidas desltiladas, alcohol para emborracharse en diverso grado, y tal vez tengamos en casa también y sin embargo, espero que a todos los lectores les suceda,no estamos borrachos a ninguna hora del día. Las drogas como la marihuana tienen su punto de equilibrio o cantidad o dósis, mientras que la LSD o Crack o Cocaína no tiene punto medio o te sacude o no la consumes, es decir, siempre emborracha. No hay punto alegrillo, no. Y por eso comparando con cualquier otra droga despenalizada o incluso admitida en la sociedad no puede compararse ni legalizarse jamás. Si el ron o el tequila emborracharan de golpe debería estar prohibido, a Dios gracias no es así, incluso es consagrado. Un abrazo.

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida: Hoy podemos ir al supermercado y encontrar bebidas desltiladas, alcohol para emborracharse en diverso grado, y tal vez tengamos en casa también y sin embargo, espero que a todos los lectores les suceda,no estamos borrachos a ninguna hora del día. Las drogas como la marihuana tienen su punto de equilibrio o cantidad o dósis, mientras que la LSD o Crack o Cocaína no tiene punto medio o te sacude o no la consumes, es decir, siempre emborracha. No hay punto alegrillo, no. Y por eso comparando con cualquier otra droga despenalizada o incluso admitida en la sociedad no puede compararse ni legalizarse jamás. Si el ron o el tequila emborracharan de golpe debería estar prohibido, a Dios gracias no es así, incluso es consagrado. Un abrazo.

martina dijo...

UNA CATASTROFE......

Salvador Pérez Alayón dijo...

Cada día, con asombro, experimento que los gobernantes en general son gente ciega y sin sentido común, ¿cómo se puede legalizar la droga?

¿Acaso no saben que el hombre está tocado por la debilidad e inclinado a la corrupción? No podrá resistir la tentación de la droga, y si lo dejan se destruye.

¿Acaso no sabe que tiene que morir? Y sin embargo no busca la solución para vivir eternamente, ¿o es que la propuesta de Jesús se le esconde?

Los gobernantes, ¡pobres diablos!, tendrán que responder de todo esto, tienen la responsabilidad de evitar que las personas se destruyan, pues son débiles y frágiles.

Igual que protegerlos de los delincuentes y fueras de la ley, deben protegerlos del peligro que encierra las sustancias que le perjudican.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Supongo que no será lo mismo vivir en un prostíbulo que estar fuera de él. Entiendo que será más difícil abstenerse de practicar sexo estando dentro que fuera.

Claro, los hay equilibrados y con fuerza de voluntad que puede dominarse, pero no a todos les ocurre igual. Por eso hay personas alcoholicas y esclavas de esa bebida.

La droga es algo más serio, aunque haya algunas que sus efectos no sean tan demoledores o enganchen enseguida, pero el hábito hace al monje, y jugamos con fuego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).