sábado, 2 de marzo de 2013

Sobrevive a dos tentativas de aborto


La campaña de 40 días por la vida, en EEUU, ha compartido la historia de una joven madre que en el mes de diciembre intentó abortar a su bebé tomando la píldora abortiva RU-486, estando  embarazada de cuatro semanas. Después de un test de embarazo, y viendo que aún daba un débil positivo, en enero, asesorada por una clínica abortista, tomo una segunda píldora abortiva. Después de esto, creyó haber terminado con su embrazo, ya que los test daban negativos.
A pesar de ello, el día 21 de febrero, sintiéndose aún embarazada, acudió a un autobús provida aparcado frente a un abortorio. Allí le realizaron una ecografía que demostró que el embarazo proseguía y que se encontraba ya en la semana catorce.

El pequeño ha tenido suerte. A pesar de que su madre afirma que fue concebido en una violación, ella ha decidido no abortar.

4 comentarios:

María López dijo...

Que hermosa entrada Elige la vida; seguramente este angelito tiene una gran misión, ya que se está aferrando a la vida.

¡GRACIAS POR DEFENDER LA VIDA!.

Dios te bendiga.

Belen dijo...

Ojalá hiciera el mismo efecto,o sea nada,en todos los cuerpos.

Un cariñoso saludo.

eligelavida dijo...

Sí, la verdad es que resulta sorprendente. Esperemos que el niño no haya sido dañado por estas tentativas.

quedateenminube dijo...

Ay pobrecito mío! Ese niño viene pisando muy fuerte, espero también que nazca sano, estupendo!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).