miércoles, 19 de junio de 2013

¡Vive la paternidad responsable!

 
Hoy se habla mucho de la paternidad responsable y, muchas veces, se entiende como un concepto negativo. Evitar una nueva vida, aceptar el aborto como ‘remedio’ de un embarazo, separar la sexualidad de la concepción, son argumentos habituales a la hora de enseñar a los jóvenes lo que significa ser padres responsables.
Sin embargo, el significado de paternidad responsable no tiene una connotación negativa, sino todo lo contrario. Se trata de un concepto positivo en cuanto a que define cómo la transmisión de la vida debe ser una decisión ponderada donde el hombre y la mujer se comprometen a respetar los derechos fundamentales del hijo en caso de que éste fuera concebido.

Así lo explica la Gaudium et spes: “De común acuerdo y común esfuerzo (los cónyuges) se formarán un juicio recto, atendiendo tanto a su propio bien personal como al bien de los hijos, ya nacidos o todavía por venir, discerniendo las circunstancias de los tiempos y del estado de vida, tanto materiales como espirituales”.

martes, 18 de junio de 2013

El aborto no es un mal 'inevitable'

 
La mentalidad de nuestra sociedad tiende a considerar la existencia de leyes contrarias a la vida, como las que legalizan el aborto, la esterilización o la fertilización in vitro, como inevitables. Los políticos, en el mejor de los casos, hablan de ellas como de un mal necesario para evitar otro mayor, y los ciudadanos aceptan su existencia como irremediable.
No lo consideraba así Juan Pablo II que afirmaba que tales leyes constituyen un germen de corrupción de la sociedad, una estructura de pecado. Decir que el aborto es inevitable es lo mismo que defender que la guerra o el exterminio racial también lo son.

Es preciso olvidar de una vez esos argumentos propios de una sociedad cada vez más degenerada y ser conscientes de que la causa de la defensa de la vida no sólo implica una renovación moral, sino también, una regeneración civil.

lunes, 17 de junio de 2013

Prisoneros del consumo

 
Vivimos una época de consumismo desenfrenado y compulsivo. Incluso en medio de esta gran crisis económica que afecta prácticamente a todo occidente, los móviles, televisores y consolas de última generación son adquiridos rápidamente por nuestros jóvenes. Existe un deseo desenfrenado de poseer el último modelo de cualquier cosa, la ropa de marca, las zapatillas que usan los ídolos y, en general, todo lo que la publicidad ofrece con insistencia a hora y a deshora.
El consumismo es lo más parecido a una ideología que ofrece felicidad a cambio de un gasto económico. Sinceramente, a veces, cuando veo esos anuncios televisivos en los que se prometen nuevas emociones y satisfacciones inmediatas, no estoy segura de si lo que publicitan es una cerveza, una marca de coches o un desodorante. En el fondo da igual. El mensaje es siempre el mismo: ¡compra y se feliz!

Lo malo no es el anuncio, sino nuestra credulidad. Y luego, un día miras a tu alrededor y te ves rodeado de ropa que no te pones, aparatos que funcionan pero que no usas porque ya no están de moda, y todo tipo de productos que ya no recuerdas para qué sirven. En una ocasión escuché decir a alguien: "cuánto más compro, más feliz hoy". Si llegamos a ese extremo, creo que deberíamos hacérnoslo mirar.

sábado, 15 de junio de 2013

Jornada de la Evangelium vitae

 
Hoy y mañana se celebra en Roma, dentro de los actos del Año de la Fe, la “Jornada de la Evangelium Vitae”. Miles de peregrinos de todo el mundo tienen la oportunidad de reunirse con el Papa para dar testimonio del valor sagrado de la vida.

viernes, 14 de junio de 2013

jueves, 13 de junio de 2013

Celebrar la vida y celebrar la muerte

 
Tres académicos de la Universidad de Oxford han pedido ser congelados al morir para poder volver a la vida en el futuro. Según explica The Sunday Times, los interesados estarían dispuestos a pagar hasta 60.000 euros por volver a la vida. Pretenden que dentro de 100 o 200 años los revivan y los curen de la enfermedad que los llevó a la muerte, y califican el proceso de emocionante. Sinceramente, me parece que pretenden pagar baratísimo una resurrección.
Personalmente, yo no daría un duro por ello. La vida es un don bellísimo que nos ha sido regalado y hay que celebrarla hasta el último instante, pero aceptando que la muerte es uno de los componentes de la condición humana, y ni con mucho, el peor. Cierto que es un drama donde se produce la separación de aquellos a quienes amamos y la destrucción de nuestro cuerpo, ese al que estamos tan apegados. Sin embargo, es también dar el paso definitivo, de la mano de la Virgen, a la vida eterna. Creo y espero, y eso sí que es emocionante.

miércoles, 12 de junio de 2013

¡Protege la vida!

