viernes, 30 de noviembre de 2012

Combatir la pandemia del SIDA con la verdad, una prioridad


Combatir la pandemia del SIDA debería ser prioritario para todos los gobiernos del mundo. Y no digo que hasta ahora no se hayan hecho cosas, y muchas, a este respecto. Pero también se ha actuado equivocadamente en ocasiones, convirtiéndose los políticos en parte del problema, en lugar de ser parte de la solución.

Hace un año, el Parlamento Europeo aprobó una resolución para combatir el SIDA proponiendo, entre otras medidas, el aborto de los niños no nacidos en riesgo de contraer la enfermedad. Es lo de siempre, acabar con el mal, matando a quien lo padece.

Por otro lado, durante años hemos visto cómo gobiernos y responsables políticos se empeñan en dar supuestas soluciones que, no solamente no previenen la enfermedad, sino que colaboran a expandirla, como por ejemplo la promoción del preservativo en publicidad destinada a los jóvenes. Con ello no se evita la transmisión del SIDA, sino que se induce a los adolescentes a mantener un comportamiento promiscuo y, por tanto, de riesgo. Este tipo de publicidad es fraudulenta porque engaña a los jóvenes diciéndoles que si usan el preservativo ya no corren peligro de contagiarse, cuando la experiencia demuestra que no es así. Hoy por hoy, la relación sexual con una pareja mutuamente fiel, y por supuesto la abstinencia, son las únicas estrategias preventivas absolutamente eficaces.
Es mucho lo que se ha hecho estos años luchando contra abusos, prostitución, miseria y droga. Además, se ha generalizado la información sobre esta enfermedad y sus vías de transmisión. Pero no permitamos que esa información sea interesada. Cuando la publicidad acerca de la prevención del SIDA favorece la promiscuidad, no sólo no se frena la enfermedad, sino que se ayuda a expandirla.

Después de tantos años luchando contra el SIDA y después de millones  de víctimas, la sociedad debería admitir que hay un SIDA, el que se transmite por vía sexual, que puede prevenirse con eficacia a través de la formación de los niños y adolescentes en los auténticos valores de la vida, el amor y la sexualidad.

Un gesto de caridad que conmueve


El mundo está hambriento de caridad. Así se explica que esta fotografía, tomada por una turista en Nueva York, haya dado la vuelta al mundo.
En ella, Lawrence DePrimo, oficial de policía neoyorkino, entrega unas botas a un indigente descalzo sentado en Times Square en la noche del 14 de noviembre. Al parecer, durante su ronda nocturna el agente de policía observó que el mendigo estaba sentado en la acera sin zapatos a pesar del intenso frio. Sus pies estaban enrojecidos y llenos de ampollas. Sin pensarlo dos veces, DePrimo compró unas botas y unos calcetines en una tienda cercana y se los entregó al indigente ayudándole a ponérselas.

Una turista de Arizona tomó la fotografía con su móvil y la envió al departamento de Policía de Nueva York que decidió publicarla en su página oficial de Facebook. Desde entonces, este gesto de caridad operativa ha conmovido a miles de internautas. La fotografía ha sido compartida más de 100 mil veces y tiene más de 23 mil comentarios.
«Muchos dones y gracias tanto de virtud como de otras cosas espirituales y corporales (…) las he dado con tanta diferencia y no las he puesto todas en uno, para que así estéis por fuerza obligados a ejercer la caridad unos para otros, aunque bien habría podido proveer a los hombres de todo lo que necesitaban tanto en el alma cuanto en el cuerpo; pero quise que uno tuviera necesidad del otro y así fuesen administradores míos en administrar las gracias y dones que han recibido de mí». 

(Del «Diálogo» de santa Catalina de Siena).  

jueves, 29 de noviembre de 2012

La mula y el buey existen

 
Yo tenía dos primos gemelos que, cuando éramos niños, llegaban a casa de visita con sus padres y siempre, siempre, entraban corriendo y tiraban a la bailarina china que mi madre tenía en una mesita del recibidor. Cuando venían a celebrar la Nochebuena no pensábamos en el “vuelve a casa, vuelve por Navidad”, sino que corríamos a parapetarnos tras los sofás. Los conocíamos cariñosamente como la mula y el buey.
Todo esto viene a cuento a propósito de la polémica sobre la posible existencia o no de la mula y el buey en el portal de Belén. Ahora resulta que van a ser como las meigas gallegas, que nadie cree en ellas, pero que “haberlas haylas”.

En el Nacimiento que montamos en casa cada año os aseguro que hay mula, buey, estrella, ovejas que caminan, ovejas a hombros de los pastores, patos, un madelman de mi hermano que ha sobrevivido cuarenta años, peces en el río como en el villancico y hasta un toro de Osborne que me regalaron en una visita a una bodega. No es falta de respeto. Es el paso del tiempo que nos pone sentimentales, y empezamos a pensar que si esta cabra lleva cincuenta años en mi familia…, que si este tronco lo compró mi abuelo en Inglaterra…, que si este trozo de tela era de un paraguas que usaba de niña…, que si esta pastorcita de cerámica era de un Belén que ya no existe…, y al final, montas un Nacimiento de lo más entrañable.
La mula y el buey existieron, porque han estado siempre en nuestra cultura, en nuestra conciencia colectiva y en nuestra imaginación. ¡Y en nuestros Belenes! Al fin y al cabo, así nos lo enseñaron de pequeños. El Niño Jesús nació pobre y le faltaba de todo… ¡menos calefacción!

Una imagen, testimonio de vida


Os preguntaréis cómo es posible sacar una fotografía tan perfecta de un embrión fuera del útero. La respuesta es simple. El embrión de la fotografía, de diez semanas de gestación, fue extraído del útero “fuera del cuerpo de la madre”. Esta sufría cáncer y tuvo que ser operada. Al extraerle el útero canceroso (el embarazo era inviable), se extrajo también el embrión que crecía en su interior. Esa es la razón por la que éste no aparece troceado o quemado como los embriones y fetos abortados.
Para quienes se preguntan si hay vida humana antes de la semana 22, para los que afirman que el embrión no es persona, para los que niegan su dignidad, esta imagen es más que elocuente. La madre de este pequeño tiene otros seis hijos. La fotografía fue tomada hace más de dos años. Esperemos que se haya recuperado.

Por cierto, cuando el embrión fue fotografiado, todavía estaba vivo. Su temprana muerte no fue en vano. Su imagen es hoy todo un testimonio para la lucha por la vida

miércoles, 28 de noviembre de 2012

¡Mi hermana también era una persona!


Pauline y Rebecca son hermanas y nacieron en Canadá.  La primera murió después de un embarazo a término de 40 semanas en 1999. La segunda falleció cuando iba a cumplir un año, en 2003. Ambas están enterradas en el mismo cementerio y las dos reciben la visita de sus padres y hermanos.  

¿Cuál es la diferencia entre ellas? Para su familia, ninguna. A las dos hermanas las amaron y, ahora que ya no están, las echan de menos y las recuerdan en sus conversaciones. Murieron muy pequeñas, sí. Pero formaron parte de la familia y sus vidas dejaron poso. Rebecca vivió un año más. Estaba aprendiendo a ponerse de pie y actuaba como una niña de once meses. Pauline también hacía cosas propias de su edad. Tenía hipo y se chupaba el dedo dentro del vientre de su madre. Pero nació muerta.

Por esa razón, Pauline ha sido despreciada por su país, que ni tan siquiera la reconoce como persona. Las dos hermanas dependían de su madre que las protegía, calentaba y alimentaba. Pauline dentro del seno materno, y Rebecca fuera de el. Sin embargo, Pauline es una personita que murió sin ser reconocida como tal. En una fosa, en Canadá, está enterrado el cuerpo de esta pequeña que, según su país, nunca existió.
Fuente: My little sister was a person, too!

