sábado, 16 de febrero de 2013

Respeto al Papa


La institución divina del Papado es una verdad demasiado cierta para descuidar nuestros deberes de católicos para con el que llamamos el santo Padre.
Ante todo, ‘el respeto’. Porque siempre veremos en él a Cristo, al que representa; no cederemos a la tentación, demasiado fácil, de oponer un Papa a otro, para no otorgar nuestra confianza sino a aquel cuyos actos respondan mejor a nuestras inclinaciones personales. No seremos de aquellos que deploran al Papa de ayer o que esperan al de mañana para dispensarse de obedecer al jefe de hoy. Leed los textos del ceremonial de la coronación de los pontífices y notaréis que ninguno confiere al elegido por el cónclave los poderes de su dignidad. El sucesor de Pedro tiene esos poderes directamente de Cristo (…).

El respeto con que hablemos del Papa, nos dispondrá a ‘obedecerle’ más perfectamente (…).
¿Quién supondrá que (el Papa) habla ligeramente o bajo el influjo de consideraciones humanas? De rodillas meditó la doctrina de sus encíclicas. Nunca saldrían a luz las declaraciones que se ve obligado a dictar si no estuviese seguro de hablar en nombre de Cristo (…).

No busquéis más pruebas de que el Sumo Pontífice tiene conciencia de las responsabilidades que le incumben sino en la insistencia con que nos pide que cumplamos nuestra tercera obligación con él, la de ‘rogar con él y por él’. No se celebra ninguna misa sin que mencionemos su nombre. Con admirable generosidad nos concede indulgencias para que pidamos por sus intenciones. No veamos en ello una vana recomendación, sino ayudémosle filialmente con nuestras oraciones.
Autor: Georges Chevrot, Simón Pedro (1954).

5 comentarios:

Teresa dijo...

No podemos decir que somos católicos si no respetamos, obedecemos y amamos filialmente al Papa.

'Mrswells' dijo...

Con el y por el. A este Papa en particular me siento muy unida en estos ultimos agnos sobretodo. Coincidiamos en todas partes oye. Se viene a vernos a Londres en el 2009, en el 2011 estando de vacaciones en mi tierra natal, se viene tambien, ademas decidio establecer el Ordinariat para acoger en la Iglesia a sacerdotes provenientes de la Anglicana (asi ha pasado con el parroco de mi parroquia). Tambien, mi marido se animó y fue recibido en la Iglesia catolica en el 2011 . En el 2012, Benedicto XVI canonizo a la Santa Carmen Salles, fundadora de mi colegio de infancia..Todas las monjas pa Roma con el y retransmitiendonos todo..de hecho ya el dia de su llegada al pontificado curiosamente me hallaba yo visitando mi colegio de nigna en en Madrid esa noche, aprovechando 'la baja de maternidad' con mi bebe recien nacido(hoy tiene 8 agnos), de pronto vino una corriendo que fueramos todos al comedor que..habemus Papa! En 14 agnos de vida escolar en ese centro nunca habia bajado al comedor de la comunidad durante la cena (q es donde estaba la tele).. despues de ver al nuevo Papa: las monjas rezaron por el y por mi bebe, que este agno hace su Primera Comunion. Asi que , ya ves, como de la familia: mi bebe, las monjas, el parroco, el marido ...y todos unidos con Benedicto, ahora cómo lo vamos a dejar?

martina dijo...

Ante todo, ‘el respeto’. Porque siempre veremos en él a Cristo, al que representa......il vero cattolico ama, rispetta e segue il Papa. Un grande abbraccio

Sierva de Dios dijo...

Sucesor de Pedro, sea cual sea el Papa, debemos apoyarlo y obederlo. Cuanta gente criticó a Cristo y no tenñian porqué. He tenido el gusto de estudiar e interiorizar alguna de sus encíclicas por mis estudios de Ciencias Religiosas. Creo que es difícil que alguien lo supere como teólogo. Gracias por tu blog, con su permiso lo recomiendo en el mío.

Alfonso dijo...

"El respeto con que hablemos del Papa, nos dispondrá a ‘obedecerle’ más perfectamente..."

Yago de la Cierva y otros católicos incontinentes tendrían que leer estas palabras.

Siempre el golpe más duro viene de dentro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).