 
«¡Respeta, defiende, ama y sirve a la vida, a toda vida humana!» Esta es la exhortación que Juan Pablo II hace a todos a través de la encíclica Evangelium vitae, donde el Papa insiste en que la vida y su defensa no es prerrogativa única de los cristianos, sino que pertenece a toda conciencia humana que aspira a la verdad y está atenta y preocupada por la suerte de la humanidad.
Hoy, desgraciadamente, esa conciencia universal se encuentra oscurecida y la vida, especialmente la de los más débiles, está infravalorada y relativizada. Es por ello que se imponen leyes abortistas o que promocionan la eutanasia, legislaciones que atentan contra la vida humana, especialmente la de los enfermos, discapacitados, ancianos y no nacidos.

Es cierto que el valor sagrado y religioso de la vida, creada por Dios a su imagen, hace que cualquier creyente 'entienda', desde el punto de vista de la fe, que la vida es el don primero, y que su cuidado y protección es una obligación fundamental; pero la defensa de la vida no es una causa que interpela sólo a los creyentes, pues el valor de la vida humana puede ser comprendido por cualquier persona a la luz de la razón.
«Todo delito contra la vida es un atentado contra la paz». Si queremos humanizar nuestra sociedad es necesario poner los medios para que la vida y la dignidad humana sean respetadas y defendidas siempre.

lunes, 10 de junio de 2013

Spain is gay friendly

 
El Presidente Obama, en su última investidura, quiso ser políticamente correcto y agradecer públicamente a quienes habían aportado tantos millones para lograr su elección y su reelección, y para ello tuvo un gesto con el lobby gay, invitando a un poeta cubano a recitar sus poesías y dejando bien claro que no lo hacía por motivos culturales o por su aprecio hacia la literatura, sino para que el escritor fuera, y así fue presentado, el primer poeta perteneciente a la comunidad LGTB que participaba en una ceremonia inaugural. Un absurdo, porque digo yo que sus méritos serán artísticos o literarios, pero no habrá que valorarlos en función de su inclinación sexual. ¿O sí?
Y ahora Obama nos manda a Madrid un nuevo embajador perteneciente a la comunidad LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales). No es que yo quiera insistir en este hecho, sino que el diplomático se presenta a sí mismo como activista gay (¿es eso lo que le define?), miembro de un grupo de presión con poder y dinero, capaz de colocar en la presidencia del país más poderoso del mundo a un títere que promocione la ideología de género, el homosexualismo político y el aborto.

Hace tiempo, la revista Newsweek calificó a Obama como el primer presidente homosexual de Estados Unidos. Muy cierto, se doblega ante cualquier cosa que este poderoso lobby le imponga y, curiosamente, quiere para ellos lo que antes se consideraba denigrante para las mujeres. No hace tanto tiempo, en 1995, la Conferencia Mundial de la Mujer de Pekín declaró la maternidad un obstáculo para el desarrollo sano de las mujeres. Hoy, el lobby gay quiere, no sólo la legalización del  "matrimonio homosexual ", sino ser padres entre ellos (lo cual hasta un niño pequeño sabe que es imposible), y lo logran a través de la fiv (con 'donación' pagada de óvulos, por supuesto), o pretendiendo adoptar.
La ideología de género difunde un concepto de identidad sexual según el cual ésta depende únicamente de las inclinaciones y deseos de cada individuo, que puede elegir a qué sexo pertenece e, incluso, pasar de un sexo a otro. En España esta ideología está tan extendida que el nuevo embajador y su 'pareja' han encontrado el camino trillado. Cuando un hombre es un narizotas decimos que toda su cara es nariz; pues bien, en la España actual, todo el país es Chueca, y por absurdos que sean los postulados que defienden la ideología de género y el lobby gay, la fuerza de la publicidad es tan grande, que los ciudadanos tragan con tragaderas inmensas. Decía Orwell que “hoy, la primera labor del hombre intelectual es recordar lo obvio”.  No estaría mal que nos pusiéramos a ello.

