sábado, 7 de septiembre de 2013

Un espectáculo alarmante

 
La humanidad, decía Juan Pablo II, nos ofrece un espectáculo verdaderamente alarmante. Se refería el Papa a la gran cantidad de atentados contra la vida que a diario se producen y que reciben la aprobación mayoritaria de la sociedad.
Un ejemplo de ello lo leo hoy en twiter. Un matrimonio norteamericano desea a toda costa tener un hijo. Después de intentarlo mediante distintos tratamientos médicos, deciden recurrir a la fertilización in vitro. En otras palabras, con la ayuda de un moderno Dr. Frankenstein se proponen fabricar un hijo en un laboratorio. Todo el mundo sabe que estas técnicas conllevan el riesgo de un embarazo múltiple. La mujer queda embarazada de gemelos y se agarra un calentón: “Estoy acostada en la camilla, aturdida e infeliz, mientras recibo la noticia de que hay dos sacos sanos presentes”, escribe la madre en su blog. ¡Menudo disgusto! Después de tantos años de intentar ser madre, y de recurrir a una técnica inmoral que conlleva la muerte de embriones humanos, ahora se encuentra con que en su útero hay ¡dos sacos sanos presentes! ¡Qué tragedia! ¡Gemelos!

Por suerte, aún no han optado por la reducción embrionaria. Ésta consiste en matar a uno de los bebés inyectándole cloruro de potasio. Los internautas animan a los futuros padres para que no se agobien e intentan consolarlos. Pobrecitos… querían ser papás, pero sin follones.
Verdaderamente, un espectáculo alarmante.

3 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Un desorden natural que origina el hedonismo y, por consiguiente, el rechazo de Dios.

Ahora también los abuelos quieren ser padres. Es decir, cuando corresponde ser abuelos, quieren ser padres.

Primero a vivir la vida mientras son jóvenes, y luego cuando su papel es el de ser abuelos, ellos hacen de padres. El mundo al revés.

Maria del Rayo dijo...

Que Nuestro Señor se apiade de nosotros y nos perdone!!

Teresa dijo...

Juan Pablo II fue profético y detectó lo que serían actos gravísimos, que entonces comenzaban pero que ahora se han extendido de tal manera que todo el mundo los considera normales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).