La mujer que aborta es madre de un hijo muerto


La fotografía que ilustra esta entrada fue tomada hace unos meses delante del Centro Médico de Orlando, en EEUU, donde la mujer fotografiada acudió a que le practicaran un aborto. Con un embarazo gemelar de 20 semanas de gestación, su motivación para acabar con la vida de los bebés era que había confirmado el sexo de los mismos, y sabía que eran niñas.
El simple hecho de no desear niñas fue suficiente para que en un país que llamamos civilizado le practicaran un aborto.

Antes de entrar en la clínica, voluntarios pro-vida intentaron que cambiara de opinión y que entendiera que lo que iba a hacer era matar a sus hijas. Porque esa mujer ya es madre. Lo era entonces (salta a la vista) y lo será siempre, tanto si tiene más hijos como si no. Solo que será madre de dos niñas muertas, porque deseaba tener varones. Así de trágico.

Miguel, historia de una vida digna

 
Miguel es el segundo de nueve hermanos de una familia donde el sexto de ellos, Alejandro, es autista. Su madre recuerda emocionada que cuando Miguel tenía apenas 14 años habló muy serio con sus padres y, sabiendo que el futuro de su hermano Alejandro les preocupaba enormemente, les dijo que ya no tenían por qué preocuparse. Él  mismo se encargaría de su hermano cuando ellos faltasen. Pero Dios tenía otros planes para Miguel.
Miguel tuvo un accidente de moto cuando apenas era un chaval de dieciséis. “Acababa de volver del colegio”, recuerda su madre. “Estaba preparándose la merienda cuando un amigo  vino a traerle unos apuntes y Miguel lo acompañó hasta la puerta. Al ver que había venido en moto, se la pidió para dar una vuelta por la urbanización. Era el mes de diciembre, a las seis y veinte de la tarde. A 200 metros de casa había un camión atravesado. Miguel no lo vio y se dio un fortísimo golpe, sobre todo en la cabeza”. Sus padres se enteraron cuando los llamaron desde el hospital.  “Desde un principio nos dijeron que no iba a sobrevivir. Nos propusieron donar sus órganos. Estaba en coma profundo, con ventilación asistida, hasta que, para evitar infecciones, decidieron hacerle una traqueotomía”.
Miguel permaneció ingresado durante tres meses que “fueron durísimos, aparte de por la situación, por el trato recibido en el hospital, donde encontramos bastante incomprensión y ninguna caridad”. Aunque los médicos se lo desaconsejaban y les advirtieron de que no viviría mucho tiempo, sus padres prefirieron encargarse de su cuidado. “Decidimos -explica Sonsoles- traérnoslo a casa, para que muriese aquí, rodeado de su familia y en su cama”.
Quince años después sigue en casa, para sorpresa de los médicos. Su supervivencia no es fruto del azar o del destino. Es, sin duda, fruto de la entrega de una familia que no le deja ni a sol ni a sombra, volcada en el cuidado de su hermano porque “la dignidad de Miguel sigue siendo la misma, y su vida, igual de digna”.
Miguel no hizo un solo gesto durante los primeros cuatro años de coma. En casa le trataban como si pudiera entender todo lo que le decían, sin obtener ningún tipo de respuesta. Sus hermanos, ya desde entonces, hablaban mucho con él y le gastaban bromas. De pronto, un día dio la primera señal de “vida interior” de manera fortuita. “Estaba viendo en la tele a José Luis Moreno, cuando el cuervo Rockefeller dijo eso de “¡toma moreno!”, y Miguel esbozó una pequeña sonrisa que sólo vio la enfermera.” Al día siguiente, a la misma hora y viendo el mismo canal, estaba toda la familia pendiente no de Rockefeller, sino de Miguel. Efectivamente, al soltar el cuervo su peculiar “¡toma moreno!”, Miguel volvió a esbozar una leve sonrisa, “con lo que ¡os podéis imaginar la alegría!”, recuerda Sonsoles sin poder contener la emoción, “¡lo pesados que estuvimos  toda la familia con el “toma moreno” día y noche durante no sé cuánto tiempo!”.
Cuando los médicos vieron que Miguel gesticulaba, no daban crédito. “Cada día en esta casa durante los últimos quince años ha sido una lucha. Pero cada noche doy gracias a Dios porque es una batalla ganada al tiempo”. Su madre lo dice orgullosa porque, después del accidente, se llevaron a Miguel a morir a casa y quince años después, no sólo no ha muerto, sino que es capaz de sonreír. También han conseguido que sea capaz de tragar, incluso las enormes pastillas que toma diariamente, por lo que no le es necesario el uso de sonda o mecanismo alguno. Aunque también costó lo suyo, y el milagro de la alimentación se fraguó porque su madre se empeñó.
En verano se bañan en la piscina con él, “y eso ya es el placer total”. En un bordillo han instalado una polea con motor eléctrico. Ahí enganchan a Miguel y le meten en el agua con cuidado… o sin él: en ocasiones lo agarran entre dos hermanos y se tiran a bomba los tres juntos e incluso le hacen “aguadillas”. Cada día en la casa de los Nocito Muñoz es un canto a la vida. Más que un canto, es un grito fortísimo, que nos ofrece a los que asistimos perplejos a su rutina una bocanada de aire fresco.
Este texto es un extracto del testimonio publicado hace años en la web conelPapa.com bajo el título “Miguel Nocito, una vida digna trasquince años en coma, gracias a su familia”. En el enlace podéis leer la historia completa. Merece la pena.

martes, 27 de noviembre de 2012

El me escogió para ser


"Antes de haberte formado yo en el vientre, te conocía." (Jer 1, 5)

Nuestras mentes no pueden comprender cuán especial es cada alma para Dios. No entendemos la dignidad de ser elegidos por su Bondad para vivir, pensar, conocer, ver y amar.

No somos por casualidad — hemos sido elegidos por Dios para existir. Antes de que el tiempo comenzara, Dios nos escogió a cada uno y esta elección fue deliberada. Dios vio a todos los posibles seres humanos que podría crear a lo largo de la historia del mundo. Sobre los posibles billones de seres humanos que pudieran existir en la mente de Dios — su Ojo se fijó en cada uno de nosotros y entonces se detuvo y dijo: " Tú serás." Vio a todos los que podrían haber sido y decidió que no serían. Su providencia nos puso en un tiempo y estado de vida que pudiera extraer nuestro mayor potencial.
Nos dio a cada uno talentos especiales, dones y virtudes naturales, destinados todos ellos hacia un conocimiento más profundo de Él mismo. Incluso aquéllos cuyas circunstancias les impiden conocerlo directamente, poseen una convicción profunda de Su existencia y providencia.

Nos colocó a cada uno un sistema de radar interno que nos advierte del peligro y nos garantiza intuitivamente Su cuidado, para que nunca estemos alejados de Él y no nos privemos del conocimiento de Su existencia.
La Mano que nos formó a cada uno dejó Su impronta en nuestras mentes y almas, porque Él nos hizo a Su propia imagen. El alma que Él insufló sobre esta obra de Sus Manos —nuestro cuerpo— fue grabado con algo de Su amor — Su poder creativo — Su fuerza.

Nosotros reflejamos Su eternidad, una vez que Su voluntad nos llamó de la nada, nos convertimos en inmortales — nuestra alma nunca morirá.
Autora del texto: Madre Angélica
Fuente: ewtn.