El espíritu de una carmelita

 
No todos los siglos necesitan de una reforma grandiosa como la de nuestra Santa Madre Teresa, ni en todas las épocas existen tiranías que nos dan la posibilidad de apoyar nuestra cabeza en el cadalso para defender nuestra fe y el ideal de nuestra Orden, como en el caso de las 16 carmelitas de Compiegne; pero todas las que ingresen en el Carmelo tienen que entregarse totalmente al Señor.
Sólo la que valore su lugarcito en el coro frente al Tabernáculo más que todas las glorias del mundo puede vivir aquí; y aquí encontrará, sin duda alguna, una felicidad como no la puede dar ninguna gloria del mundo. El orden de nuestro día nos garantiza horas de diálogo con el Señor, y sobre ellas se fundamenta nuestra vida. En el Carmelo rezamos el Breviario, lo mismo que los sacerdotes y las otras órdenes antiguas, y ese “Oficio Divino” es para nosotras, como para ellos, una obligación sagrada. Pero ése no es nuestro fundamento último. Lo que Dios obra en nuestras almas, en las horas de oración interior, está por encima de la mirada de los hombres; es gracia tras gracia, y todas las otras horas de nuestra vida son una constante acción de gracias por ello.

Para las carmelitas, en sus condiciones de vida cotidiana, no existe otra posibilidad de responder al amor de Dios que cumplir lo más fielmente posible con sus obligaciones diarias, hasta las más pequeñas; ofrecer los sacrificios más insignificantes, que exige de un espíritu vital la estructuración de los días y de toda la vida, hasta en sus detalles más pequeños, y esto día a día y año a año; presentar al Señor todas las renuncias que exige la convivencia constante con personas totalmente distintas a nosotras, y esto con una sonrisa en los labios.
A eso se agrega, además, lo que el Señor le pide a cada alma como sacrificio personal. Ese es el “caminito”, un ramo de florecillas insignificantes que son depositadas cada día frente al Santísimo, quizás un martirio silencioso que se extiende a lo largo de toda la vida y del cual nadie tiene noticia, pero que a la vez representa una fuente de paz profunda, de alegría y un manantial de la gracia que brota en medio del mundo, sin que nosotras sepamos a dónde se dirige y sin que los hombres que la reciben sepan de dónde viene.

Sobre la historia y el espíritu del Carmelo, de Edith Stein

domingo, 9 de junio de 2013

Enseñar a ser discretos


La virtud de la discreción no es un don muy apreciado hoy en día. Por el contrario, se reconoce el valor de aquellos que exponen lo íntimo de su vida al juicio público, dando a conocer, de paso, los hechos de las vidas de otros. Si observamos lo que ocurre en televisión, veremos que los programas más seguidos son, precisamente, aquellos en los que la cámara ‘espía’ lo que otros hacen o dicen, o los espectáculos degradantes en los que seudo-periodistas y fotógrafos dan a conocer las bajezas ajenas y, a veces, las propias.
Ser discreto no significa ser una tumba, no hablar con nadie o saber mantener secretos. La discreción es la virtud de aquel que, en cada momento, sabe lo que puede hablar y lo que debe callar, sin que nadie le pida previamente un juramento de silencio. Todos sabemos cosas que, por un motivo u otro, no deben ser reveladas. Y no porque sean secretos que deben permanecer para siempre ocultos, sino porque no nos corresponde a nosotros darlos a conocer.

El discreto no pregunta insanamente con avidez sólo por saciar su curiosidad; ni habla por hablar, ni opina sobre otros sin conocimiento de causa. Pero en un mundo donde todo se mueve muy deprisa, es raro que nos acostumbremos a parar simplemente para reflexionar. A los niños les enseñamos a tomar decisiones, a estar siempre en movimiento, con ocupaciones escolares y extraescolares, y ellos solos aprenden, rápidamente, a navegar por las redes sociales y pasan el día tuiteando. Nada de esto me parece negativo, pero no olvidemos que nadie debería tomar decisiones sin haber meditado o reflexionado antes. Enseñar a decidir es enseñar a reflexionar; y la reflexión implica discernimiento; y el discernimiento, discreción.

sábado, 8 de junio de 2013

Diario de un embarazo


 
Día 1: Tras la fecundación del óvulo, comienza el desarrollo celular. Ya hay vida humana. Antes de implantarse en el útero, el nuevo ser tiene ya los 46 cromosomas del código genético que va a programar y guíar el desarrollo de esta nueva vida.
Día 4: Sigue aún en las trompas de Falopio. Las células de este nuevo ser humano han comenzado a diferenciarse.

