lunes, 18 de noviembre de 2013

El Papa farmacéutico

 
El Año de la Fe llega a su fin y el Santo Padre nos aconseja un medicamento espiritual para mantener sus frutos. Se trata de la Misericordina, en cuyo prospecto puede leerse las instrucciones para rezar la Coronilla de la Divina Misericordia, promovida por Santa Faustina Kowalska.
El Papa dijo bromeando en al Angelus de ayer: “Pensareis, ¡cómo! ¿El Papa se ha hecho farmacéutico? No, se trata de una medicina espiritual para mantener los frutos del Año de la Fe que ahora termina. Son 59 pastillas que ofrecen el amor, el perdón y la fraternidad. ¡No os olvidéis de tomarla! Hace bien al corazón, al alma y a toda la vida”.

+ Vida: jóvenes y famosos contra el aborto


 
Famosos como Tamara Falcó, Carmen Lomana, Isabel San Sebastián, Arturo Fernández, Verónica Mengod, José Antonio Ortega Lara, Francisco José Alcaraz, María San Gil, José Luis Requero, María León, Miriam Fernández, Esperanza Puente, Susana Uribarri y Ramón Pérez Maura, prestan sus voces a favor del derecho a la vida en este vídeo de la Asociación + Vida, una iniciativa juvenil cuyo objetivo es concienciar a la sociedad sobre la terrible realidad del aborto:
 

domingo, 17 de noviembre de 2013

Un salero de 100.000 dólares

 
Randy Paush habla de el en su libro La última lección. Cuenta que cuando tenía doce años sus padres lo llevaron a él y a su hermana a DisneyWorld en Orlando. Una vez allí, les dieron un rato para pasear solos y explorar el parque a sus anchas. Los dos hermanos pensaron que lo menos que podían hacer era tener un detalle con sus padres. Entraron en una tienda de recuerdos y compraron un juego de salero y pimentero en forma de osos por el módico precio de diez dólares. Salieron emocionados de la tienda y corrieron en busca de sus padres con la ilusión de darles el regalo… cuando éste se le escurrió a Randy de las manos y cayó rompiéndose contra el suelo.
Los niños comenzaron a llorar. Una señora que pasaba por allí, al ver lo ocurrido, les recomendó volver a la tienda e intentar cambiarlo. Los niños no querían mentir, de manera que regresaron… y dijeron la verdad. Los empleados sonrieron y, para su gran sorpresa, ¡les cambiaron el regalo por un nuevo juego de salero y pimentero!

¡Los niños alucinaron! El mensaje que recibieron era el siguiente: deberíamos haber envuelto mejor el regalo; es lógico que un niño emocionado tenga un pequeño accidente y suceda algo así. Lo que nos importa no es únicamente ganar dinero sino que vosotros, los clientes y amigos os vayáis contentos y tengáis un bonito recuerdo de vuestra visita.
Así fue. Los padres de Randy quedaron tan contentos con este detalle humano, que convirtieron las visitas a Disney en una parte fundamental de su trabajo como voluntarios. Durante más de veinte años compraron entradas para que otros niños pudieran conocer DisneyWorld. El protagonista de esta historia calcula que el juego de salero y pimentero de diez dólares pudo generar a Disney 100.000 dólares en venta de entradas, publicidad y fidelidad de clientes.

Años más tarde, siendo Randy asesor de Disney Imagineering, preguntó a los ejecutivos de la compañía: "si hoy enviase a un niño a una de vuestras tiendas con un salero roto, ¿los empleados se lo cambiarían amablemente?" Y responde: "probablemente no".
El sistema contable de una empresa no es capaz de reflejar cómo un salero de diez dólares puede acabar generando cien mil dólares, porque la contabilidad sólo mide fríamente beneficios y pérdidas, pero no sabe de las cuestiones del corazón.

sábado, 16 de noviembre de 2013

La empatía: una cualidad que merece la pena enseñar

 
La RAE define la empatía como la identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro. La persona empática es la que sabe cómo se siente el otro simplemente percibiendo lo que deja entrever su voz, su lenguaje corporal, su aspecto. Puede parecer sencillo, pero no es tan fácil tomar conciencia de lo que sucede en nuestro entorno. La empatía nos lleva a ser capaces de entender el sufrimiento ajeno y a ser comprensivos y solidarios. 
Daniel Goleman afirma en su libro "La inteligencia emocional" que el coeficiente intelectual de una persona apenas si contribuye a un 20% de su éxito en la vida, dado que el 80% restante es el resultado de la inteligencia emocional que incluye habilidades como la motivación, la perseverancia, el control de los impulsos y la empatía.  No todo el mundo es igual de empático, pero el que goza de esta cualidad dispone de una habilidad fundamental para manejar sus emociones y comprender su entorno.