La virginidad de María y la divinidad de Jesús


¿Por qué es tan importante la virginidad de María? Pensad por un momento la grandeza de la concepción de Jesús. El Papa Benedicto XVI lo explica así:

«La Virgen María no sólo concibió, sino que lo hizo por obra del Espíritu Santo, es decir, de Dios mismo. El ser humano que comienza a vivir en su seno toma la carne de María, pero su existencia deriva totalmente de Dios. Es plenamente hombre, hecho de tierra —para usar el símbolo bíblico—, pero viene de lo alto, del cielo. El hecho de que María conciba permaneciendo virgen es, por consiguiente, esencial para el conocimiento de Jesús y para nuestra fe, porque atestigua que la iniciativa fue de Dios y sobre todo revela quién es el concebido. Como dice el Evangelio: «Por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios» (Lc 1, 35). En este sentido, la virginidad de María y la divinidad de Jesús se garantizan recíprocamente».

El dogma mariano de la Virginidad perpetua de María no es una novedad. La Iglesia afirma este dogma desde el Credo compuesto por los Apóstoles. Pero hay algunos que, a pesar de su formación, parece que no se han enterado. El sacerdote jesuita colombiano, Alfonso Llano Escobar, en un artículo en el que comenta el nuevo libro del Papa sobre los relatos evangélicos de la infancia de Jesús, se pregunta por qué Ratzinger vuelve sobre la cuestión de la virginidad de María, como si se tratara de 'algo superado', y afirma que María, «como madre del hombre Jesús, igual a nosotros, lo engendra con un acto de amor con su legítimo esposo, José, del cual tuvo cuatro hijos varones y varias mujeres». Todo esto él lo sabe muy bien porque estuvo allí. Si no, ¡de qué!

¡Cuidado con algunos sacerdotes que son lobos con piel de oveja!
 

lunes, 26 de noviembre de 2012

«Como si Dios no existiera» (etsi Deus non daretur)


Hay quien dice que no hay nada nuevo bajo el sol, que la terrible situación de crisis (ante todo moral) que atraviesa el mundo no es más que la repetición de otros escenarios ya vividos. No es así. El siglo XX, que fue especialmente prolífico en avances científicos y tecnológicos, quedó al mismo tiempo marcado, de un modo muy particular, por el mal. Y con esa herencia hemos entramos en el nuevo milenio.
El Papa Juan Pablo II, profeta de nuestro tiempo, afirmaba que hoy es preciso predicar, de forma muy especial, la misericordia de Dios, pues, aunque ante la humanidad se abren nuevas perspectivas de desarrollo, al mismo tiempo, se extienden «peligros hasta ahora inéditos».

El hombre de hoy se ha arrogado el derecho de Dios a interferir en la vida humana. Mediante manipulaciones genéticas, fabricación de embriones, eugenesia, aborto y eutanasia, el hombre pone límite a la vida y determina la muerte; ataca al matrimonio y a la familia con leyes injustas, y extiende la violencia con guerras y odio.
Quieren convertir a Dios en «el gran ausente», y lo expulsan de la sociedad, de la cultura y de su vida.

Hace años, una sentencia de Estrasburgo condenó al Crucifijo a permanecer encerrado en un armario; en Europa, el crucifijo comenzó a desaparecer de las escuelas y los hospitales. Hace pocos días, la Eurozona estableció la prohibición de que los santos Cirilo y Metodio aparezcan en las monedas de 2€, 'para cumplir con el principio de neutralidad religiosa'. En Estados Unidos, los enemigos de Dios no se felicitan la Navidad, sino las 'vacaciones', con la excusa de ser políticamente correctos con los no creyentes o los que pertenecen a otras religiones. En Brasil, la Fiscalía del estado de São Paulo pretende eliminar la mención a Dios en su moneda, quitando de los billetes la frase «Deus seja lauvado» (Alabado sea Dios).
Todos estos no son más que pequeños ejemplos de como el hombre va desterrando a Dios de su mundo, comportándose como si fuera el único artífice de su propio destino, «como si Dios no existiera».

Será difícil dar marcha atrás. Mientras tanto, nos queda a los cristianos luchar para que no nos quiten a Dios de la escuela y de la educación de nuestros hijos, ni arranquen el crucifijo de la vida pública, sin olvidar que, para nosotros, no hay términos medios, porque «si Dios no existe, tú, hombre, ¿podrás existir de verdad?» (Juan Pablo II a los jóvenes).
 

domingo, 25 de noviembre de 2012

El niño Cristero


El Papa Pío XI, al finalizar el Año santo de 1925, proclamó la solemnidad de Cristo Rey para la Iglesia Universal. Pocos meses después comenzó en Méjico una tremenda persecución contra la fe, y bajo el grito de ‘¡Viva Cristo Rey!’ murieron muchos católicos a los que la Iglesia ya ha proclamado mártires. Son los Cristeros.
Uno de ellos, José Sánchez del Río, era apenas un niño de 13 años cuando se suspendió el culto público. Su hermano Miguel decidió tomar las armas para defender la causa de Cristo y de su Iglesia y él quiso hacer lo mismo. Su madre intentó que se quedara en casa, pero José le dijo: "Mamá, nunca había sido tan fácil ganarse el cielo como ahora, y no quiero perder la ocasión".

El 5 de febrero de 1928 tuvo lugar un combate cerca de Cotija y fue hecho prisionero. La intención de sus captores era hacerlo apostatar a fuerza de crueldad, pero no lo lograron. Escribió a sus padres: "Mi querida mamá, creo que voy a morir, pero no importa. Resígnate a la voluntad de Dios. No te preocupes por mi muerte... ten valor y mándame la bendición juntamente con la de mi padre...".
El 10 de febrero de 1928, a las 11 de la noche le desollaron los pies con un cuchillo y lo hicieron caminar a golpes hasta el cementerio. Dios le dio fortaleza para andar, gritando vivas a Cristo Rey y a Santa María de Guadalupe. Ya en el panteón, preguntó cuál era su sepultura, y con un rasgo admirable de heroísmo, se puso de pie al borde de la propia fosa. Acto seguido, los esbirros se abalanzaron sobre él y comenzaron a apuñalarlo. A cada puñalada gritaba de nuevo: "¡Viva Cristo Rey! ¡Viva la Virgen de Guadalupe!".  El capitán le disparó a la cabeza, y José cayó dentro de la tumba, bañado en sangre. Sin ataúd y sin mortaja recibió directamente las paladas de tierra. Hoy, sus restos se encuentran en el templo parroquial de Santiago Apóstol, en Sahuayo, Michoacán.

El día de su beatificación, el Papa Juan pablo II se dirigió especialmente a los jóvenes diciéndoles: "probablemente Cristo no os pide el derramamiento de vuestra sangre, pero sí os pide, desde ahora, dar testimonio de la verdad en vuestras vidas".
(Fuente: Vatican.va)

"Oportet illum regnare" (es necesario que Él reine (1 Co 15, 25)).

sábado, 24 de noviembre de 2012

Vida y aborto: posiciones irreconciliables


Las posiciones de los defensores de la vida son irreconciliables con las de los defensores del aborto, porque aborto es muerte.
Aún así, siempre hay quien hace piruetas mentales pretendiendo que se puede estar en un término medio. Por ejemplo, esos que afirman que están en contra del aborto, porque ellos no abortarían nunca, pero opinan que el aborto debe ser legal para que las mujeres sean libres, y tengan la opción de decidir si quieren tener a su hijo o no. En la fotografía tenéis un claro ejemplo de en qué consiste "la opción".

viernes, 23 de noviembre de 2012

¿Católicas por el Derecho a Decidir? Una red diabólica



C.S. Lewis ponía al demonio nombres pintorescos. Hoy algunos lo llaman "agente de cambio social".
Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) es un grupo abortista y anticatólico, financiado por grandes multinacionales, dedicado a promocionar la Cultura de la Muerte. Esta organización ha invertido en los últimos diez años más de 13 millones de dólares en promover la legalización del aborto en Hispanoamérica.

