lunes, 13 de enero de 2014

¡Cuidado con los sepulcros blanqueados que, aunque por fuera parecen limpios, por dentro están llenos de carne podrida!


Imagino que a estas alturas todos habréis leído el artículo titulado "Sepulcros blanqueados" del abogado Antonio Garrigues Walker, publicado en ABC el pasado 10 de enero. En él, Garrigues se suma al grupo de palmeros que adula al Papa Francisco manipulando sus palabras y llevándolas a su terreno para defender lo indefendible.
Para empezar, el autor comienza diciendo que el nuevo ecumenismo requiere –como base esencial– que ninguna religión se proclame como la única verdadera. A partir de esta argumentación, explica que en realidad todas las religiones son igualmente verdaderas.

¡Este es de los que creen que Dios no ha creado al hombre, sino que el hombre ha creado a Dios! Por ello, para él todas las religiones son igualmente verdaderas, porque ninguna conlleva la Verdad, ya que ésta no existe. En esto consiste el liberalismo, en poner la propia razón, la propia moral, en el lugar de Dios. Para empezar diré que creo en la libertad religiosa y de conciencia y por ello opino que este señor tiene derecho a pensar como le de la gana. Pero que manipule las palabras del Papa para dar lecciones a los católicos, me parece una hipocresía.

Garrigues Walker afirma que la elección del Papa Francisco para dirigir lo que él llama una organización religiosa resistente a las nuevas ideas, y ajena a las nuevas realidades (entiéndase, Iglesia), es un buen ejemplo para todos. Y dice textualmente: No podemos seguir blanqueando sepulcros. Ya no engañan a nadie. Sabemos lo que hay dentro.
¿Dentro de qué? ¿De la Iglesia? ¿No será Vd., don Antonio, quien se posiciona en la actitud de los fariseos hipócritas que merecieron ese calificativo del Señor? ¿No es Vd. acaso un jurista de prestigio, defensor, por cierto, de una ideología condenada por la Iglesia, que desde su atalaya nos dice qué Pontífice actúa bien y cuál lo hace mal? Toma unas pocas frases de Francisco, sacadas de contexto a modo de twitts, y las contrapone al mismísimo Evangelio.

Por otro lado, nada de esto debe sorprendernos porque no es nuevo. En 2009, con motivo de la aprobación del proyecto de la Ley Aído, Garrigues declaró que se trataba de una ley aceptable y que la Iglesia debería vigilar mucho su intromisión en estos asuntos. En esa misma entrevista afirmó lo que ahora repite: que no hay una religión verdadera.
Garrigues, con su sabiduría clarividente, afirma que Francisco va a ser el Papa que ponga en marcha un ecumenismo auténtico en su raíz, capaz de superar los encerramientos dogmáticos tradicionales que reforzó el Papa Ratzinger, afirmando que la Iglesia católica «es la única verdadera». ¿Resulta entonces que el verdadero ecumenismo es el que niega la religión? ¡Pobre Papa Benedicto acusado de declarar que la Iglesia católica es la única verdadera! Y pobre Papa Francisco, del que Garrigues espera que acabe negando a Cristo y a su Iglesia.

¡Es tan antiguo eso de acusar a la Iglesia de ser enemiga de la libertad! El liberalismo es una perversión de la libertad que se muestra en afirmaciones como las que hace el señor Garrigues. Chesterton decía que tener la mente abierta es como tener la boca abierta, es decir, no es un fin, sino un medio. El fin, explicaba Chesterton, es cerrar la boca sobre algo sólido. Pues de eso se trata. Tengamos la mente abierta, pero no para aceptar cualquier cosa, sino para buscar la verdad y engancharla. Y es evidente que si sólo hay un Dios, sólo puede haber una Verdad.
La ideología liberal es en gran parte culpable de la dictadura del relativismo que vivimos actualmente. Una forma de pensar que no reconoce nada como auténtico o definitivo y que mide todo lo que hay a su alrededor en función del propio yo y sus antojos.

¡Cuidado, cuidado con estos verdaderos sepulcros blanqueados que, aunque por fuera parecen limpios, por dentro están llenos de carne podrida!

8 comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

No conozco nada de este señor, pero tranquila, que aunque diga y diga, hemos de ser sordos y seguir con lo nuestro. Mejor ignorarlos y no darles publicidad, porque algunos con tibieza al conocer sus ideas, caigan en su trampa.
Bueno, es mi parecer.
Gracias
Un abrazo
Sor.Cecilia

Sancho dijo...

Es muy triste que un político, porque eso es lo que es, intente tergiversar las palabras del papa y adueñárselas para sus fines, pero mucho más escandaloso me parece la actitud de la monja Forcades, de Masiá o de otros eclesiásticos que hacen exactamente lo mismo.

Daniel dijo...

Garrigues es masón. Se postuló en 1986 para presidente de Gobierno, junto a Miguel Roca.
Está en la órbita del Grupo Bilderberg, cuyos fines pasan por borrar del mapa la religión católica y especialmente su Iglesia.

Alfonso dijo...

Hoy precisamente el Monseñor Sebastián, recién nombrado cardenal por el papa, ha hablado de los disidentes de la Iglesia que quieren llevarse al Papa a su terreno. Pues nada, que sigan intentándolo.

MariCarmen dijo...

Todos estos mal llamados liberales, no son más que arrogantes ególatras de si mismos y sus intereses egoístas. De todos esos malvados me protege mi fe en el Señor.

Muy buena entrada, felicitaciones!

MJ dijo...

Por que a todos los políticos les da ahora por querer mandar en la Iglesia?

Creo que es necesario que se dialogue sobre este tema del Ecumenismo y también creo que en el mundo en que vivimos no es posible ya creer que existen diferencias fundamentales entre los seres humanos o culturas. La libertad exige que uno pueda creer lo que quiera y lo que pasa es que no todos creen lo mismo. El decir que todos creen lo mismo NO ES VERDAD desde el punto de vista periodístico. De momento no todas las religiones dicen lo mismo.
Aun asi creo que es mejor que la gente hable de ello, así también el Papa puede ensegnar mejor a sabiendas de hay un interes en apropiarse de sus palbras para reafirmar otra cosa distinta que el no ha dicho exactamente

silencio dijo...

No se que decir, sólo se que todos hemos de buscar y llevar una vida profundamente autentica Y VERDADERA QUE HABLE DE LA VERDAD, Y SEA VERDAD, somo reflejo de lo que pensamos y decimos, gracias por vuestro compartir, muy rico, un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

una noticia interesante sobre esto: Un periodista nacido musulman que bautizó Benedicto XVI se ha salido de la IGLESIA POR CONSIDERARLA 'MUY BLANDA CON EL ISLAM'

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).