lunes, 18 de marzo de 2013

Cantar en misa


Me gusta cantar en misa, y no me gusta nada cuando ponen música de lata, esos discos de los años setenta con canciones que parecen todas cantadas por la misma voz; mejor dicho, por las mismas voces, una masculina y otra femenina, que se repiten incansables. Son como el tom tom, que te da dos opciones enlatadas con una voz de hombre y otra de mujer que te dicen con la misma entonación: ‘gire a la derecha, en la siguiente entrada gire a la derecha, gire a la derecha cuando pueda’. Yo me pierdo. Y en misa me pasa lo mismo, oigo la voz de turno… y me pierdo.
Sé que es difícil que la gente cante. Por alguna extraña razón, en misa nos volvemos tímidos. Alguien pide un lector, y todos bajamos la mirada como si no supiéramos leer. Hay que cantar, y no canta nadie, y si cantan, cantan bajito y muy, muy regular, salvo honrosas excepciones, que también las hay. Soy partidaria de los coros, no para que canten solos, sino para que animen a cantar al resto de los fieles, que es de lo que se trata. En otros países existe la costumbre de poner libros de cantos en los bancos, para que los feligreses puedan seguirlos. Viene la letra ¡y la música! Aquí no lo he visto nunca. No digo que no exista, pero yo no lo he visto. Se ve que los españoles tenemos complejo de ‘manos largas’, y no nos ponen nada delante que no esté bien sujeto con una cadena.

Es una pena. ¿Sabíais que la palabra cantar es una de las más utilizadas en la Biblia? Lo cuenta Ratzinger en ‘El espíritu de la liturgia’. En el Antiguo Testamento aparece en 309 ocasiones y en el Nuevo Testamento en 36.
La música, dice Benedicto XVI, surge como un ‘carisma’, como un don del Espíritu: es la verdadera ‘glosolalia’, la nueva ‘lengua’ que procede del espíritu. El cántico de la Iglesia procede, en última instancia, del amor: es el amor el que está en lo más profundo del origen del cantar. La música o, si lo preferís, el canto en la Iglesia, debe ser sacro, es decir, debe tener una finalidad religiosa. Hoy este tema se vive de forma muy confusa. Alguien toca una guitarra y la asamblea se pone a cantar un tema muy bonito… para ir de acampada. No digo que tengamos que cantar cantos gregorianos, pero es una pena perder el Gloria, el Santo, el Credo, el Paternóster, la Salve, el Pange lingua, el Agnus Dei, etc.

Cantar es propio de quien ama, decía san Agustín. Cantar bien durante la liturgia ayuda a crear un clima de recogimiento y oración. El canto es parte de la liturgia. No está para ilustrar determinados momentos, ni para amenizar. Se canta para adorar, para alabar, para dar gracias. Hay que hacerlo bien porque el canto no es un adorno de la oración; es oración. Y cantar es una forma de orar.
En la imagen, santa Cecilia, patrona de la música, de Simon Vouet.

12 comentarios:

Gonzalo dijo...

En mi parroquia, en algunas misas, ponen las letras en una pantalla con un proyector y la gente canta siguiendo al coro. Facilita las cosas y el canto se integra bien en la ceremonia. De otra manera, es bastante complicado. Un abrazo

Enigma dijo...




Muy de acuerdo en que hay que cuidar la música en las celebraciones eucarísticas. Tampoco me gustan ni la música de lata ni la de acampada.
Personalmente, opino que no es bueno empeñarse en que los fieles canten, dado que el 95 % lo hacen mal o muy mal. Es bueno que cante quien pueda hacerlo razonablemente bien, pero no estimular a que todo el mundo cante aunque el resultado sea atroz. Además, animar a que canten todos los fieles lleva a bajar muchísimo el nivel musical de los cantos (para facilitarlo a la gente), y a repetir todo el año las mismas canciones, como hacen en mi parroquia, año tras año.
Por otra parte, sí vería muy positivo que se introdujeran melodías gregorianas, al menos las más conocidas. Esas sí deberían aprenderlas los fieles, y muchos ya ni siquiera las conocen, porque en ninguna parroquia se cantan.
Lo ideal sería que todo el mundo tuviera cultura musical, como ocurre en Alemania, donde, como Vd. dice, hay libros con letra y música, y casi toda la gente sabe leerlos. Lo he visto allí hace poco. Aquí sí he visto varias parroquias con cantorales, pero sólo con la letra, y poca gente los utiliza, si es que no se los llevan…

AMALIA dijo...

Me parece muy bello cantar todos unidos porque, efectivamente, es una forma de oración.

Me ha gustado tu entrada.
Un abrazo.

Sinretorno dijo...

qué penas de músicas, tantas veces y además son difíciles de cantar...
el San José es de un cuadro de la sagrada familia de Murillo y el niño con un pájaro ( detalle, no completoel cuadro)

elsillóndepapá dijo...

Voy a ser sincero, a mí me gusta cantar, y me gusta cantar en Misa, y me gusta que se cante en misa, lo que pasa, es que canto como una gallina choca, así que, prefiero, si la misa es cantada, que haya gente para disimular mis desafines. Un abrazo

Clo dijo...

El que reza cantando, reza dos veces.


Cuando el cantar es alabanza el.gozo es mayúsculo. A mi me gusta mucho cantar en la misa, me ayuda a entrar. En mi parroquia se canta, sin temas de acampada ni de lata (tampoco lo soporto), y en mi boda cantamos el Pange lingua, y el ave maría (me pone los pelos de punta), fue precioso.

En los salesianos de debajo de mi casa ponen amenudo un proyector con la letra e incluso hojas con la.letra en los bancos (y la gente se lo lleva,.ed un folio, no pasa nada).

Yo creo que está bien que cante la asmblea, que haya micro para los que dirigen los cantos y así se oiga.bien, pero que canten todos, aunque no lo hagan bien, porque es alabar al Señor. Tampoco sabe proclamar el.90% de los que leen en las misas, lo importante es la voluntad. Ya aprenderán.

AleMamá dijo...

Yo canto todo, hasta lo que no me sé, porque voy cantando bajito hasta que lo aprendo para luego hacerlo con seguridad, ¡aunque desentone! es que al lado de los coros angélicos, ¿quién no desentona? y creo que el Señor debe estar contento porque lo hacemos por amor, como cuando un niño chico canta fuerte y generalmente fuera de tiempo pero igual nos enternece a todos y sonreímos con simpatía.

Saludos, te leo

'Mrswells' dijo...

Nuestro parroco ha 'contratado' solistas para una de las misas, una vez al mes, es como ir a la Opera, bueno, mejor, es increible como elevan la voz de todos...

Enseñanza musical en las escuelas..ya!

Belen dijo...

Con lo que me gusta cantar a mi,siempre que puedo estoy tarareando,así que en Misa canto alto y fuerte...claro así llueve en Bilbao :))

Un cariñoso saludo :)

Marian dijo...

Cantar es alabar a Dios y orar dos veces. En mi parroquia cantamos con
hojas de canto que se distribuyen.
Es una alegría te unge el corazón.
Todo depende del párroco, hay que hablar con ellos...
Un abrazo guapa. ¡Feliz día de San José!.Un abrazo.

gosspi dijo...

Es en la Misa donde canta el Alma...soy salmista de mi Cdad sabes? y cuando el Espiritu me permite salmodiar es un gozo transmitir a los hermanos los salmos y canticos inspirados....un abrazo
Tenemos un Papa que nos hará Cantar!!!

eligelavida dijo...

Ahhh! Era por eso, Belén! jajaja!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).