jueves, 17 de enero de 2013

Detenida por rociar el aire de agua bendita


Joyce Fecteau tiene setenta y cinco años y dedica buena parte de su tiempo a luchar en favor de la vida. Hace unos días fue detenida por echar agua bendita a la salida de un abortorio, en la localidad de Huntsville, Alabama.
Un grupo de abortistas que se manifestaban frente a la misma clínica la acusaron de rociarles con ‘una sustancia desconocida’ que llevaba en una botella. La fotografía recoge el momento del arresto de Joyce. Como veis, se trata de una peligrosísima señora que, rezando, se dirige al coche patrulla guiada por un fornido policía que la ha esposado previamente, ¡por rociar el aire de agua bendita!

11 comentarios:

Pepe dijo...

Esque el agua bendita es peligrosa para los demonios y sus secuaces.

Alexandra dijo...

Me gusta esta gente tan comprometida; son un ejemplo para todos nosotros. seguro que ha salvado ya muchas vidas!! :)

Sancho dijo...

Dice mucho de esta mujer el que se llevara agua bendita para enfrentarse a los infanticidas. Me parece de una gran sabiduría. ¡Dios la bendiga!

'Mrswells' dijo...

Me parece que la mayoria, si no todos, los defensores de la Vida (me refiero a gente en organizaciones pro-life, dando la cara) son católicos y lo que hacen es una exigencia de su religión. No se si hay mucha gente mas pro-life desde otras religiones y si esa gente de otras religiones se manifiesta publicamente (si tu lo sabes podrias poner un post sobre ellos, si es que los hay). Pero lo que digo es que mi sospecha es que no. Y eso es una gran razón ya para abrazar el catolicismo más fuertemente.

Por otro lado, surgen casos asi en que una conducta que seria inapropiada (o agresiva) desde la falta de fe , como es el rociar con Agua Bendita, si ellos no saben lo que es, es perfectamente beneficiosa y justificable desde la Fe.

Pero tambien se dan casos fuera de la Fe, simplemente en el ambito de lo humanitario. Por ejemplo ha habido casos en que una persona puede ser arrestado por por ejemplo, salvar la vida a alguien que se este ahogando si 'no esta cualificado para ello' (se ha dado el caso) o que los padres sean detenidos por imponer cierta disciplina a los hijos en publico..o darles el pecho..(en esto hay casos y casos, se puede decir)

Pero en este , yo creo que nunca veras gente mas enfadada por recibir unas gotitas de lo que segun sus ojos es agua pura. Si la segnora fuera un bombero que pasaba por ahi y les hubiera enchufado, quiza no estaria en la carcel. El mundo es un lugar muy peligroso para hacer el bien.

Ana Márquez dijo...

Es un buen blog de contenido espiritual. Te dejo el mío por si encuentras algo de interés para ti :-)

http://frasesdedios.blogspot.com.es/

Saludos y feliz año. Que Dios, el de todos, te bendiga.

eligelavida dijo...

Mrswells, conozco ateos prolife, alguna bastante cercana, y protestantes prolife, muy proselitistas y muy activos.

También conozco a muchos católicos que no tienen en cuenta para nada la doctrina de la Iglesia en lo que se refiere a la sexualidad y el matrimonio y que te dicen que el aborto, sobre todo si es de poco tiempo, “no es para tanto”.

En cuanto a este caso, al parecer los abortistas estaban quemando algún tipo de incienso en una especie de ceremonia New Age, y nuestra protagonista, ni corta ni perezosa, dijo que el humo no le iba bien y comenzó a rociar el aire con agua bendita que llevaba en una botella.

'Mrswells' dijo...

Gracias por la contestacion, Elige. Que segnora tan lista, entonces.
Tambien entiendo que no hagas posts de otra gente por muy pro-life que sea si no compartes sus creencias en otras cosas..

Lo procupante es lo que dices de los catolicos que no sean coherentes.

en realidad cuando antes escribi que es una exigencia de 'su' religion, hablando del catolicismo, me sabia mal porque parece que hablaba de otros ya que yo no estoy activamente delante de las clinicas.. realmente todos los catolicos deberiamos estar en la calle contra el aborto o algo asi.
Gracias

Rafael dijo...

"Os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre. Y esto os será ocasión para dar testimonio."

eligelavida dijo...

Mrswells, todo lo contrario! Pienso que la defensa de la vida no es un tema ‘católico’ sino de todos. Precisamente en mi perfil recojo unas palabras de Juan Pablo II en la Evangelium Vitae donde dice:

Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae).

Y esto es válido para todos, incluso para los que no creen en nada, pero sí tienen un respeto por la vida.

eligelavida dijo...

En cuanto a la falta de coherencia de muchos católicos, recuerdo que hace un año, aproximadamente, salió una encuesta realizada en Francia donde más del 70% de católicos reconocía utilizar algún método artificial para regular la natalidad. Es lógico, si tenemos en cuenta que se trata de una doctrina exigente.

La Iglesia, dice el Papa, “no propone una moral de mínimos sino de máximos. Presenta un ideal al cual cada creyente debe aspirar. Porque hay un principio fundamental: cada cristiano está llamado a la santidad”.

Antonio dijo...

Me hago del club de fans de doña Joyce pero ya.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).