domingo, 17 de febrero de 2013

Lógico menosprecio de los ciudadanos por sus representantes


La corrupción política  «compromete el correcto funcionamiento del Estado, influyendo negativamente en la relación entre gobernantes y gobernados; introduce una creciente desconfianza respecto a las instituciones públicas, causando un progresivo menosprecio de los ciudadanos por la política y sus representantes, con el consiguiente debilitamiento de las instituciones».
(Compendio de la doctrina social de la Iglesia).

5 comentarios:

Sacramento Rosales dijo...

Fuera de la gracia que me hace el cartel de la imagen, la cosa tiene guasa y no para tomársela a broma.
un abrazo amiga.

Pepe dijo...

Cuando al hombre le falta el pan mira alza la mirada al gobernante. La corrupción siempre ha habido y siempre la habrá. Siento ser pesimista pero necesitamos una regeneración democrática. Listas abiertas sería un paso importante. Transparencia total en lo económico... Hay quienes reduccionistas llaman al hombre de ahora homo economicus... Pero en el "animal político" no hay mayo acierto en la descripción.
Para Aristóteles el hombre es animal racional
Para Boecio la individualidad sustancial de naturaleza racional( algo así)
Para los políticos homo chorizus.

Belen dijo...

Poco les decimos para lo que se merecen...

Un cariñoso saludo.

Carlos dijo...

Genial el cartel. Descriptivo y acertado!!

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. Es la completa desconfianza ante quienes han abusado metiendo la mano a la caja y repartiendo la riqueza nacional. No solo no velan por el bien comñun, es que empeoran la situación aumentando la desigualdad y la pobreza al amparo de la diosa democracia. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).