sábado, 23 de febrero de 2013

Consideraciones teológico-morales en casos de violación


El jueves pasado os comentaba que la Academia Pontificia para la Vida ha declarado que la información que ha circulado sobre la supuesta aprobación por parte de la Iglesia de la Píldora del día después, es "falsa y engañosa", pues esta píldora es abortiva. Sin embargo, a las pocas horas, los obispos alemanes expresaron que la píldora del día después (PDD) puede ser utilizada en caso de violación, siempre que no sea abortiva.
He preguntado a médicos sobre el tema y he intentado encontrar en internet, en enciclopédicas médicas, información que afirme que existe alguna píldora del día después que no produzca un efecto antianidatorio, es decir, que no sea abortiva y, francamente, no lo he encontrado.

Mons. Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares y presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española, ha publicado un artículo en el que se pregunta: ¿en caso de violación, es lícito intentar evitar que los espermatozoides del injusto agresor puedan fecundar un óvulo de su víctima?
"La Iglesia enseña que todo «acto matrimonial en sí mismo debe quedar abierto a la transmisión de la vida». «Esta doctrina, muchas veces expuesta por el Magisterio, está fundada sobre la inseparable conexión que Dios ha querido y que el hombre no puede romper por propia iniciativa, entre los dos significados del acto conyugal: el significado unitivo y el significado procreador». Por lo expuesto los esposos no deben utilizar la anticoncepción para regular la natalidad, pues es un medio moralmente reprobable que no salvaguarda ambos significados esenciales del acto conyugal.

Sin embargo esta norma moral, que ni ha cambiado, ni puede cambiar, no es de aplicación en una violación. La violación es un acto inhumano y gravemente injusto y por tanto, al caso son de aplicación todos los principios morales referidos a la legítima defensa. El violador no tiene ningún derecho a acceder carnalmente a su víctima y por lo tanto tampoco a que sus espermatozoides fecunden los óvulos de la mujer a la que viola. Por tanto, es lícito intentar evitar dicha fecundación con medios, para el caso, también lícitos; por ejemplo: el lavado vaginal para la eliminación de los espermatozoides del injusto agresor (siempre y cuando no se realicen maniobras que puedan inducir un aborto si la fecundación ya se hubiera producido).
Pero la siguiente pregunta es: ¿es lícito administrar a la mujer, tras la violación, una «píldora del día siguiente», que evite la fecundación, es decir que evite que los espermatozoides del injusto agresor alcancen los óvulos de la víctima? La respuesta es sencilla: Sí, siempre y cuando no exista riesgo de que ese mismo fármaco provoque un aborto si la fecundación ya se hubiera producido (hay que volver a recordar que impedir la anidación del embrión es un aborto).

Naturalmente la pregunta siguiente es obvia: ¿existe tal fármaco? Hasta la fecha ni la Santa Sede, ni la Conferencia Episcopal Española han publicado documento alguno en el que se haga referencia a una «píldora del día siguiente» de tales características; al contrario, hasta la fecha, todos los documentos publicados, por las referidas instancias, sobre las llamadas «píldoras del día siguiente» insisten en que todas estas píldoras tienen como posible efecto evitar la anidación del embrión; es decir, todas son potencialmente abortivas y por tanto su utilización es siempre inmoral, también en caso de violación. Por su parte, también la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos (FIAMC) coincide plenamente con lo hasta aquí expuesto. Es cierto que la química farmacéutica evoluciona. Si se ha desarrollado, o en el futuro se desarrolla, una «píldora del día siguiente» que reúna todos los requisitos morales exigidos para su uso tras una violación, la Santa Sede nos lo hará saber, pero desde luego, a fecha de hoy, nada de eso se nos ha comunicado".
Artículo completo en Infocatólica

18 comentarios:

Pepe dijo...

Yo lo veo un tema complicadísimo...

eligelavida dijo...

Yo creo que las palabras de Reig Pla son clarísimas. Una cosa es lo que la Iglesia dice a los matrimonios, que deben estar abiertos a la vida, y otra es que una mujer víctima de una violación no pueda hacer todo lo posible para evitar un embarazo. Sí puede, excepto, claro está, abortar, porque eso sería quitar la vida a un ser inocente.

