lunes, 27 de mayo de 2013

Los "doctores frankenstein" y la experimentación con fetos abortados

Son muchas las personas que se lucran dentro de la industria del aborto. Las clínicas abortistas, por ejemplo, no sólo ganan dinero de las 'pacientes' que se realizan abortos, sino que en muchas ocasiones también se enriquecen vendiendo por partes los fetos abortados.
Sus compradores son empresas y laboratorios dedicados a la investigación. Existen notas de pedidos de investigadores solicitando partes de fetos abortados, y listas de precios para órganos y tejidos fetales.
Suzanne Rini es una investigadora de Pittsburgh que, en 1993 publicó un libro titulado "Más allá del aborto: Una crónica de la experimentación fetal", en el que explica que los científicos han hecho uso de tejido fetal al menos desde los años treinta. Imagino que más de uno se preguntará qué tiene de malo usar tejidos de cadáver para investigar, si el resultado final es la curación de una enfermedad que ayude a la humanidad. Pero lo que se denuncia aquí es la inmoralidad del tráfico de cadáveres de fetos que han sido asesinados, por parte de abortorios y 'médicos' que sacan tajada de la muerte no natural de seres humanos a los que se les niega el derecho a nacer.
Todos conocemos al doctor Frankenstein, el famoso personaje de la novela de Mary Shelley. Cuando leemos su historia o lo vemos en el cine pensamos que es pura ciencia ficción. Sin embargo, y para nuestra desgracia, hay muchos "doctores frankenstein" en nuestro entorno experimentando con cuerpos humanos asesinados mediante el aborto, o incluso con vidas humanas que sobreviven, aunque sea unas horas, a este asesinato legalizado. Una vez abierta la puerta a la deshumanización, suceden cosas terribles, como la utilización de fetos que han sobrevivido al aborto. Es el caso del investigador Geoffrey Chamberlain que, en los años sesenta, utilizó dos fetos abortados vivos y los unió a una placenta artificial para comprobar si podían sobrevivir, algo que por supuesto no prosperó. La revista médica "The American Journal of Obstetrics and Gynecology" publicó su experimento en la edición de Marzo de 1968, y Chamberlain, no sólo no acabó en la cárcel, sino que recibió un premio por sus investigaciones.

10 comentarios:

Belen dijo...

¿Así de maravilloso es el siglo XXI?
Cuando descubro estas "perlas" de la ciencia...te prometo que me encantaría haber nacido en la edad de piedra.

Un cariñoso saludo.

Gonzalo dijo...

Es terrorífico lo que cuentas. El siglo XX ha sido un siglo lleno de terror, guerras y ataques a la vida y el presente está en nuestras manos cambiarlo, empezando por prohibir la fiv porque los que la practican también tienen mucho de franquestein.

eligelavida dijo...

Hola Belén y Gonzalo! Es curioso que los dos hagáis referencia a nuestro tiempo. Y es que la ciencia ha ido avanzando sin una regulación adecuada, y la sociedad ha aceptado como natural todos los logros. Sin embargo, no todo lo técnicamente factible es ético.

Sancho dijo...

El experimento que relatas con fetos abortados vivos es peor que cualquier película de ciencia ficción, una degradación absoluta.

CHARO dijo...

Es tan horrible lo que dices que me hace pensar en los horrores que tendremos que ver todavía porque esto no se detendrá ya que hay demasiados intereses creados.......Besotes

Antonio dijo...

Parece una peli de serie "b" de terror.....ESPELUZNANTE. Cada dia nos alejamos mas del ser humano para convertirnos en "homoterroríbilis".

gosspi dijo...

Es para quedarse perplejo.....cada vez me sorprende mas el MAL y que parece infinito.....que barbaridad...todo esto me lleva a acercarme mas a la Bondad y rezar por estos martires del siglo ...de los siglos!!!!

'Mrswells' dijo...

Que horrores estamos viviendo delante de nuestras narices. Ya nada tiene sentido en esta sociedad excepto rezar, hacer penitencia, proteger a las familias y a la Tradición

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. ¡Qué importante es estar bien informado! Al hablar con los proabortistas puedo añadir fechorías y experimentos apra que horrorizarlos com todos aquí, humanamente lo estamos.Un abrazo.

Teresa dijo...

Hoy he oído en la radio lo sucedido en China con la aparición de un bebé en unas tuberías. Es algo espantoso. Hay mucho trabajo por hacer para cambiar esa mentalidad.

Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).