lunes, 21 de enero de 2013

¿Habrá libertad de conciencia?


Esta tarde he estado viendo por televisión el discurso de investidura del Presidente Obama. ¡Cuánto poder tiene la imagen! El Presidente, junto a su mujer y sus hijas, como una familia americana más, en un país donde aparentemente no existe el racismo (todos sabemos que sí), inaugurando un nuevo mandato. El podio inaugural lleno de personas de todas las razas, como corresponde a un país multicultural y abierto. Hasta aquí, todo impecable.
Muchos guiños hispanos: el pastor que bendice la ceremonia, cubano. También cubano el poeta que recita sus escritos y que es presentado en los carteles televisivos como el primer poeta hispano y perteneciente a la comunidad LGTB que participa en una ceremonia inaugural (o sea, que es gay y nos lo cuentan para que veamos que es guay). ¿Es esta una manera de presentar a nadie? ¡Oye, que soy el primer poeta LGTB que he recitado ante el Presidente de los Estados Unidos! Me parece que empezamos a perder el norte…

Una curiosidad respecto a los hispanos en EEUU. Según las encuestas, el 75% de los hispanos con derecho a voto, votaron a Obama. Estos votantes provienen (aunque ya sean de segunda o tercera generación) de países mayoritariamente católicos. Además, EEUU tiene la tercera población más grande de católicos en el mundo, después de Brasil y México. ¿Cómo se explica que hayan votado a un Presidente que defiende el aborto, promociona el abortismo y la cultura de la muerte? Hoy, en EEUU, y gracias a Obama,  todos los seguros médicos contratados para los trabajadores de una empresa tienen que dar obligatoriamente cobertura a las esterilizaciones y los fármacos abortivos. 
Un Presidente que ha demostrado un gran desprecio hacia la vida y la dignidad del ser humano, y hacia la libertad de conciencia y la libertad religiosa, repite mandato gracias al voto de muchos católicos. No es nada nuevo. En España hacemos lo mismo.

4 comentarios:

Adela Grandison dijo...

Una verguenza.

Zitro dijo...

Muy de acuerdo con todo lo que dice. Obama vive de imagen, de gestos, de marketing. Todo medido, estudiado, aparente, superficial, externo.
Su familia, especialmente su mujer, le ayuda en desempeñar una black sitcom. Es decir, una de esas series típicas de afroamericanos, al estilo de Bill Cosby, con todo tipo de bromitas, guiños, muecas y estudiada "complicidad". Y desgraciadamente, MUCHOOOOS muerden ese anzuelo y se enganchan a su comedia, sin importarles el fondo que subyace bajo ella.
En cuanto a la incoherencia de gran parte del mundo hispanoamericano, basta ver la mínima proporción de ellos que acude a las misas dominicales en cualquier ciudad española. En muchos de ellos, el Catolicismo se reduce a un recuerdo de infancia, una suerte de superstición a la que agarrarse si algo no va bien, pero en absoluto siguen los preceptos de la Iglesia, muchos de los cuales no dudan en rechazar abiertamente.
Perdón por el comentario largo, y por "desfogarme"...

Xhonane Olivas dijo...

Yo tambien me hago esa pregunta. Y créeme que desde que ganó las elecciones he decidido hacer algo: educar y preparar a mis hijos de manera más activa e involucrada. Entre otras cosas, estamos rezando la novena por la vida:

http://familiacatolica-org.blogspot.com/2013/01/los-obispos-de-eua-nos-llaman-rezar-una.html

y tambien vamos a la Marcha en Washington el próximo viernes. Ya escribiré al respecto.

Hay mucho qué hacer. Yo creo que la ignorancia y la falta de una conciencia formada son factores influyentes.

Un abrazo!!

Antonio dijo...

En su discurso hablaba entre otras cositas sobre la "dignidad del ser humano"...................
¿no es una broma macabra?
¡Que Dios se apiade de tu alma Herodes-Obama!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).