sábado, 7 de diciembre de 2013

La eugenesia y la mala memoria de la humanidad

 
Cuando comenzó a extenderse la práctica de la fecundación in vitro sus defensores afirmaban que era la única forma de vencer la esterilidad. Sin embargo, todos sabemos que la esterilidad persiste. Lo que se obtiene mediante esta técnica es la fabricación de un embrión humano en laboratorio para después ser congelado o traspasado al útero de la mujer cuyo óvulo ha sido fecundado, o al de una madre de alquiler (que llevará adelante la gestación del embrión fabricado con el óvulo de otra), o al de la mujer que llevará adelante el embarazo logrado con el óvulo de una 'donante' y que será en este caso considerada la madre; ¿en qué quedamos? Por no mencionar aquí las distintas variantes de 'padres' que surgen con estos métodos.
Con las nuevas técnicas, ya no se persigue sólo que las parejas estériles puedan tener hijos biológicos (o gestar los hijos biológicos de otros y 'sentirlos' propios), sino conseguir un hijo de buena calidad. La cuestión es que lo que nace aparentemente como un remedio para la esterilidad se convierte en una forma sofisticada de practicar la eugenesia. Antes de la existencia de las técnicas de fecundación in vitro, la eugenesia se practicaba mediante el aborto, la eutanasia y ciertas formas de prevención, como la esterilización de hombres y mujeres susceptibles de procrear hijos con enfermedades hereditarias.

Crear embriones de la especie humana para luego seleccionarlos y elegir quién debe vivir y quién debe morir lo dice todo acerca de la inmoralidad de la eugenesia. Practicar la eugenesia mediante la selección de hijos y la producción de seres humanos en un laboratorio, demuestra la mala memoria de la humanidad. Porque a lo largo de la historia se han cometido atrocidades raciales, genocidios y asesinatos en masa de enfermos y discapacitados, en nombre de ese mismo concepto. 
Muy mala memoria tenemos cuando queremos obviar las terribles injusticias que han ocurrido en el mundo desde que cuatro científicos y otros tantos filósofos y políticos locos pretendieron mejorar la especie humana usurpando el derecho a la vida, obligando a las madres a abortar, legalizando esterilizaciones forzosas y otras tantas brutalidades que todos conocemos. Hoy, a todo ello, hay que sumarle las nuevas formas de eugenesia.

4 comentarios:

Melodías por escrito dijo...

¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio :D
¡Un abrazo grande de parte de los tres!
www.melodiasporescrito.com

CHARO dijo...

Hola Elige, yo pienso que memoria si que hay lo que pasa es que es muy selectiva y nos olvidamos de aquello que nos conviene.......me horroriza pensar hasta donde vamos a llegar en esto de la manipulación humana ¿habrá fábricas futuras donde se fabriquen y se exiban los especímenes humanos más selectos para su venta? esto suena terrible ¿no? pues hace años que ya se está construyendo ladrillo a ladrillo.Besicos

Sacramento Rosales dijo...

Coincido con Charo, la memoria nos falla para lo que nos conviene.
Y es importante gente como tú que llame a las cosas por su nombre y nos refresque nuestra permisible doble moralidad.
Un abrazo.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Desde que el hombre se erige como El Hombre y se autodimina Dueño y Señor de lo creado, se le antoja dominar el mundo, y lo estropea todo.

No es extraño observar que el llamado y considerado a sí mismo Hombre, trata de someter y dirigir al hombre. Y empieza la guerra, guerra de la que nosotros también somos espectadores y tenemos nuestro papel.

Un papel que no basta con mirar desde la butaca, sino que hay que bajar al ruedo y participar. Posiblemente esas son las periferias de las que habla el Papa Francisco.

Nuestro grito tiene que oírse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).