Hoy en día hay estudios que muestran un deterioro en la inteligencia emocional de los niños debido a la industrialización y al desarrollo tecnológico que, si bien nos facilita la vida, también hace que los jóvenes vivan más aislados (aunque parezca todo lo contrario), y tengan menos capacidad para manejar el stress y situaciones conflictivas o, simplemente, para relacionarse.
Hay quien nace con una gran empatía como cualidad de su carácter. Pero esta habilidad puede enseñarse y desarrollarse para que los niños aprendan a construir relaciones sólidas y a confrontar los problemas. El bebé del vídeo es de los que nació sabiendo. Es impresionante cómo reacciona ante una canción y ante la voz de su madre. No os lo perdáis.


viernes, 15 de noviembre de 2013

El domingo: ¡Marcha por la Vida!

http://marchavida.derechoavivir.org/
 

Una madre con muerte cerebral da a luz a su hijo y salva después la vida de cuatro personas

 
Una preciosa noticia: en el Centro Médico de la Universidad de Debrecen, en Hungría, una mujer con muerte cerebral ha dado a luz mediante cesárea a un bebé sano, y ha salvado después la vida de cuatro personas, ya que su familia ha donado sus órganos.
Emociona leer que durante el embarazo el feto era tratado como lo que es, un ser humano con una dignidad infinita. El cuerpo de su madre mantuvo a la pequeña viva, mientras el padre, la abuela y el resto de los familiares, así como los médicos y las enfermeras, hablaban con ella y la acariciaban a través del vientre de su madre.

En un mundo donde, como explica Juan Pablo II, existen amenazas contra la vida programadas de manera científica y sistemática, es una luz de esperanza saber que también hay médicos que no han olvidado que su misión es la de proteger la vida, poniendo para ello los medios técnicos y científicos a su alcance.
Cinco personas viven gracias a la generosidad de esta madre y al esfuerzo de la ciencia que se convierte así en un foco de esperanza para el hombre.

Ver noticia
(La imagen es de Facebook)

jueves, 14 de noviembre de 2013

En otros tiempos, ¡hasta los robaban de las bibliotecas!

 
 
Existe hoy una especia de concupiscencia digital, necesidad imperiosa de estar siempre conectado para enterarse de todo, incluso de las mayores sandeces y ocurrencias de cualquier vecino tuitero. Da igual que estés en una comida de trabajo, en una reunión, en una clase o en misa; el móvil suena para avisarte de que has recibido un mensaje, un correo o un comentario. Hasta cierto punto lo comprendo. Soy la primera en estar conectada, pero reconozco que cada vez resulta más difícil explicar a los niños las bondades de una buena lectura, aunque sólo sea para que aprendan a llamar a las cosas por su nombre.
En la era digital el libro es como un aperitivo sin croquetas, un objeto capitidisminuído y carente de interés. No ha sido así siempre. En otros tiempos, la gente ¡hasta los robaba de las bibliotecas! Atención a la inscripción que podía leerse sobre la puerta de la sala de Churriguera en la Universidad de Salamanca:
"Hay excomunión contra cualesquiera personas que quitaren, distrajeren o de otro cualquier modo enajenaren algún libro, pergamino o papel de esta biblioteca, sin que puedan ser absueltas hasta que ésta esté perfectamente reintegrada".

Sumisión

 
Cuando hace unas semanas el grupo feminista femen afirmó que el aborto es un derecho sagrado, no vi a nadie escandalizarse ante esta afirmación blasfema. Sin embargo, una periodista italiana publica un libro llamado Cásate y se sumisa y los españoles corren a rasgarse las vestiduras.
No he leído el libro, pero por lo visto es un gran éxito editorial en Italia donde va ya por la decimosexta edición. Apostaría a que el título no es más que un mensaje llamativo para vender la obra. Dice Costanza Miriano, su autora: “Tendrás que aprender a ser sumisa. O sea, a ponerte debajo, porque tú serás la base de vuestra familia. Quien sostiene el mundo es el que está debajo, no el que se pone por encima de los demás”. Si esto lo hubiera dicho otra persona, esos mismos que ahora gritan, estarían aplaudiendo y hablando de humildad.

Los políticos, por supuesto, también opinan. PP, PSOE e IU han pedido que el libro sea retirado. Y, con la que está cayendo en España, el secretario general del Partido Popular en Andalucía, José Luis Sanz, no tiene nada mejor que hacer que salir a la palestra para declarar que la publicación es “un auténtico despropósito”. No sé si será un bodrio o un si merece la pena pero me pregunto: ¿Alguien que lo haya leído quiere opinar?
 

miércoles, 13 de noviembre de 2013

España huele mal


 
En España el año pasado el Tribunal Supremo condenó a una familia de Valencia a indemnizar con más de 8.000 euros a sus vecinos por el delito de «intromisión en su intimidad domiciliaria», pues sus hijas tocaban el piano, causándoles un «síndrome de estrés acústico». Estos días, una joven pianista de Gerona se enfrenta a algo mucho peor; el fiscal pide para ella 7,5 años de prisión por tocar el piano en su casa molestando a una vecina durante sus ensayos.