Por poner un pequeño ejemplo de sus actividades, os diré que en Méjico han creado lo que llaman un Fondo de Aborto para la Justicia Social, al que tienen la desfachatez de denominar MARIA. A través de este fondo, financian el aborto legal en el Distrito Federal, y promocionan el 'derecho' al aborto en todo el país.
El aborto en Méjico es legal en todos los estados bajo ciertas circunstancias, pero sólo en el Distrito Federal existe el aborto libre hasta las doce semanas de gestación. La CDD (Católicas por el Derecho a Decidir) incita a las mujeres a acudir desde los distintos estados de la República al Distrito Federal para 'ejercer este derecho'.

Desgraciadamente en este país, debido a la falta de formación de los católicos, así como a la extensión del relativismo, de la Nueva Era y el sincretismo religioso, el movimiento Católicas por el derecho a decidir ha encontrado el camino trillado para desarrollar sus ideas abortistas causando confusión dentro de la misma Iglesia, a la que atacan constantemente.
Existe una Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir que extiende sus tentáculos a Argentina, Bolivia, Perú, Brasil, Chile y Colombia. Además, realizan actividades en El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay, Costa Rica y España.

Los obispos mejicanos han explicado en varias ocasiones que esta organización no es católica, aunque usurpen este calificativo, desconcertando así a los ignorantes y poco formados en su fe.
La fundadora del grupo es Frances Kissling, una mujer que, después abandonar la Iglesia Católica durante su juventud, dice que ha regresado a ella, "no porque haya vuelto a la misa de los domingos y a la confesión", sino como "agente de cambio social".  Qué curioso, ¿no?

¿Te sabes el Credo?

 
Los cristianos en los primeros siglos, dice el Papa Benedicto XVI en la Carta Apostólica Porta Fidei, estaban obligados a aprender de memoria el Credo, y esto les servía como oración cotidiana para no olvidar el compromiso asumido con el bautismo.
¿Te sabes el Credo? Porque si eres creyente y no sabes bien lo que crees, entonces ¿cómo puedes dar razones de tu fe?

Es importante no caer en sincretismos religiosos, el relativismo nos acecha, la propaganda anticristiana puede hacernos dudar de nuestra fe si no la conocemos.
Aprende el Credo de memoria y piensa en lo que dices cuando lo proclamas. El Papa nos decía en su mensaje para la JMJ: "el Credo que proclamamos cada domingo en la Eucaristía nos protege del peligro de creer en un Dios que no es el que Jesús nos ha revelado".

Credo, Símbolo de los Apóstoles:
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica,  la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

Credo Niceno-Constantinopolitano:
Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén. 

jueves, 22 de noviembre de 2012

Dios habla en el lenguaje de la música


Hoy, día 22 de Noviembre, la Iglesia celebra la solemnidad de Santa Cecilia, virgen, mártir de la Iglesia primitiva, venerada popularmente como patrona de los músicos, esos que tienen la misión de hacer que, a través de su talento, resplandezca la belleza de Dios.
¡Feliz día de Santa Cecilia!

En California un embrión cuesta 9.800 $


En California un embrión cuesta 9.800 $. La fertilización in Vitro es un proceso caro y tiene un porcentaje de fracaso muy elevado. Por ello, el Dr. Davis se compromete por ese dinero a procurar para los futuros padres un embarazo con un embrión ‘donado’.  No espera a que los clientes lleguen a su clínica para comenzar el proceso, fabricar los embriones, descartar a los no aptos, implantarlos, etc. Parte del trabajo lo tiene ya hecho: los embriones aguardan en congeladores a sus futuros padres. Se trata de seres humanos producidos con óvulos y esperma de ‘donantes’. Lo pongo entre comillas, porque los supuestos donantes reciben una cantidad de dinero (¿?). Con sus células se fabrican múltiples embriones que luego son implantados en mujeres que acuden a adoptarlos.
Por el hecho de llevarlos en su seno, estos embriones se convierten en sus propios hijos, de manera que cuando nacen no es necesario realizar con ellos un proceso de adopción. Se da la circunstancia de que varias parejas pueden tener hijos gemelos entre sí. Por el hecho de no tener que realizar el procedimiento completo cada vez, la FIV sale mucho más barata. Los padres no tienen un hijo biológico, sino uno adoptado en su fase embrionaria después de haber sido seleccionado expresamente para ellos.
Por ejemplo, una pareja de raza caucásica pide un embrión que sea niña, fabricada de células de padres sanos que tengan rasgos físicos parecidos a los suyos. Acuden a la clínica y a la mujer se le implantan dos, tres o cuatro embriones (en previsión de que algunos se perderán durante el proceso) que respondan a esas características. Y toda esta aberración, por el módico precio de menos de 10.000 dólares. Si no quedas satisfecho, ¡te devuelven el dinero!

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Los que no quieren ver el mal del aborto


Soy pro-vida porque estoy informada. Antes era pro-aborto porque no lo estaba. Esto no significa que todos los abortistas lo sean por falta de información. De hecho, hay gente que trabaja en abortorios cuya labor consiste en asegurarse de que no quedan brazos o dedos o cabezas dentro del cuerpo de la mujer que puedan causar una infección. Tienen que cerciorarse de que lo han sacado todo. Estas personas no ‘trabajan’ bajo la ilusión de que el bebé es un conjunto de células.
Así que ¿cómo lo hacen? ¡Chica, me has pillado! No lo sé. Lo que sé es que incluso la Kristen abortista que yo era, hubiera salido corriendo de esa habitación, gritando y vomitando…

Creo que es posible convencerse a uno mismo de que está haciendo el bien mientras pasas por tus dedos ensangrentados la evidencia tangible del mal. Los humanos somos tan listos como para eso. Podemos hacer todo tipo de acrobacias mentales para convertirnos en los buenos de la película.
Autora del texto: Kristen Walker Hatten, Live Action

martes, 20 de noviembre de 2012

Proteger a los niños para que puedan mirar al futuro con esperanza


Las ONGs cifran en más de un millón los menores sin hogar en China, donde ayer han aparecido cinco niños muertos en un contenedor de basura, fallecidos por intoxicación con monóxido de carbono, tras quemar carbón para resguardarse de las bajas temperaturas. No se trata de un caso aislado. Es algo muy común en un país donde niños indigentes viven y mueren en las calles, sin escolarizar y sin un mínimo de medios de subsistencia.
¿Sabíais que más de 200 millones de niños de todo el mundo son obreros infantiles, y realizan tareas dañinas para su desarrollo mental, físico y emocional? Niños mendigos, niños soldados, niños trabajadores, niños analfabetos, niños sin techo…

El 20 de noviembre de 1989 la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó la Convención sobre los derechos del niño, en la que se reconocen los derechos inalienables de los menores. Desgraciadamente, las Naciones Unidas juegan con una doble agenda. Por una parte, hablan de paliar la pobreza, la desnutrición, evitar situaciones de guerra, conflicto y discriminación. Por otra, promueven la aniquilación de niños invirtiendo grandes cantidades de dinero en programas de aborto y esterilización.
 
Proteger a los niños es defender, en primer lugar, su vida, su derecho a nacer. Y después, por supuesto, garantizar su bienestar, lo que requiere un gran esfuerzo en los ámbitos legislativo, administrativo y judicial. Hoy se celebra el día mundial de la infancia. Que esta jornada sirva para recordarnos que millones de niños en el mundo sufren a diario explotación sexual o algún tipo de violencia, pobreza, exclusión social, maltrato o alguna forma de discriminación, y otros tantos son asesinados en el vientre de sus propias madres.