Día 8: El embrión (el preembrión no existe), se implanta en el útero materno. Ya se compone de cientos de células y ha desarrollado una hormona protectora que evita el rechazo de la nueva criatura por parte del cuerpo de la madre.
Día 17: El hígado del embrión ha desarrollado sus propias células sanguíneas. Los órganos, (cerebro, riñones, huesos, etc.), se están formando.

Día 18: Ya se aprecian las contracciones del músculo del corazón.
Día 20: Han comenzado a desarrollarse los ojos y la base del sistema nervioso.

Día 28: La madre sospecha un embarazo al no tener la menstruación. Para entonces, en este pequeño ser humano se aprecian ya los ojos, la médula espinal, el sistema nervioso, los pulmones, el estómago y los intestinos. Su corazón bombea sangre desde hace diez días.
Día 40: La energía de su corazón alcanza casi el 20% de la de un adulto. Se le puede hacer un electrocardiograma.

Día 42: Su esqueleto está completo. Tiene órganos genitales bien diferenciados. Se pueden registrar sus ondas cerebrales en un electroencefalograma.
Día 49: Tiene seis semanas y media. Muchas mujeres se plantean un aborto en estas fechas. Sus labios se abren y cierran. Hace muecas, saca la lengua, su cerebro está completo, las huellas digitales de los pies han quedado fijadas para siempre.

Día 56: Tiene ocho semanas, cierra la mano en puño y la abre, tiene hipo, se chupa el pulgar, duerme y se despierta.
Día 60: Mide cuatro centímetros y pesa cuatro gramos. A partir de ahora irá poco a poco creciendo. Está totalmente formado. Sus órganos funcionan así como los músculos y nervios. Da volteretas, hace gestos, mueve piernas y brazos, oye ruidos. Han pasado las diez semanas más importantes de su vida.

Basado en "Vida y muerte en el seno de una madre".

jueves, 6 de junio de 2013

¿Qué es el Evangelio de la Vida?

 
Explica Juan Pablo II que el núcleo del Evangelio de la Vida es anuncio de un Dios vivo y cercano, que nos llama a una profunda comunión con El y nos abre a la esperanza segura de la vida eterna; es afirmación del vínculo indivisible que fluye entre la persona, su vida y su corporeidad; es presentación de la vida humana como vida de relación, don de Dios, fruto y signo de su amor; es proclamación de la extraordinaria relación de Jesús con cada hombre, que permite reconocer en cada rostro humano el rostro de Cristo; es manifestación del «don sincero de sí mismo» como tarea y lugar de realización plena de la propia libertad.
En resumen:

La vida humana, don precioso de Dios, es sagrada e inviolable, y por esto, en particular, son absolutamente inaceptables el aborto procurado y la eutanasia.
La vida del hombre no sólo no debe ser suprimida, sino que debe ser protegida con todo cuidado amoroso.

La vida encuentra su sentido en el amor recibido y dado, en cuyo horizonte hallan su plena verdad la sexualidad y la procreación humana; en este amor incluso el sufrimiento y la muerte tienen un sentido y, aun permaneciendo el misterio que los envuelve, pueden llegar a ser acontecimientos de salvación;
El respeto de la vida exige que la ciencia y la técnica estén siempre ordenadas al hombre y a su desarrollo integral;

Toda la sociedad debe respetar, defender y promover la dignidad de cada persona humana, en todo momento y condición de su vida.
(Evangelium vitae)

Políticos honrados

 
Pedro Garde, alcalde de Sisante, pueblo de Cuenca, se opuso al cierre de las urgencias hospitalarias anunciado por María Dolores de Cospedal; con su iniciativa se aprobó que los miembros de la Corporación destinasen la totalidad de sus ingresos a pagar un médico para el pueblo. Elena Biurrun, alcaldesa de Torrelodones (Madrid), se bajó el suelo un 20% y renunció al coche oficial. Ramón Marí, alcalde de Albal, Valencia, denunció un caso de corrupción y entregará el dinero ganado en esta campaña a una asociación para la lucha contra el cáncer.
Aquarius hace un homenaje a los políticos honrados. Con este anuncio piensan llamar la atención, puesto que su finalidad es la publicidad. ¿No os parece curioso que para llamar la atención de sus clientes recurran a los políticos honrados?  Sin duda los ciudadanos estamos ansiosos de ver que los políticos ponen su labor al servicio de los ciudadanos, y no para sacar tajada. Desgraciadamente, los malos ejemplos son tan abundantes que de vez en cuando viene bien recordar que también hay quien se dedica a la política para trabajar por el bien común.