CHARO dijo...

Un asunto muy difcil de resolver porque aunque acepto lo que dice la Iglesia me pongo en el lugar de una mujer violada y tiene que ser muy duro para ella salir embarazada....esperemos que salga esa píldora del día después y que no sea abortiva..Besotes

Inés María dijo...

Estoy de acuerdo con Pepe!!! Es súper complicado!!!!

Pepe dijo...

Sin duda me refiero al tema de la violación... por supuesto que abortar es quitar una vida inocente. Pero es un tema durísimo y muy complicado. La apertura a la vida de cualquier matrimonio es dignificarlo con mayúsculas.

Recuerdo como una amiga mia me habló una vez de unas monjas que fueron de misión a Africa y desgraciadamente fueron violadas. Ellas tuvieron a los niños y los dieron en adopción. Me estremeció y alabé su generosidad. La vida no depende de nosotros, sino de Dios. Eso está claro. E interiorizar todos los días que el otro, es un absoluto como tú es clave para vivir la caridad.

Pero "revistiéndome con entrañas de misericordia", es decir con empatía, debe de ser dolorosísimo, descorazonador y paralizante ... posiblemente una de las cruces más duras. Dios nos libre a todos.

'Mrswells' dijo...

Yo creo que se deberia tratar de gastar todas estas energias en discutir medidas para prevenir la agresion en primer lugar...

He oido de todo sobre los obispos alemanes, incluso una declaracion de uno de ellos diciendo que es falso que ellos aceptaran ningun farmaco.

No se sabe de que noticia fiarse.

Lo TRISTE es que estemos hablando de una violacion como un hecho ya estadisticamente relevante en una sociedad avanzada como la alemana. diran que no es realista tratar de evitar violaciones?...Todo esta al final en fiarse de la victima y de su testimonio.

eligelavida dijo...

Pepe, estoy totalmente de acuerdo contigo.

Respecto al caso de las religiosas que comentas, en el libro 'Teología moral' de Aurelio Fernández, editado por Palabra, dice textualmente que “la mujer, casada o soltera, puede tomar la píldora anticonceptiva ante el riesgo previsto de un embarazo irracional y violento”.

Evidentemente, nunca la Iglesia admitirá el aborto, pero sí que una mujer pueda tomar la 'píldora anticonceptiva' ante la previsión de una violación, como sucede en casos de guerra, etc.

Salvador dijo...

Es duro y difícil de digerir, pero bastante sencillo y simple de ver y razonar:

El niño es un ser humano, digo niño al embrión en potencia fecundado, inocente, y como tal tiene derecho a nacer.

Otra cosa que yo no pueda, en tal caso, digerirlo o aceptarlo, pero eso no me da derecho a justificarme, autoengañarme y a poner en duda el derecho a la vida.

Los obispos alemanes, si no la tienen ellos escondida, me refiero a una pildora no abortiva, están equivocados o se justifican. Ellos cargaran con sus responsabilidades.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

No a la legalizacion del aborto dijo...

El tema con la píldora del día después depende de cuanto tiempo post coito sea aplicada.
Hay certeza de que antes de las 8-12 horas post-coito no puede haber actividad abortiva, porque no hay chances de que los espermatozoides lleguen a la trompa de falopio. Por lo que en las primeras horas luego de una violación podría ser aplicada porque hay certeza de que NO pueden ser abortivas, por la sencilla razón de que no puede haber ocurrido fecundación.
El temas es pasadas esas 12 hs, que podría haber un hipotético efecto antiimplantatorio, digo hipotético, porque tampoco está 100% comprobado

Salvador dijo...

Me parece muy importante la información que nos da "no a la legalizción del aborto", y creo que deja aclarado y, en mi opinión, zanjado el tema.

Gracias.

eligelavida dijo...

La píldora del día después tiene un efecto anticonceptivo y otro antianidatorio, y así lo dicen los prospectos de las mismas píldoras.