Que esta jornada sea una invitación a cuidar y proteger a los niños, para que puedan vivir en paz y mirar al futuro con esperanza.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Se encomiendan a Dios, defienden el matrimonio, la familia y la vida: ¿son todavía una democracia?


El Primer Ministro húngaro, Viktor Orban, ha declarado en el XIV Congreso de Católicos y Vida Pública que la depresión económica europea no responde a una «coyuntura», sino a una crisis de orden espiritual, y que una Europa regida conforme a los valores cristianos se regeneraría.

Sí, suena raro, pero se trata de un político europeo que, en lugar de ejercitar el liberalismo políticamente correcto uniéndose al pensamiento único imperante, es capaz de enfrentar la crisis aferrándose a unos valores universales, consciente de que los males presentes son un reflejo de una cultura carente de ética.  

La crisis económica es un aspecto más de la gran crisis moral que asola al mundo. La nueva Constitución húngara, que entró en vigor a comienzos de 2012, se encomienda a Dios, habla de la Patria, apela a la Cristiandad, defiende la vida y protege la familia tradicional.
Podéis imaginar cómo ha reaccionado ante esto el resto de Europa, porque la Constitución húngara contrasta claramente con los 'antivalores' en los que se fundamenta la Unión Europea. ¿Dios? ¿Patria? ¿Valores cristianos? ¿Defensa del matrimonio como unión entre un hombre y una mujer? ¿Protección de la vida desde su concepción?

En Estrasburgo se preguntan: "¿Es Hungría una democracia?". 

domingo, 18 de noviembre de 2012

¡Adiós don Miliki! ¡Hasta siempre!


Susanita, don Pepito y la gallina Turuleca están tristes, aunque será sólo por un momento. Inmediatamente volverán a lo suyo que es jugar con su ratón, comer chocolate y turrón y bolitas de anís, que para eso los creaste, para arrancar una sonrisa.
Miliki, has sido parte de nuestra infancia y de la de nuestros hijos, y por eso te recordaremos alegres, como el payaso ‘que alegraba siempre el corazón’, como tu vecina, esa que compró una gallina que parecía una sardina enlatada con patas de alambre. Tú nos enseñaste que se puede entretener a los niños sin palabras soeces ni groserías, que la vida es bella y que la tarde de los sábados en la tele no tiene porqué ser gris como ahora.
La gallina se queda, como Susanita, como don Pepito y don José. Y con ellos, un pedazo de tu talento, de tu capacidad para hacer reír y para ver el mundo con cariño.
Gracias Miliki y ¡Adiós don Miliki! ¡Hasta siempre!

sábado, 17 de noviembre de 2012

Mercadillo Solidario de la Fundación Madrina


Desde ayer y hasta el domingo 18 se noviembre se está celebrando el Mercadillo Solidario de la Fundación Madrina. Esta fundación es una entidad social apolítica y aconfesional, de carácter “benéfico asistencial”, sin ánimo de lucro, dedicada a la asistencia integral de jóvenes y adolescentes embarazadas, sin recursos y en riesgo de exclusión social, violencia o abuso.
El mercadillo se realiza todos los años con el fin de recaudar fondos para los pisos de acogida de la Fundación Madrina. En el podréis encontrar ropa, libros, artesanía, decoración, bisutería, joyas y mucho más para aquellos que ya estén pensando en preparar los regalos de Navidad.

El mercadillo está en la calle Victor de la Serna 1, Metro Concha Espina, Madrid, en horario ininterrumpido de 10h a 21h.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Un espectáculo alarmante


«La humanidad de hoy nos ofrece un espectáculo verdaderamente alarmante, si consideramos no sólo los diversos ámbitos en los que se producen los atentados contra la vida, sino también su singular proporción numérica, junto con el múltiple y poderoso apoyo que reciben de una vasta opinión pública, de un frecuente reconocimiento legal y de la implicación de una parte del personal sanitario».
(Encíclica Evangelium vitae)

jueves, 15 de noviembre de 2012

Si tuvieras que elegir entre hervir a un bebé o dejar que un desastre caiga sobre un millón de personas, ¿qué harías?


 
Harry Truman, el presidente número 33 de Estados Unidos, será siempre recordado como el hombre que tomó la decisión de tirar las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki […]. Al principio, Truman se mostró renuente a usar la nueva arma. Lo malo era que cada bomba arrasaría una ciudad entera, no sólo los blancos militares, sino también hospitales, escuelas y casas de civiles. Mujeres, niños, ancianos y otros no combatientes serían exterminados junto con el personal militar […]. Cuando decidió autorizar los bombardeos, Truman expresó ideas similares. Escribió en su diario: “Le he dicho al secretario de Guerra, Stimson, que la use de modo que el blanco sean objetivos militares y los soldados y marinos, y no mujeres y niños […] Él y yo estamos de acuerdo. El objetivo será puramente militar”. Es difícil saber cómo interpretar esto, pues Truman sabía que las bombas destruirían ciudades enteras…
Elizabeth Anscombe, que murió en 2001 a la edad de 81 años, era una estudiante de 20 años en la Universidad de Oxford cuando comenzó la segunda Guerra Mundial. Ese año ella escribió en coautoría un discutido folleto argumentando que Gran Bretaña no debía entrar en la guerra porque terminaría peleando con medios injustos, como ataques contra civiles […]. Miss Anscombe era católica, y su religión ocupaba un lugar central en su vida […].

En 1968 celebró la declaración del papa Paulo VI en la que la Iglesia prohibió los anticonceptivos, y escribió un folleto explicando por qué el control artificial de la natalidad era ilícito. Hacia el fin de su vida fue detenida por protestar frente a una clínica en que se practicaban abortos. También aceptó las enseñanzas de la Iglesia acerca de la conducta ética en la guerra, que la llevaron a un conflicto con Truman.
Los caminos de Harry Truman y de Elizabeth Anscombe se cruzaron cuando, en 1956, la Universidad de Oxford otorgó a Truman un grado honorario. Ésta fue una forma de agradecerle la ayuda de los Estados Unidos durante la guerra. Quienes propusieron ese honor creyeron que no causaría controversias, pero Anscombe y otros dos profesores se opusieron a que se otorgara y, a pesar de que perdieron, lograron que se sometiera a votación algo que de otra manera habría sido aprobado de manera rutinaria.

Luego, mientras se confería ese honor, Anscombe se arrodilló fuera del salón, rezando. Anscombe escribió otro folleto, explicando esta vez que Truman era un asesino porque había ordenado los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. Por supuesto, Truman creyó que los bombardeos se justificaban: habían abreviado la guerra y salvado vidas. Para Anscombe, esto no era bastante.
“Que los hombres decidan matar inocentes como medio para sus fines —escribió— siempre es un asesinato.” Y contestó al argumento de que los bombardeos habían salvado más vidas de las que suprimieron, diciendo: “¡Vamos! Si tuvieras que elegir entre hervir a un bebé y dejar que un desastre horroroso cayera sobre un millar de personas —o un millón, si mil no te bastan—, ¿qué harías?”. La cuestión es que, según Anscombe, hay ciertas cosas que no se deben hacer, pase lo que pase. No importa si puedes lograr un gran bien hirviendo a un bebé; es algo que simplemente no se debe hacer.

Tomado de: Rachels, J. Introducción a la filosofía moral. Ed. FCE, México, 2006.

La unión homosexual no es matrimonio

Ayer os comentaba que legislar las uniones homosexuales me parece una discriminación respecto a otras uniones que no tienen un componente sexual, y que no existe ningún fundamento que nos permita establecer una similitud, ni siquiera remota, entre el matrimonio y las uniones homosexuales, se las llame ‘matrimonio homosexual’ o de cualquier otra forma.

