sábado, 8 de junio de 2013

Diario de un embarazo


 
Día 1: Tras la fecundación del óvulo, comienza el desarrollo celular. Ya hay vida humana. Antes de implantarse en el útero, el nuevo ser tiene ya los 46 cromosomas del código genético que va a programar y guíar el desarrollo de esta nueva vida.
Día 4: Sigue aún en las trompas de Falopio. Las células de este nuevo ser humano han comenzado a diferenciarse.

Día 8: El embrión (el preembrión no existe), se implanta en el útero materno. Ya se compone de cientos de células y ha desarrollado una hormona protectora que evita el rechazo de la nueva criatura por parte del cuerpo de la madre.
Día 17: El hígado del embrión ha desarrollado sus propias células sanguíneas. Los órganos, (cerebro, riñones, huesos, etc.), se están formando.

Día 18: Ya se aprecian las contracciones del músculo del corazón.
Día 20: Han comenzado a desarrollarse los ojos y la base del sistema nervioso.

Día 28: La madre sospecha un embarazo al no tener la menstruación. Para entonces, en este pequeño ser humano se aprecian ya los ojos, la médula espinal, el sistema nervioso, los pulmones, el estómago y los intestinos. Su corazón bombea sangre desde hace diez días.
Día 40: La energía de su corazón alcanza casi el 20% de la de un adulto. Se le puede hacer un electrocardiograma.

Día 42: Su esqueleto está completo. Tiene órganos genitales bien diferenciados. Se pueden registrar sus ondas cerebrales en un electroencefalograma.
Día 49: Tiene seis semanas y media. Muchas mujeres se plantean un aborto en estas fechas. Sus labios se abren y cierran. Hace muecas, saca la lengua, su cerebro está completo, las huellas digitales de los pies han quedado fijadas para siempre.

Día 56: Tiene ocho semanas, cierra la mano en puño y la abre, tiene hipo, se chupa el pulgar, duerme y se despierta.
Día 60: Mide cuatro centímetros y pesa cuatro gramos. A partir de ahora irá poco a poco creciendo. Está totalmente formado. Sus órganos funcionan así como los músculos y nervios. Da volteretas, hace gestos, mueve piernas y brazos, oye ruidos. Han pasado las diez semanas más importantes de su vida.

Basado en "Vida y muerte en el seno de una madre".

5 comentarios:

quedateenminube dijo...

Es un milagro de Dios, es lo más bonito del mundo y es nuestro hijo desde el momento de la fecundación. Fantástico tu diario del desarrollo.
¡Feliz fin de semana! Un abrazo!

Una Julieta de Jesùs dijo...

Un abrazo elige hermanita ! repitamos cada dìa ! cada instante !

Si ! a Dios ! Si al Milagro màs maravilloso que nos ha dado la vida !
Bendita seas hermanita de todo corazòn * Paz y Bien *

'Mrswells' dijo...

Las cosas que ocurren ahí dentro mientras una está , a veces , sin enterarse?

Discrepo en que se sospecha en el día 28 al faltar la menstruació.

Muchas veces la madre nota desde el primer día todo lo que está ocurriendo, entre otras cosas porque la Naturaleza se encarga de darle signos inequívocos..como si estuviera subida en un barco o en una nave espacial, no solo por el mareo y las nauseas..aunque también. De pronto los olores de todo, lo que sientes ante la comida u otras cosas

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. Vida inocente, tenemos un matadero de chiquillos en Ansoáin, aquí, en Navarra, es una enorme desgracia y un signo de la lepra moral que carcome este viejo reyno y resto de las Españas. Un abrazo.

De Corazón a Corazón dijo...

Muy buena aportación!
Sólo una observación al final dice "60 días" en lugar de 70...

Felicitaciones!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).