miércoles, 5 de junio de 2013

Aborto por nacimiento parcial

 
El ser humano de la imagen es un condenado a muerte. No ha sido juzgado por nada; es absolutamente inocente. Sus padres y una sociedad hipócrita y decadente lo han condenado a morir en el útero de su madre. Primero le sacarán el cuerpo, pero dejarán la cabeza dentro, para que  no ‘conste’ que ha nacido. Entonces le introducirán un punzón en la nuca para destrozar su médula espinal, e intentarán matarlo. Aun así, es posible que nazca vivo. Destrozado, pero vivo. Casi no podrá respirar, y será colocado sobre una plancha metálica, desnudo, sin oxígeno, a la espera de que muera. Aunque estará moribundo, nadie le dará cuidados paliativos. Y nadie irá a la cárcel, porque matar a un inocente es legal en muchos países del mundo… Incluso es posible que tu hayas pagado su muerte con tus impuestos.

¿Han ganado ellos a pesar de todo?


Una de las cosas que más me llama la atención del ateísmo es el hecho de que no se limita ‘a no creer’, sino que, como ideología que es, pretende crear e imponer una pseudoteología que proyecte su defendida ‘no existencia de Dios’ en la vida humana.
En Europa, en otro tiempo, había una distinción clara entre la cultura marxista que se extendía por los países comunistas y la cultura de influencia cristiana, donde existía un reconocimiento tácito de ciertos valores morales, se practicaran estos o no. Hoy, sin embargo, el telón de acero ha caído, el comunismo se ha hundido, pero los antivalores que profesaba han invadido al resto, de forma que el ateísmo y el indiferentismo religioso se han extendidoLos países que entonces no eran comunistas, se avergüenzan y se niegan a reconocer sus raíces cristianas.

Cuestiones como la superpoblación, la anticoncepción, el aborto, la esterilización, la fecundación in vitro, son temas a tratar desde un punto de vista ‘laicista’, dicen los que defienden esta postura. De ahí los famosos argumentos demagógicos como: “el aborto no obliga a nadie a abortar”, “todos tienen derecho a tener hijos” (en defensa de la fiv), “los padres tienen derecho a hijos sanos” (en defensa de la eugenesia), etc.
Evidentemente no se trata de imponer una religión a nadie, pues toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, pero es innegable que estos aspectos de la vida que he mencionado no están al margen del juicio moral. Y los cristianos tenemos el reto de propagar los valores evangélicos en una sociedad laicista que ataca todo lo que proviene de la fe en Dios, porque la salida de la crisis no vendrá por la aplicación de un programa político, sino por la vuelta a los valores éticos.

martes, 4 de junio de 2013

¿Cómo un individuo humano podría no ser persona humana?

 
Hoy es la propia ciencia la que demanda la condena del aborto, una vez demostrado sin lugar a dudas que el óvulo fecundado da lugar a un embrión (el pre-embrión no existe) con una dotación genética individual, distinta de la de la madre.
Las técnicas de diagnóstico prenatal, la genética, los estudios biológicos, la embriología, etc. nos dicen que el embrión humano es un ser que de ninguna manera forma parte del cuerpo de la madre, sino que se desarrolla, crece y se acoge en el.

Es lógico, por tanto, que demos un salto cualitativo de la ciencia a la filosofía, a la política y al derecho, y reconozcamos que si la medicina afirma que desde la fecundación hay un nuevo ser de la especie humana, ese ser es una persona. Eliminar un feto o un embrión mediante el aborto es matar a una persona.
Es posible que algunos discutan el hecho de que ese ser humano concebido aún no está plenamente desarrollado y defiendan por ello el aborto. Es un debate falso, puesto que no es la cuantidad lo que define al hombre, por lo que tanto si ya tiene brazos y piernas, como si no los tiene aún, ese ser humano es un individuo humano; y ¿cómo un individuo humano podría no ser persona humana? (Donum vitae).

El aborto por succión y curetaje


El aborto por succión y curetaje es un procedimiento común en el tercer mes del embarazo, normalmente se utiliza cuando el feto tiene entre ocho y doce semanas.
 
Se dilata la cerviz de la madre para introducir una cánula en el útero. La cánula, de plástico, se conecta a una bomba que va succionando al vacío. El pequeño feto es absorbido por la bomba, ya sea completo o en pedazos.