Continuando con la cuestión de ayer sobre si debe legislarse específicamente la unión homosexual, una comentarista de este blog, Miriam, autora del blog ‘Caminar con Rumbo’, me envía este interesante vídeo para ilustrar el tema:


miércoles, 14 de noviembre de 2012

¿Es preciso legislar las uniones homosexuales?

 

He observado que la mayoría de los que no están a favor de la legalización del matrimonio homosexual argumentan que lo principal es que no se lo llame matrimonio, aunque coinciden en que es necesario legislar esas uniones, si bien dándoles otro nombre.

La cuestión es ¿por qué hay que legislar las uniones homosexuales?
Para empezar, tengamos en cuenta que el matrimonio no es una unión cualquiera entre personas humanas. Se trata de una unión que existe exclusivamente entre dos personas de sexo opuesto, que por medio de la recíproca donación personal, propia y exclusiva de ellos, tienden a la comunión de sus personas, estando abiertos al don de la vida. El matrimonio, así considerado, es una institución no sólo de carácter privado, sino también público, que tiende al bien común.

La Iglesia católica explica que el matrimonio es santo, mientras que las relaciones homosexuales contrastan con la ley moral natural. Sé que esto puede producir algún escándalo entre los que lo lean, pero esta verdad no significa que las personas homosexuales deban ser discriminadas. Por el contrario, la Iglesia enseña que «deben ser acogidas con respeto, compasión y delicadeza, evitándose todo signo de discriminación injusta», lo cual no es óbice para reconocer que las uniones homosexuales están cerradas al don de la vida, no proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual, y no pueden ser consideradas matrimonio.
La ley española, como en muchos otros países laicistas, ha establecido una equivalencia legal entre las uniones homosexuales y el matrimonio propiamente dicho. Con ello, favorece una concepción errónea de la sexualidad y del matrimonio. ¿Qué necesidad hay de legislar acerca de estas uniones?

Hay quien dice que es necesario legalizar las uniones homosexuales para que las personas que conviven en estas parejas no vean mermados sus derechos. Se trata de un argumento falso, ya que nadie pierde el reconocimiento de sus derechos comunes por convivir con otra persona, se trate de una convivencia homosexual o heterosexual. Siempre se puede recurrir al derecho común para tutelar determinadas situaciones jurídicas, lo mismo que hacen personas que conviven en otro tipo de uniones. Legislar las uniones homosexuales es una discriminación respecto a otras uniones que no tienen un componente sexual.
Imaginad el caso de un padre viudo que convive con un hijo soltero que cuida de él, dos jóvenes amigos que conviven para compartir gastos sin estar unidos por una relación homosexual, dos personas mayores que antes que vivir solas prefieren convivir y hacerse mutua compañía, un anciano que pone su casa a disposición de un estudiante de tal manera que éste tenga donde vivir y el mayor esté acompañado, una mujer adulta que cuida a un discapacitado, etc. Si observáis, veréis que algunas de estas uniones de hecho cumplen una función social importantísima, que no está reconocida, mientras que la unión homosexual sólo atañe a los convivientes, pero no cumple función social alguna ni es de interés público.

¿Se discrimina a las personas homosexuales si no se legisla su convivencia? No, porque cualquier tipo de convivencia puede regularse mediante las leyes vigentes, y a esa legislación pueden acogerse las personas homosexuales, como todas las demás. En cualquier caso, no se puede establecer una equivalencia discriminatoria hacia el verdadero matrimonio, con una unión que no sólo no es matrimonial, sino que no cumple la función social del matrimonio.
La personas homosexuales u heterosexuales que conviven entre sí pueden acudir a la legislación vigente, crear sociedades, declararse beneficiarios de sus cuentas bancarias, hacer testamentos (dentro de lo que la ley española permite), hacerse legados, préstamos, donaciones, etc.

¿No son exactamente los mismos beneficios que puede obtener un matrimonio? Efectivamente, porque no son matrimonio. Tampoco tienen la función social del matrimonio ni sus responsabilidades. No forman una institución de carácter público que tienda al bien común. Tan sólo forman una unión de interés privado, como puede haber muchas otras.
¿Debe legislarse una unión homosexual como si fuera un matrimonio? No, porque no hay ninguna base que nos permita establecer una similitud, ni siquiera remota, entre el matrimonio y las uniones homosexuales, se las llame ‘matrimonio homosexual’ o de cualquier otra manera.

martes, 13 de noviembre de 2012

Un cristiano jamás puede decir sí a la eugenesia


Decía Darwin que aquellos que ayudan y protegen a los débiles, enfermos, ancianos o discapacitados son los culpables del fracaso de la selección natural. "Entre los salvajes –afirmaba- los cuerpos o las mentes enfermas son rápidamente eliminados. Los hombres civilizados, en cambio, construyen asilos para los imbéciles, los discapacitados y los enfermos y nuestros médicos ponen lo mejor de su talento en conservar la vida de todos y cada uno hasta último momento, permitiendo así que se propaguen los miembros débiles de nuestras sociedades civilizadas. Esto es sumamente perjudicial para la raza humana".

Desgraciadamente, son muchos los que hoy en día piensan que proteger a los más débiles y necesitados es perjudicial para la raza humana. Los ‘herodes’ de nuestro siglo, que invierten impresionantes cantidades de dinero en la píldora abortiva o en succionadores para practicar abortos, pretenden, a su manera, restaurar el equilibrio natural, eliminando a los que sobran.

Sólo el Cristianismo ha sido capaz de poner las cosas en su sitio y oponerse a los defensores de la eugenesia, declarando con contundencia que una sociedad que no logra aceptar a los que sufren, es una sociedad cruel e inhumana. Y es que los cristianos somos conscientes de la dignidad de cada vida humana, creada a imagen de Dios, y comprendemos que, en palabras del Papa Benedicto XVI, ninguna aflicción, enfermedad o discapacidad es capaz de borrar esta impronta divina grabada en lo más profundo del hombre.

El aborto: una industria millonaria en dinero de sangre


El aborto es un negocio, y no hay negocio sin compradores y vendedores. ¿Imagináis a alguien ofreciendo sus servicios para matar a la personita más pequeña e indefensa del mundo? Pues esta gente existe. Matan a cambio de dinero argumentando que lo hacen por el bien de la mujer: porque la madre es una adolescente y un hijo le estropearía la vida, porque el aborto es consecuencia de una violación, porque el bebé viene con una malformación congénita, porque será un niño con síndrome de Down, porque la familia es pobre... Hay miles de justificaciones para tranquilizar las conciencias, pero lo cierto es que hay que ser muy ingenuo para creer que el que mata y cobra, lo hace altruistamente por el bien de la mujer o del niño.
La industria del aborto es multimillonaria, y tiene capacidad para invertir en campañas presidenciales, como la que ha llevado a Obama nuevamente al poder, en empresas publicitarias para inducir a las adolescentes a consumir la píldora abortiva, o en medios de comunicación para lograr una gran influencia social. En cualquier caso, el dinero invertido es dinero de sangre.

lunes, 12 de noviembre de 2012

El lugar más parecido al infierno


Hoy he leído la triste historia del Dr. James Peters, un anestesista australiano que ejercía en un abortorio y que en el plazo de año y medio llegó a contagiar a 55 mujeres de hepatitis C. Según ha declarado en el juicio, primero se inyectaba a sí mismo fentanyl, un potente opiáceo, y después, a sabiendas de que sufría de hepatitis, utilizaba la misma jeringa con las mujeres. Hay que decir que este hombre había sido condenado anteriormente por abuso de drogas y posesión de pornografía infantil.
Un abortorio, que no es otra cosa que un negocio donde se matan niños a cambio de dinero, especializado en abortos tardíos, es decir, en asesinar a niños mediante la técnica de aborto por nacimiento parcial. Se extrae la cabeza del bebé, se le introduce un arma letal en la nuca para destrozarle la médula espinal y se le mata. Algunos, no obstante, nacen vivos y son abandonados sobre una mesa sin atención médica, morfina o calmantes, hasta que mueren.  Madres que acuden a desembarazarse de sus hijos y, en el proceso, son contagiadas de hepatitis C por un médico drogadicto, consumidor además de pornografía infantil…

No sé si vosotros podéis imaginar algo más parecido al infierno que un lugar semejante.

