miércoles, 9 de enero de 2013

El embrión no es un proyecto de vida; es una vida


Cuando a la exministra Aído le dio por decir que el embrión era un ser vivo pero no humano, muchos creyeron que, simplemente, esta señora no se había sabido expresar. Otros pensamos que la ministra hacía piruetas mentales para justificar la muerte de embriones de la especie humana; es decir, de seres humanos; en otras palabras, de personas.
Hace unos años, este era uno de los argumentos favoritos de los partidarios del aborto: “el feto y el embrión no son personas, porque no viven aún”. Aunque la explicación caía por su propio peso, ha hecho falta que la medicina, la biología, la genética y las ciencias afines se pongan de acuerdo para decir todo lo contrario.

Los abortistas nunca han podido encontrar un solo momento, entre la concepción y el nacimiento, en el que se pueda decir con base científica que la vida que se está gestando no sea una vida humana. Ni siquiera al comienzo de la gestación, porque el embrión no es un proyecto de vida; es una vida.

4 comentarios:

Sancho dijo...

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=13651

España mantiene proyectos de investigación con células madre embrionarias que no podrán patentarse en Europa.

CHARO dijo...

Aunque desgraciadamente son vidas que importan muy poco o nada a demasiadas personas.Besotes

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. Tan claro como que lo de los partidos políticos no es un DESVÍO de dinero sino un ROBO. Es una VIDA y el aborto un CRIMEN.Un abrazo.

Salvador dijo...

Es algo que nadie puede esconder. La vida empieza desde que el espermatozoide penetra en el óvulo. Inmediatamente hay una nueva persona que nadie puede parar a menos que le quiten la vida. Y eso se llama aborto.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).