Posteriormente, se extraen del mismo modo el líquido amniótico y la placenta. Por último, el interior del útero es raspado con un instrumento llamado cureta, y se vuelve a aspirar para eliminar cualquier pequeño trozo que hubiera podido quedar en el interior.
El ‘médico’ abortista Harlan Raymond Giles, autor de más de 40.000 abortos por succión y curetaje, afirma que en ocasiones el feto, al salir succionado por el aspirador uterino, aún está vivo. Esto sucede porque, según sea el tamaño del feto, éste muere de diferentes formas: a veces, el catéter, al acercarlo al feto, lo desgarra muriendo éste dentro del útero. Si el feto es lo suficientemente pequeño para pasar por el tubo del aspirador uterino, al ser succionado muere en el trayecto o al llegar a la botella de succión.  

Fuente: Priests for life
Hacer clik sobre la fotografía para verla ampliada

lunes, 3 de junio de 2013

La guerra, suicidio de la humanidad

 
“La guerra – ha dicho el Papa Francisco- es el suicidio de la humanidad porque mata el corazón y mata el amor”. La guerra no trae más que ruina material, destrucción, masacre y miserias. Las causas por las que se inician las guerras son múltiples. La mayor parte de las veces, surgen debido a un menosprecio de la dignidad del hombre.
Dice san Agustín: "Es tan grande el bien de la paz, que aun en las cosas terrenas y mortales no solemos oír cosa de mayor gusto, ni desear objeto más agradable, ni, finalmente, podemos hallar cosa mejor" (La Ciudad de Dios).

La causa de la Paz es tan grande y beneficiosa para la humanidad, que merece que hagamos un esfuerzo por extender una ‘cultura de la paz’, que nazca en las familias, que esté latente en la educación, en el arte, en el cine y, sobre todo, en los medios de comunicación y en la política, de manera que esas terribles guerras que ensangrentaron el siglo XX no vuelvan a repetirse.

La protección jurídica del no nacido (One of us)

 
En el mes de enero os hablaba de la iniciativa One of us, que pretende la protección jurídica de la dignidad, del derecho a la vida y de la integridad de todo ser humano desde la concepción, en los ámbitos de competencia de la UE.
En todos los países de la Unión Europea se están recogiendo firmas de apoyo a la propuesta. Su objetivo es llegar al millón de firmas, para poder presentar una iniciativa legislativa popular. De momento se han recogido unas 450.000, aunque de España tan sólo proceden 40.000 de las firmas.

Si aún no habéis firmado, aquí os dejo el enlace. Se trata de pedir la protección jurídica del más desprotegido.

domingo, 2 de junio de 2013

España necesita reconciliarse con sus raíces cristianas

 
Al contrario de lo que muchos piensan, la separación entre Iglesia y Estado es una fórmula que se debe al cristianismo, que suprimió el carácter sagrado del Estado y situó a Dios por encima de todo.
No lo entienden así nuestros políticos, que continuamente se quejan de la ‘influencia’ de la Iglesia sobre cuestiones estatales. Esto, evidentemente, es pura demagogia, porque una cosa es la separación de Iglesia y Estado, y otra muy distinta es reducir la religión a la esfera de lo privado. Por otra parte, el pensamiento único actual no permite que nadie defienda públicamente ninguna tesis políticamente incorrecta. Y lo políticamente correcto depende tanto del dinero y del poder…

¡Con cuánta facilidad los políticos cambian sus valores personales en función de los votos que reciben o que esperan recibir!  No deberíamos ser así los cristianos. Por suerte, nosotros no seguimos una ideología, una filosofía o un pensamiento. Seguimos a una Persona, somos testigos de Cristo, y no podemos seguir a Cristo fuera de su Iglesia, aunque algunos, en el colmo de la confusión, así lo afirmen.
Cuando oigo a ciertos políticos exigir que el Papa o los obispos callen acerca de determinadas cuestiones (normalmente referentes a la moral sexual, el aborto, el divorcio, el llamado ‘matrimonio’ homosexual, etc.), pedir que se quiten los crucifijos de las escuelas o los hospitales, u obligar a los ciudadanos a pagar impuestos destinados a matar seres humanos en el vientre de sus madres, me doy cuenta de cómo los partidos manipulan el derecho a la vida, a la libertad personal y a la libertad religiosa, que son parte del núcleo esencial de los derechos del hombre.

La libertad religiosa se realiza en la relación con los demás. Por tanto, nadie nos puede obligar a vivir nuestra fe en privado, a escondidas. Salgamos sin miedo de la madriguera en la que pretenden encerrarnos, porque ahora hay una gran necesidad de que España comience a reconciliarse con sus raíces cristianas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).