Recuperar el sentido de la Navidad

 
Parece que es un poco pronto para comenzar a hablar de la Navidad. Sin embargo, el mundo del comercio se mueve siempre por adelantado. Dentro de nada conoceremos las tendencias en Europa para la próxima primavera, así que no es extraño que empiecen las tiendas y los grandes almacenes a hacer publicidad de los productos navideños. La fotografía corresponde al desfile tradicional que abre oficialmente el mercado de Navidad en el histórico Tondern, en Dinamarca.
Pienso que este año la crisis, en lugar de estropear la Navidad, va a hacer que por fin la vivamos como merece. En nuestra sociedad consumista la Navidad se ha convertido en un breve periodo de vacaciones donde se gasta el dinero a espuertas y donde los más pequeños, esperan que sus iphones o sus Blacberrys sean renovadas, que los Reyes Magos o Santa Claus les traigan la Wii, o que los juguetes que son anunciados cansinamente por la tele se hagan presentes en su salón por arte de birlibirloque. Y los mayores muchas veces se ponen tristes. En esta época nos reunimos más en familia y se notan los huecos; los  que ya no están, los que sí están pero no han venido…

La mayoría no sabemos lo que festejamos en estas fechas. Lo que sí sabemos es que hemos perdido la Navidad, secuestrada por el consumismo, y todos los años hablamos de la necesidad de recuperarla. Pero las dificultades son muchas. Estamos rodeados de tentaciones, de publicidad, de toda una parafernalia que nos dice ‘lo que debemos hacer’: comprar, gastar, beber, comer, festejar… ¿el qué? Hemos vaciado la Navidad de su auténtico significado y la hemos llenado de cachivaches inútiles.
Nos hemos acostumbrado a usar la Navidad para nuestros intereses personales. Es una buena excusa para montar una juerga con amigos, para regalarse a uno mismo un capricho o para hacer un viaje.  Pero este año podemos acabar con todo eso. Hay crisis, menos dinero en el bolsillo, y hay que pensar en la cuesta de enero. Y si para nosotros está siendo duro, ¡qué decir de aquellos que lo pasan aún peor porque han perdido su trabajo o han sido desahuciados de su casa! Menos juerga y más alegría auténtica. Recuperemos el sentido de estas fechas sin la presión del consumismo. Llenemos de contenido la Navidad.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Rosa López con Manos Unidas


La popular cantante pop Rosa López, famosa desde su participación en la 1ª edición española del programa Operación Triunfo, está colaborando desde hace varios meses con la ONG Manos Unidas, a la que ha regalado una canción que ha incorporado a su último trabajo discográfico.
Como sabéis, Manos Unidas es una Asociación de la Iglesia Católica en España, dedicada a la ayuda, promoción y desarrollo del Tercer Mundo. Luchar contra el hambre, la desnutrición, la miseria, la enfermedad, el subdesarrollo y la falta de instrucción son sus principales objetivos.

El tema ‘Manos Unidas’ ha sido difundido a través de YouTube y todo el dinero que se recaude irá destinado íntegramente a apoyar las labores humanitarias que realiza esta organización católica.
¡Qué lo disfrutéis!
 
 

sábado, 10 de noviembre de 2012

La conciencia no logra olvidar el haber quitado la vida al propio hijo


El Síndrome post-aborto existe. Se trata de un conjunto de síntomas que sufre en mayor o menor medida la mujer que ha abortado. Los psicólogos afirman que afecta también al hombre que participa, colabora o presiona a la mujer para abortar. El SPA designa un cuadro patológico que abarca un conjunto de síntomas fisiológicos y psicológicos que se desencadenan tras un aborto.
Creo que es fácil entender que con el aborto se destruye un vínculo natural, el que une a los padres con el hijo, y que cuando éstos destruyen la vida del concebido, necesariamente se produce una sensación de vacío.

Agresividad, tristeza, dolor, depresión, malestares físicos, desequilibrios emocionales, intentos de suicidio, recuerdo constante del embarazo… El aborto provocado impide a la mujer vivir el lógico duelo ante una pérdida importante, con lo que el Síndrome post-aborto puede durar mucho tiempo, años o, incluso, toda la vida:
“¿Qué edad tiene?, preguntó la anciana. ¡Cincuenta y dos! -Repliqué tomando asiento a su lado. ¿Por qué lo pregunta? (…) -Porque supuse que tendría más o menos la edad que mi hijo hubiese tenido… ¡Si lo hubiera dejado vivir!- Dijo en voz baja”. (Dr. Beanson. Human Life International).

Dice el Papa Juan Pablo II (Mulieris Dignitatem) que, aunque hoy la opinión pública pretende de varias maneras anular el mal del aborto, "la conciencia de la mujer no logra olvidar el haber quitado la vida al propio hijo, porque no logra borrar la disponibilidad de acoger la vida inscrita en su conciencia desde el principio".

viernes, 9 de noviembre de 2012

Testigos que nos hablan de la dignidad de cada vida humana


Cuando el dolor aparece en el horizonte de una vida joven, quedamos desconcertados y quizá nos preguntemos: ¿Puede seguir siendo grande la vida cuando irrumpe en ella el sufrimiento?
La grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre.

Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana.
Jesús y, siguiendo sus huellas, su Madre Dolorosa y los santos son los testigos que nos enseñan a vivir el drama del sufrimiento para nuestro bien y la salvación del mundo.

Estos testigos nos hablan, ante todo, de la dignidad de cada vida humana, creada a imagen de Dios. Ninguna aflicción es capaz de borrar esta impronta divina grabada en lo más profundo del hombre.
Desde que el Hijo de Dios quiso abrazar libremente el dolor y la muerte, la imagen de Dios se nos ofrece también en el rostro de quien padece.

Esta especial predilección del Señor por el que sufre nos lleva a mirar al otro con ojos limpios, para darle, además de las cosas externas que precisa, la mirada de amor que necesita. Pero esto únicamente es posible realizarlo como fruto de un encuentro personal con Cristo. De ello sois muy conscientes vosotros, religiosos, familiares, profesionales de la salud y voluntarios que vivís y trabajáis cotidianamente con estos jóvenes. Vuestra vida y dedicación proclaman la grandeza a la que está llamado el hombre: compadecerse y acompañar por amor a quien sufre, como ha hecho Dios mismo. Y en vuestra hermosa labor resuenan también las palabras evangélicas: “Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 40).
Vosotros sois también testigos del bien inmenso que constituye la vida de estos jóvenes para quien está a su lado y para la humanidad entera. De manera misteriosa pero muy real, su presencia suscita en nuestros corazones, frecuentemente endurecidos, una ternura que nos abre a la salvación.

Nuestra sociedad, en la que demasiado a menudo se pone en duda la dignidad inestimable de la vida, de cada vida, os necesita: vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor. Más aún, sois protagonistas de esta civilización. Y como hijos de la Iglesia ofrecéis al Señor vuestras vidas, con sus penas y sus alegrías, colaborando con Él y entrando “a formar parte de algún modo del tesoro de compasión que necesita el género humano” (Spe salvi, 40).

(Palabras del Santo Padre en su visita a la Fundación Instituto San José. JMJ Madrid 2011)

jueves, 8 de noviembre de 2012

¿Os habéis vuelto locos?


Un precioso testimonio que se comenta por sí solo. ¡Que lo disfrutéis!