No a la legalizacion del aborto dijo...

Si, el efecto anticonceptivo está bien comprobado. El antiimplantatorio hay estudios que dicen que si, otros que dicen que no. El tema es sencillo: Hay un tiempo que es el que los espermatozoides tardan en llegar a la trompa de falopio, durante ese lapso, podemos tener la certeza de que no tendrán efecto abortivo, por el simple hecho de que NO PUDO ocurrir la fecundación. Ahí cambiaría la consistencia del moco cervical y etc, además de inhibirse la ovulación, lo que no interferirá nunca con la fecundación, porque no llegó a haberla.
Y si, los prospectos dicen muchas cosas, pero no aclaran etapas etc.

Salvador dijo...

En actitud de reflexionar a la Luz del Espíritu, porque la Verdad no está en nosotros, sino nos viene del Espíritu Santo.

El cerrarse a la vida, pensando evitar una posible vida, antes de ser fecundado el óvulo, es un acto de egoísmo que busca la propia satisfacción y rechaza la posible vida.

Es una actitud donde se busca mi voluntad, y no la Voluntad de Dios. Es caminar según mis criterios y no los de Dios.

Luego, el hacer uso de la "píldora después" es con la actitud de evitar una posible concepción interrumpiendo la potencial o posible fecundación.

Aunque todavía no hay vida, si se rechaza la posible vida. Es lo mismo que abortar. No ponemos las cosas en Manos de Dios.

En este mismo momento creo y pienso con toda humildad que, nuestros hermanos, los obispos alemanes, están en un error.

Me retracto de lo compartido en mi anterior comentario.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

Salvador dijo...

No entiendo por qué me ha venido esas puntualizaciones cuando todo, aparentemente, estaba claro dentro de mi mente.

Desayunaba cuando repentinamente, mi mente encendió el tema y volví a él. Mi reflexión razonó claramente que estaba en un error, de ahí salió esto:
http://yosoycreyentecatolico.blogspot.com/b/post-preview?token=ALwoGD0BAAA.WNuXiXtgXh83S4ajETpjOA.9vsitrMyhPUEMP1mzCoB9A&postId=6601249396309453786&type=POST

Es una reflexión sobre el tema. Si no lo pueden ver porque todavía no está publicada, la tengo programada para el uno de marzo a las 12 am en el blog de "Yo soy creyente católico".

Salvador dijo...

Podemos contemplar la situación desde estas respuestas:

¿Qué piensan si Abrahan rechaza la propuesta de dios de sacrificar a su hijo Isaac, o María dice que no a la invitación a ser la Madre de Jesús?

¿Hacemos nuestra voluntad o ponemos nuestra vida en Manos de Dios?

¿No es la "píldora después" un rechazo a la Voluntad de Dios?

No a la legalizacion del aborto dijo...

Eso queda en la conciencia de cada uno. Lo importante es saber diferenciar que métodos son anticonceptivos ( no permiten que haya concepción, es decir, que se genere una nueva vida), de los que son abortivos ( impiden que el embrión se anide).
Creo que lo que hay que hacer es educar en eso, y hacer tomar conciencia sobre lo mismo.
Después si usar o no lo que son ANTICONCEPTIVOS, está en la conciencia de cada uno.

eligelavida dijo...

Estoy de acuerdo en que es importante diferenciar. Ayer mismo decían los obispos españoles que, ante una agresión, es perfectamente legítimo hacer lo posible para evitar la concepción.

Ahora bien, numerosísimos médicos han declarado estos días que la píldora del día después tiene un efecto abortivo, es decir, produce un aborto si ya hubiera tenido lugar la concepción.

Salvador dijo...

Pero nosotros tenemos, en conciencia, que alumbrar, ser luz y dar respuestas a los criterios en la verdad. ¡Claro!, en la medida que podamos, y siempre a la Luz del Espíritu Santo.

Sería también un pecado dejar de hacerlo. Y creo que en eso estamos. Luego, sí, creo que así debe ser, cada uno es libre y puede tomar la decisión que quiera. Es su responsabilidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).