sábado, 11 de enero de 2014

El aborto selectivo es un brutal acto de eugenesia (Un caso real)


Gema quería ser madre. Se practicó en siete ocasiones la fecundación in vitro sin obtener un resultado positivo. Es decir, le fabricaron embriones en el laboratorio pero todos murieron. Al octavo intento, quedó embarazada de gemelos. En una prueba de diagnóstico prenatal, los médicos observan que uno de los niños padece una cardiopatía y deciden realizar un aborto selectivo. En su intento de matar al enfermo, eliminaron al sano.

Esta mujer gaditana reclama ahora una indemnización de 214.000 euros ante la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía por negligencia. El aborto se llevó a cabo en una clínica abortiva de Sevilla concertada con el SAS. ¿Tiene algo de raro que en un brutal acto de eugenesia los médicos, en lugar de matar a un niño eliminen a otro?

Me impresiona cómo esta madre habla de ponerle una inyección en el corazón al feto enfermo para que muera, pensando en el niño sano. El sano es un bebé, mientras que al enfermo lo llama feto. El sano necesita espacio; el enfermo una inyección en el corazón para matarlo. Lo que pretende ser un procedimiento médico aceptado y subvencionado (aborto selectivo) se convierte en un 'me lo han matado' cuando el que muere no es el seleccionado para morir, sino el elegido.
¿Por qué ese ansia de marcar al bebé enfermo como niño maldito? ¿Por qué esa prisa en matarlo antes de nacer?

El aborto selectivo no salió bien. La madre dice que el médico pinchó al bebe sano: "Empecé a llorar, me quería morir, porque después de tantos años…"  Sí, puede que quisiera morir, pero finalmente se quedó con un bebé enfermo que necesitaba todo su amor… y también lo eliminó.

Sin comentarios.


8 comentarios:

Belen dijo...

Eso.....sin comentario.

Un cariñoso saludo elige.

releante dijo...

Me quedo de piedra... desde luego cuando Dios, a veces, no quiere que una sea madre es por algo, que poco amor maternal, que asco, además abortó a los seis meses, 24 semanas, pero bueno, como si fuesem 2 dias. Pobres bebés porque los dos eran bebes, y los dos eran fetos, los dos, eran hermanos, iguales. Una desgracia de sociedad, de médicos y de madres y padres.... Un abrazo y que pena

eligelavida dijo...

Esto sucedió en España hace un par de años. También, en otra ocasión, os comenté un caso parecido en Italia, donde una madre, en su afán de deshacerse de una niña con síndrome de down, acabó abortando a su gemelo y, finalmente, también a la pequeña.

eligelavida dijo...

Lo que más me ha impresionado es el vídeo, donde la madre que lógicamente está destrozada, afirma que de lo que se trataba era de 'pinchar en el corazón al feto enfermo'.

Rafael Hidalgo dijo...

Trágico... y clarificador.

Comparto en Facebook

PEPE LASALA dijo...

A mi es que se me ponen los pelos de punta, qué pena.
Espero que hayas comenzado muy bien el año, te deseo mucha felicidad. Un fuerte abrazo amiga.

eligelavida dijo...

¡Gracias Pepe! Felicidades para ti también. Un abrazo!

Anónimo dijo...

A mi esta señora me parece solo víctima de si misma, y por no llamarla asesina, la defino sólo como la madre de 10 niños muertos. O más. A saber.

Paola

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).