lunes, 15 de abril de 2013

Irse al infierno

 
Hoy en día rara vez se oye a un sacerdote predicar sobre la posibilidad real que existe de que seamos excluidos de la presencia de Dios por toda la eternidad, es decir, por nombrar lo innombrable, de ir al infierno. Nuestros abuelos no eran tan melindrosos para hablar de estos temas. La muerte, la resurrección, el cielo, el infierno, el purgatorio, eran cuestiones que se podían mencionar en la mesa, con toda la familia reunida. Hoy ni siquiera los oímos en la catequesis y, cuando alguien se atreve a nombrarlos, es siempre haciendo uso de circunloquios y giros ambiguos para no asustar a nadie.
El infierno existe y es dogma de fe. Me diréis que qué ganas tengo de tratar ahora este tema. Es sencillo. Ayer, comiendo con unos amigos, surgió la cuestión del terrorismo y de los males que muchos causan a la humanidad sin el menor remordimiento. La mayoría de los presentes declaró, ante mi sorpresa, que siendo Dios infinitamente misericordioso, no podía ‘enviar’ a nadie al infierno.

La cuestión es que el que se condena lo hace libremente. Y desgraciadamente son muchos los que, haciendo uso de esa libertad, rechazan el amor y el perdón de Dios, renunciando así ‘al cielo’, es decir, a la eterna comunión con Él. “Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra infierno”, dice el Catecismo de la Iglesia católica. De manera que nadie envía a nadie al infierno; el que va, lo hace solito.

12 comentarios:

maria dijo...

Hola muchisimas gracias por tu visita en mi blog,estoy muy pero muy de acuerdo contigo,la dicriminacion mas grande que puede existir es la del aborto,con la cual yo no estoy de acuerdo,porque si a mi me hubieran dicho que mi niña venia con problemas yo nunca pero nunca hubiera abortado,y por supuesto nunca abandonarla,lo que he hecho en esta vida ha sido luchar y luchar,y asi seguire....Muchos besitos y muchisimas gracias......

gosspi dijo...

Pues si...yo en cambio oigo demasiado a menudo las obras del tentador y tampoco eso es bueno....
El tentador si se está en Gracia se acerca poco...solo nuestras debilidades nos engañan tantas veces.Pero de elegir se trata..y el que no cuenta con la Gracia ..simplemente lo tiene mas dificil...de ahi nuestra constante oracion....y si, en las homilias no sale la labor tan morrocotuda que está el adversario haciendo por todas partes..por todas!....

Clo dijo...

Gracias a Dios yo he oído mucha predicación sobre el infierno. Pero lo que dices es verdad, e incluso sé que en muchos seminarios dan poca formación al.respecto. El.error es grave, precisamente por eso he vivido muchos años pensando infantilmente en lo que sería el infierno y en que todos vamos al.cielo.

Tú lo has dicho, uno se condena solo, yo espero no acabar mis días engañada dando la espalda al Señor.

Gracias por tratar este tema.

Carlos dijo...

Creo que se debe a que da aprensión hablar de estas cosas, pero estoy de acuerdo en que hay que conocerlo.

CHARO dijo...

Es verdad que Dios no condena a nadie, son las personas,cómo bien dices, las quese alejan y no quieren su perdón y por tanto se excluyen en su lubertad de hacerlo.Recuerdo que en mi infancia y juventud siempre nos amenazaban con el fuego eterno del infierno y claro no veas el miedo que yo sentía así que crecí con ese temor que pienso tampoco es bueno.....con los años y G. a D. he llegado a perder ese miedo pues ahora nos hablan más de la inmensa misericordia de Dios, ya no nos lo presentan cómo el gran castigador.Besotes

'Mrswells' dijo...

Elige, tengo una pregunta sobre este tema, por si alguno la puede responder: si es necesaria la libertad para condenarse..existe esta si hay desconocimiento? y si a las personas se les ha ensegnado 'lo contrario ' a la verdad..estan privadas de libertad? etc

AleMamá dijo...

Es una de las batallas que el mentiroso y homicida desde el principio tiene ganada, la del silencio sobre su existencia, que los creyentes inclusive tengamos temor de descubrirlo y señalar su evidente acción en el mundo por miedo al ridículo que el Maligno ha instalado en nuestros días.

Te felicito por hablar claro y fuerte. Roguemos al arcángel san Miguel que nos libre se su infernal poder.

Salvador dijo...

Sin lugar a duda, hay un juicio y eso supone que hay una decisión. Jesús mismo lo expone y lo dice: unos estarán a la derecha y otros a la izquierda.

Y también, coincido con elige, no habrá necesidad de condenar a nadie. Cada uno verá con su propio conocimiento que elección ha tomado: el mundo o Dios.

¡Claro!, el mundo es finito, se acaba, pero la vida sigue. Para unos en el gozo y la felicidad de la presencia de Dios, pero, para otros, en la angustia, desesperación y ausencia de la dicha eterna de estar con Dios.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

supermori dijo...

Yo no entiendo mucho de estas cosas, pero como nos pongamos muy serios en esto puede que al cielo no valla nadie, ya que se puede pecar de pensamiento, obra y omisión. Creo que nos gusta vernos a nosotros mismos como personas dignas de todo y que los excluidos sean los otros. Por éso creo que el infiernono no esta en el tema del día.

Salvador dijo...

Si me permites, Mrswells, en mi humilde opinión cuando se actúa en conciencia, con la intención de hacer un bien, a pesar de ser libre y voluntaria, no se te imputa el acto porque tú actuabas en verdad aunque estabas equivocado.

Es lo que ocurre a todos aquellos que han precedido a la venida de nuestro Señor Jesús. Ellos actuaron según la ley natural y la de su época.

Cuando actúas en la ignorancia porque así te lo enseñan, no eres libres porque ignoras el bien, y ser libre es precisamente eso, buscar el bien.

eligelavida dijo...

Mrswells, te contesto en la próxima entrada porque este tema me parece muy interesante y creo que da para mucho.

Gonzalo dijo...

Como dice Clo 'Gracias a Dios yo he oído mucha predicación sobre el infierno'. Y no desde el negativismo y el miedo, sino desde la declaración de que la vida eterna existe para todos, para los que se salvan y para los que se condenan. Meditar sobre esto es saludable para la vida interior.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).