miércoles, 4 de septiembre de 2013

Respetar la naturaleza es respetar la vida

 
¿Es posible oponerse a la destrucción del mundo, cuando en nombre del bienestar y de la comodidad se admiten el exterminio de los niños por nacer, la muerte provocada de los ancianos y de los enfermos, y en nombre del progreso se realizan inadmisibles intervenciones y manipulaciones en los mismos inicios de la vida humana? Esta pregunta se la hacía Juan Pablo II finales del siglo XX; un siglo plagado de guerras y de armas de destrucción masiva, y caracterizado por la legalización del aborto y la manipulación de las vidas humanas. Pero un tiempo también en el que la conciencia social a favor de la protección de la naturaleza creció de forma espectacular.
El mayor bien de la naturaleza es el mismo hombre, por mucho que algunos falsos ecologistas aboguen por el aborto con la excusa de defender así la Tierra de una hipotética superpoblación que, según dicen, acabaría con los recursos naturales. ¡Cuánta mentira encierran estas palabras! Destruir la naturaleza es despreciar al hombre. Pero nunca habrá una verdadera ecología sin un respeto auténtico al ser humano; porque el respeto a la vida, es el primer signo del respeto a la naturaleza.

5 comentarios:

Teresa dijo...

No podremos hablar de verdadera ecología mientras que el cuidado de la vida no sea algo prioritario.

¡Me alegro de verte de vuelta!

Belen dijo...

Completamente de acuerdo elige.

Un cariñoso saludo :)

martina dijo...

Ciao carissima! E' la cosa più semplice da capire, eppure c'è chi nega questa evidenza così lapalissiana. E negando la natura si arriva anche a negare di conseguenza Dio. Un caro abbraccio e buona giornata nel nome di Gesù e Maria

Javier dijo...

Ambas cosas: defensa del medio ambiente y protección de la vida.
La naturaleza nos la dio Dios para cuidarla. La vida humana también en mayor grado. El pecado original dejó al hombre echo un asco: miremos este mundo patas arriba, pero la oración lo puede todo.
Escribí esta oración por la vida, no sé si ya pasé por este blog y dejé el enlace en otro comentario, pero si te quieres unir aquí te dejo la dirección:
. http://333maranatha.blogspot.com.es/2013/08/oracion-por-el-fin-del-aborto-oracion.html
.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Paradojas de la vida. Cuidamos la naturaleza y la vida natural y matamos la vida humana. ¿Alguien lo puede entender?

Sólo desde una búsqueda hedonista de establecer un mundo que lo facilite, la vida puede estorbar como también la justicia y la paz.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).