viernes, 25 de enero de 2013

“¿Y qué si el aborto acaba con la vida?”


Mary Elizabeth Williams es escritora y comentadora de radio. Casi a diario escribe una columna en Salon.com. Con motivo del 40 aniversario de la sentencia Roe contra Wade gracias a la cual se legalizó el aborto en Norteamérica, Williams ha publicado un artículo titulado: "So what if abortion ends life?"; algo así como: "¿Y qué si el aborto acaba con la vida?". En él, Mary Elisabeth reconoce que la vida comienza en la concepción, pero que eso nunca la ha frenado de ser abortista.
Esta católica que habla de los beneficios de la confesión, se explaya explicando que el aborto es matar; pero insiste en que se trata de una 'opción' perfectamente válida.

Aunque suene brutal, tengo que admitir que esta mujer es, al menos, coherente, porque la mayoría de los que matan a través del aborto, niegan que están matando. Por fin llega una abortista (que dice ser católica), para explicar a sus colegas de ideología que decir que el feto no es una vida humana es dar un argumento ilógicamente contradictorio. Pero ella, en su insensibilidad, se pregunta: "¿Y qué pasa si las ecografías muestran que el feto está vivo y se chupa el pulgar, o siente dolor?"
En su opinión, ya es hora de que los americanos que creen en la libertad reproductiva, dejen de esconderse tras falsos argumentos o eufemismos como el de la salud sexual, y admitan que, para ellos, la muerte de 60 millones de bebes al año no es para tanto.

Mary Elizabeth Williams es una liberal que afirma que toda vida no es igual, ya que la que se encuentra en el seno materno está a expensas de su madre, que tiene derecho a decidir, por el supuesto bien del bebé, o por el suyo, si quiere proseguir con el embarazo o acabar con esa vida. Si os fijáis, es el mismo argumento que utiliza Ruíz Gallardón cuando dice que en el aborto se produce una colisión entre los intereses de la madre y los del no nacido. Al final, todos son primos hermanos.
Fuente: LiveAction News 

8 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Desde el momento de la concepción ya hay vida, y es una vida tan importante o más que la de cualquier persona terrena. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

AleMamá dijo...

Coherente asesina de inocentes....¿y se dice católica? qué cuentón deberá dar al presentarse al juicio de Dios. Pidamos por su conversión aunque se me anuden los intestinos.

Inés María dijo...

Te dejo un link interesante que he puesto en mi blog...

http://youtu.be/laAWIx0P6b8

Un abrazo en Cristo!!!!

Bate dijo...

"¿Y qué pasa si las ecografías muestran que el feto está vivo y se chupa el pulgar, o siente dolor?", se pregunta la señora autodenominada "católica" Isabelita W., y yo le contesto que, se está asesinando aún a sabiendas del criminal acto a una persona inocente. Hay una gran diferencia. Hace tiempo que aprendí que a este tipo de gentuza sin entrañas, a estas alimañas corrompidas y carroñeras que se sacian y disfrutan perversamente con el dolor ajeno que sólo se las puede combatir poniéndolas en el mismo escenario donde se tortura, sacrifica y elimina mortalmente a la criatura. Están cegadas por el odio a la especie, pero eso no será un atenuante, sino todo lo contrario, a la hora del verdadero Juicio. De ahí mi consuelo.

Alfonso dijo...

Es indignante que se acepte que cierta gente escriba artículos como ese. ¿No hay acaso un delito de apología del terrorismo? De la misma manera, debería penalizarse a los que incitan al asesinato, sea de los nacidos o de los no nacidos.

Juanjo dijo...

Esta mujer tiene las manos manchadas de sangre.

Antonio dijo...

Calma hermanos, solo es Satán que se manifiesta,¿acaso nos sorprende?
Estoy con Elige, quizas hacen falta mas como esta que dice esas barbaridades, con suerte alguno caerá del güindo al leerlo.

Salvador dijo...

Las conciencias se estiran y alargan, son laxas, permiten muchas cosas, casi todas. En ellas el pecado casi desaparece y parece normal.

Matar ya no es malo, pues dependerá de la situación o estado. Por ejemplo, en un niño concebido en el seno de su madre no parece ser algo malo, sino que quien decide, al parecer su madre, tendrá la vida o la muerte de ese niño. El padre no parece contar.

Tendré que dar gracias a mi madre y a mi época. ¡Gracias, Dios mío!, pues de haber nacido ahora podría estar condenado.

Rotundamente, algo anda mal, y no es la economía, seguro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).