Imagino que no hará falta que diga que me parece, como mínimo, una exageración. Es lógico que existan normas para regular la convivencia y no molestar a nuestros conciudadanos, pero atención, que estas peticiones de cárcel y multas desorbitadas suceden en un país donde los terroristas campan a sus anchas y se pasean delante de las familias de sus víctimas sin que ocurra nada.  

Por cierto, el diario alemán Frankfurter Allgemeine ha definido Madrid como un «cubo de basura volcado». No es para menos. Desde que comenzó la huelga de limpieza, la capital de España es un foco de infecciones y la alcaldesa no parece dispuesta a solucionar el tema. No estoy aquí para defender a los sindicatos; simplemente pregunto: mientras dura el conflicto, ¿no se puede hacer nada para que no caminemos entre ratas? Me gustaría denunciar a la alcaldesa de Madrid por obligarme a pasear por unas calles inmundas de basura causándome un serio «síndrome de estrés higiénico». No lo hago porque no sirve para nada. Algo huele muy mal en un país donde tocar el piano te puede llevar a la cárcel, pero pedir responsabilidades a un político es una causa perdida.

martes, 12 de noviembre de 2013

Esperpento de político católico y esperpento de emisora católica

 
Entiendo que un charlatán como Bono, caricatura de católico y demagogo hasta el peluquín, diga las cosas que dice porque es abortista, tiene afán de notoriedad y además vive de ello. Lo que no comprendo es que la COPE le haga el juego y que haya alguien que todavía escuche esta caricatura de emisora católica.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Para tomar antes de acostarse

 
Aunque hoy resulte difícil de creer, hubo un tiempo en que la dietética era algo impensable porque sólo los ricos comían en exceso.
Ayer os hablaba de un libro para aprender a pensar que acababa de llegar a mis manos. Pues bien, con ese llegó otro, publicado en 1958, titulado “Adelgace con inteligencia y manténgase delgado toda la vida”. Desde luego su autor no ha estudiado marketing… porque el nombrecito se las trae.

No sé si las opiniones del Dr. Gaylord Hauser siguen siendo consideradas científicas cincuenta y cinco años después de su publicación, pero a mí algunas de sus ideas me han llamado la atención. Por ejemplo, el batido de leche con regaliz, que este señor propone para tomar antes de irse a la cama:
Disolver dos cucharadas de leche descremada en polvo en ½ litro de leche descremada líquida (¡qué ganas de complicar las cosas!), y agregar una cucharadita de extracto de regaliz. Batir.

Os prometo que no me lo he inventado.

jueves, 7 de noviembre de 2013

El arte de pensar


Cuando estaba en el colegio las odiaba. Ahora las saboreo incluso cuando no las comprendo. Me gustan las matemáticas y pienso que si en cierto periodo de mi vida no ha sido así, la culpa fue de la escuela y de mis maestros. Lo siento. Ya sé que queda muy mal buscar culpables, pero es evidente que los hay.
Cuando una de mis hijas comenzó a destacar en matemáticas nos sorprendimos. ¿De dónde ha salido ésta con sus sobresalientes en una asignatura que parece reservada para una minoría de "frikis" con gafas? En una familia donde todos aprecian la literatura, la historia y el arte, pensábamos que era una extraterrestre. Su evolución nos demuestra que, sencillamente, tuvo una buena profesora. Una auténtica maestra que antes que darle una fórmula y explicarle su desarrollo, prefería enseñarle a pensar.

Pensar es un arte olvidado. A los niños se les pide que hagan "borradores" para casi todo. Es una manera de dar respuestas sin compromiso. Luego, lo corriges y lo pasas a limpio. Sin embargo, nada hay más alejado de la vida cotidiana que hacer primero las cosas "en sucio". Cada cuestión a resolver requiere reflexionar un momento y actuar. Pensar conlleva no tragar todo lo que aparece en la televisión y no aceptar cualquier cosa que diga un político solo porque sea de este o de aquel color, pero, además, implica dialogar, leer, estudiar e interpretar las cosas a la luz de la verdad. 
El querido Juan Pablo II decía a los jóvenes que "los estudios deben ser un momento privilegiado de aprendizaje para la vida del espíritu", y los animaba diciendo: "¡Aprended a reflexionar más y más, aprended a pensar!" Desde hace siglos, se considera la juventud como la edad ideal para estudiar. Probablemente es cierto. No sé si es preciso ser joven para aprender, pero pienso que estudiar y reflexionar requiere de dos lujos poco apreciados: tiempo y silencio. Una vez logrados, el esfuerzo compensa. Hoy ha llegado a mis manos un libro infantil publicado en los años treinta del siglo pasado. Se llama "Reading and thinking". En la primera página sólo aparece una cita de Robert Burns que dice: "I have been happy thinking" (he sido feliz pensando).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).