viernes, 6 de diciembre de 2013

La amniocentesis: nació para dar vida, pero hoy supone una amenaza de muerte


William Liley fue el médico neozelandés que inventó lo que conocemos como la prueba de la amniocentesis.  En alguna otra entrada os he hablado de él para comentar que lo que nació como un medio para detectar y curar a los niños que padecían incompatibilidad Rh, acabó convirtiéndose en causa de la muerte de muchos.

Liley realizaba la amniocentesis para averiguar en qué estado se encontraba el feto cuando existía incompatibilidad RH, es decir, cuando su tipo de sangre era RH positiva y la de su madre negativa. Si la sangre del bebé es Rh+ y llega hasta el torrente sanguíneo de la madre, su cuerpo produce anticuerpos que pueden dañar al niño causándole anemia. Liley fue pionero en realizar transfusiones en el útero para salvar la vida de los niños.
Detectar este problema supuso un gran adelanto en los años sesenta, y lo que empezó como un avance médico enfocado a salvar vidas, se ha transformado con el tiempo en una amenaza para los bebés que aún se encuentran en el seno de sus madres. La amniocentesis ha convertido el útero materno en uno de los lugares más peligrosos del mundo, especialmente para aquellas personas que tienen alteraciones cromosómicas o malformaciones congénitas. Y todo debido a esa mentalidad eugenésica que lleva años invadiendo Europa y América y que propugna (a veces de forma sutil, hipócrita y escondida) un 'perfeccionamiento' de la raza humana que conlleva la eliminación de los enfermos, débiles y disminuidos.

Lo paradójico del caso es que William Liley fue un gran defensor de la vida naciente y sufrió viendo cómo sus logros científicos se aplicaban en matar a aquellos que llevan la marca, el estigma, de la enfermedad.   

3 comentarios:

Alejandra dijo...

Que pena realmente....
Debe ser doloroso que algo que has inventado y que está destinado a salvar, sea utilizado por otros para asesinar.....

AMBAR dijo...

Hace un montón de tiempo que no te visito, los dias se me van y ni me entero.
Hoy he dado un buen repaso por unas cuentas de tus publicaciones y he encontrado cosas muy interesantes, procuraré pasar más seguido.
Triste que los mandatarios y otros tengan el poder de decidir quien vive y quien muere.
Un buen fin de semana y un abrazo.
Ambar

icue dijo...

Gracias por tu entrada que deja claro el camino a seguir por los que aman la vida.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).