miércoles, 8 de enero de 2014

El homosexualismo político impone su estilo

 
El 2013 ha sido un año fructífero para el lobby gay. En Estados Unidos, el Tribunal Supremo emitió dos polémicas sentencias en las que declara inconstitucional la ley que limita el matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer, y rechaza la decisión del estado de California de prohibir el matrimonio gay.
Para celebrar estas sentencias, el prestigioso semanario The New Yorker publicó a mediados de año una portada en la que aparecen los famosos personajes infantiles de Barrio Sésamo, Epi y Blas (llamados en Sudamérica Beto y Enrique), abrazados frente a una pantalla de televisión en la que se ve a los nueve jueces del Tribunal Supremo.

El lobby gay avanza en su imposición del homosexualismo político y los conceptos de matrimonio y de familia están siendo redefinidos hasta el punto de que son pocos ya los países en los que los padres pueden educar libremente a sus hijos sin ver que se les impone desde los colegios, la Administración o los medios de comunicación, la ideología de género. Y es que el homosexualismo político militante va imponiendo su 'estilo de vida'.

4 comentarios:

AleMamá dijo...

Que ejerciten su libertad para vivir con quién quieran, pero ya es intolerable la intransigencia con que imponen su postura frente a la Naturaleza del verdadero matrimonio y de la verdadera familia, y me espanta tener que ponerle adjetivo a los prístinos conceptos de matrimonio y a la familia que se forma con él.

Si seguimos así, amiga mía, pronto nos borrarán nuestros sitios por decir lo que el Lobby Rosa no desea escuchar ni leer, y todo bajo capa de respeto a la libertad. Mi pregunta es: ¿Como se "desface" este entuerto?

Saludos desde el fin del mundo, también atacado por esta fiebre intolerante.

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. ¡Pero qué bien lo llevaban esos dos que no se les notaba nada de nada!, lo malo no es ser homosexual sino volverse maricón por seguir una moda o aceptar todo y más de lo que el mundo ofrece, sobre todo la pornografía. Un abrazo.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Ciegos que guían a otros ciegos. Y es que, elegidos en libertad, descubren la apariencia de lo que ellos entienden por libertad.

Mienten cuando hablan de justicia y libertad para, luego, hacer lo que les viene en gana y satisfacer sus vicios. Porque el mundo siempre será tal y como fue hecho, hombre y mujer, y nada en la verdad lo cambiará.

Claro que hay imperfecciones provocadas por el hombre, que no se corrigen a tiempo; o enfermedades que pueden ser educadas o corregidas, o cruces que tienen que ser aceptadas...

Pero el hombre quiere ser feliz y se rebela, una felicidad caduca que él mismo se crea y por la que se condena a la muerte eterna.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Ciegos que guían a otros ciegos. Y es que, elegidos en libertad, descubren la apariencia de lo que ellos entienden por libertad.

Mienten cuando hablan de justicia y libertad para, luego, hacer lo que les viene en gana y satisfacer sus vicios. Porque el mundo siempre será tal y como fue hecho, hombre y mujer, y nada en la verdad lo cambiará.

Claro que hay imperfecciones provocadas por el hombre, que no se corrigen a tiempo; o enfermedades que pueden ser educadas o corregidas, o cruces que tienen que ser aceptadas...

Pero el hombre quiere ser feliz y se rebela, una felicidad caduca que él mismo se crea y por la que se condena a la muerte eterna.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).