Niños sin infancia y adultos inmaduros


Cuando yo era pequeña, salíamos a jugar a la calle o al jardín y montábamos en bicicleta con otros niños, fabricábamos cabañas que se venían abajo al primer soplido, trepábamos a los árboles para caernos y cuando veíamos una película, nuestros padres procuraban que fuera apropiada para nuestra edad. Éramos niños.
Ahora observo que ocurre todo lo contrario. Los mayores se sientan con los niños a ver programas en los que unos cuentan cómo se acuestan con otros y ven películas inapropiadas, por no decir inmorales, sin pensar en cómo esas imágenes pueden afectar a los pequeños. Los niños no ocupan su tiempo en jugar, inventar aventuras o simplemente correr por ahí haciendo trastadas. Las niñas de nueve o diez años se preocupan de su aspecto, quieren ir a la peluquería, se pintan las uñas, se maquillan y se obsesionan por estar más o menos delgadas. Los niños son animados por sus madres a cortarse el pelo con un determinado estilo, se ponen piercings o se hacen tatuajes. Y no hablo de adolescentes, sino de niños pequeños que con diez u once años están al acecho dispuestos a tener sus primeras experiencias sexuales.

Se ha perdido el respeto al niño. Por ello, ahora se habla de todo en su presencia sin pensar que la información mal dada que el pequeño recibe lo convierte de un adolescente precoz mucho antes de tener edad para ello. Por otro lado, hay un deseo obsesivo por parte de los padres de dar y consentir todo, de no provocar en sus hijos la más mínima frustración, como si eso fuera a hacerles felices. Los menores obtienen lo que quieren por las buenas o por las malas. Son caprichosos porque sus educadores los hacen caprichosos. Hay una cierta alergia a las palabras disciplina y educación.
Hoy a los niños se les sobreprotege, se les consiente y se los mima, y al mismo tiempo se les abandona. Detrás de una apariencia de normalidad, incluso de abundancia de bienes materiales, los niños se ven a veces obligados a vivir en soledad, porque sus padres trabajan demasiadas horas, salen mucho, casi no pasan tiempo con ellos, o están separados.

Todas estas circunstancias hacen que los niños acaben encontrando puntos de referencia en la televisión, la publicidad y la electrónica. La cuestión es que entre los intereses del consumismo y el egoísmo y la hipocresía de los adultos, la infancia de nuestros niños es cada vez más corta. ¿Quiere esto decir que maduran antes? En absoluto. Las mismas circunstancias que matan la infancia antes de tiempo, hacen que la adolescencia dure eternamente, con lo que niños de once o doce años se asemejan mucho a jóvenes de 25 que deberían ser ya adultos . Protejamos la infancia de nuestros hijos, porque los niños sin infancia son adultos inmaduros.  

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Obama, protagonista del genocidio negro, gana las elecciones

 
Planned Parenthood, la mayor organización proabortista mundial, anunció en su momento que iba a invertir más de 1.7 millones de dólares en apoyar la candidatura de Barack Obama a la relección como Presidente de los Estados Unidos. Cecile Richards, presidenta de los Fondos de Acción de Planned Parenthood, explicaba el porqué de este apoyo: “para la salud de las mujeres no existe mejor defensor que Barack Obama”.

Por cierto, en América las mujeres negras tienen una tasa de aborto cuatro veces superior al de las mujeres blancas y uno de cada dos embarazos de mujeres negras acaba en aborto. El primer negro en llegar a la Presidencia de EEUU, que en su momento despertó grandes simpatías y esperanzas, resulta ser uno de los mayores protagonistas del genocidio negro que tiene lugar en este país

La industria millonaria del aborto ha invertido y ha ganado. Su candidato seguirá en el poder para que ellos puedan sacar pingües beneficios.
Obama, galardonado con el Nobel de la Paz 2009, ha convertido a EEUU en el centro de expansión mundial de la cultura de la muerte y en un referente del Nuevo Orden Mundial. El comunicado oficial del Comité Nobel Noruego decía entonces que con Obama se reforzarían la democracia y los Derechos Humanos. Ya lo hemos visto.

martes, 6 de noviembre de 2012

Matrimonio homosexual avalado por el Tribunal Constitucional


Esta tarde, el Tribunal Constitucional ha avalado el llamado 'matrimonio homosexual' aprobado bajo el Gobierno de Rodríguez Zapatero, al rechazar el recurso interpuesto en 2005 por el Partido Popular.
Y nuestro Presidente, Mariano Rajoy, hace un encogimiento de hombros nacional y declara que su partido interpuso el recurso "sólo por el nombre matrimonio" que la ley otorga a las uniones entre personas del mismo sexo y no por sus efectos jurídicos -"que no nos importan"-, con lo que deja bien claro que las diferencias entre PP y PSOE respecto al matrimonio ‘gay’ son una simple cuestión de vocabulario.

A lo largo de la historia los pueblos han reconocido con sabiduría lo que es el matrimonio. Hoy, algunos se creen más listos que nadie. A otros, aunque sean presidentes de gobierno, no les importa… Siete añitos han tardado los miembros del TC en decidirse a desestimar el recurso de inconstitucionalidad interpuesto contra la ley de matrimonio homosexual. Para los que seguís este blog desde otros países, deciros que aquí el que se levanta sin ganas de trabajar se alegra de vivir en España, así que no es extraño que se hayan tomado tanto tiempo.
La cuestión es que en este país, mientras no nos quiten el jamón serrano y el Tío Pepe, lo demás nos trae al pairo.

La FIV crea hijos sin madre


En EEUU ha nacido un niño sin madre. Todo comenzó cuando un matrimonio decidió recurrir a la fecundación artificial para tener un hijo. El marido aportó el esperma y una donante (no la esposa) aporto el óvulo. La donante es, por tanto, la madre biológica del niño que lleva sus genes. Se buscó además una ‘madre de alquiler’ para que el bebé se desarrollara durante los primeros nueve meses.
Cuando el niño nació, la mujer casada con el donante, que no es la que puso el óvulo ni la que lo llevó en su útero, pretendía ser la madre del bebé, aunque éste no lleva sus genes ni se desarrolló en su seno. Digamos que quería ser madre ‘por matrimonio’. Sin embargo, para que esta mujer pueda convertirse en madre, las leyes de New Jersey, donde ha tenido lugar este despropósito, la obligan a adoptar al niño, pues no existe vínculo físico entre ella y el pequeño. Tanto el marido (donante de esperma y padre biológico del niño), como su mujer, pretenden ser los padres legales del bebé pues, al fin y al cabo, fueron ellos los que ‘crearon’ a este huérfano de madre para que fuera hijo de la pareja.

Damos por hecho que el matrimonio tiene un grave problema de esterilidad y que recurrir a la FIV no es un mero capricho. Como veis, se trata de un caso de fecundación artificial heteróloga,  donde se obtiene artificialmente una concepción humana a partir de gametos procedentes de al menos un donador diverso de los esposos unidos en matrimonio. Con esta técnica, los cónyuges no sólo han roto el lazo generativo esposo-esposa, sino que han violentado el sentido mismo de la paternidad.  
Pienso que es fácil entender que la fecundación artificial sobrepasa los límites del derecho que tienen los cónyuges a intentar tener un hijo. Si hay esterilidad en el matrimonio, ¿no es mucho más lógico adoptar un niño? En este caso, lo que se ha hecho no es solucionar el problema de un niño sin padres, sino crear un niño huérfano de madre. Ante el nacimiento de un nuevo ser humano, lo principal no es el deseo de determinadas personas a ser padres, sino el ser mismo del niño, y no se puede engendrar un hijo (en este caso fabricarlo en un laboratorio), lesionando sus derechos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).