lunes, 30 de abril de 2012

Casarse y descasarse


Hoy he sabido de un matrimonio amigo que, después de diecisiete años casados y tras unos meses de separación, han decidido divorciarse. He hablado con Ana y le he comentado la tristeza que sentimos al enterarnos. Su respuesta me ha dejado perpleja. Me ha dicho que tanto Juan como ella tenían claro al contraer matrimonio que si la cosa no funcionaba no harían de ello un drama sino que sabrían recomenzar. Mi sorpresa ha sido mayúscula. ¿Quiere eso decir que el día de su boda, mientras los allí presentes éramos testigos del ‘sí quiero’, Ana y Juan mentían?  Así es. Los dos decían un sí condicional. Un ‘te amaré hasta que me canse’, ‘hasta que surjan problemas’, ‘hasta que encuentre a otro al que ame más’, ‘hasta que me harte de tu carácter’ o, simplemente, ‘hasta que cambie de opinión’.
Hace unos días, Monseñor Xavier Novell, obispo de Solsona, declaraba que antes que el aumento de bodas civiles, le preocupaba el hecho de que se celebren bodas religiosas sin que haya auténtica fe entre los contrayentes. Por desgracia, son muchos los matrimonios que comienzan como el de Juan y Ana,  con un consentimiento no válido. Falta, seguramente, mucha formación, y abundan las parejas de novios que “se quieren como si estuvieran casados”, sin estarlo, al tiempo que hay matrimonios que “dejan las puertas abiertas” a cambiar de vida si las cosas se ponen difíciles.  

“No es bueno que el hombre esté solo”. Me gustan especialmente estas palabras del Génesis que entiendo que no se refieren únicamente al ‘hombre’ como varón, sino a la persona, hombre o mujer. Pienso que los cristianos deberíamos tener muy claro que el matrimonio es  un ‘invento’ de Dios para que muchos de nosotros podamos realizar nuestra vocación al amor. Y si Dios es el autor del matrimonio, nosotros no deberíamos creernos con derecho a ‘reformarlo’.  El acto del consentimiento matrimonial no es una parte más de una ceremonia más o menos bonita. Es un acto de amor, un acto de entrega y de donación de uno mismo. Un acto irrevocable en el que dos, un hombre y una mujer, forman una ‘comunión de personas’ como le gustaba decir a Juan Pablo II en sus catequesis. Y cuando un hombre y una mujer dan su consentimiento al matrimonio, lo dan a todo lo que el matrimonio significa y conlleva.

viernes, 27 de abril de 2012

Una historia real de amor a la vida



Copio aquí una  historia publicada en Infocatólica. A pesar de su dramatismo, encierra un gran amor a la vida:

La noticia se la dieron el 28 de diciembre, al tercer mes de embarazo, y tres días después de brindar en Nochebuena porque "¡se agrandaba la familia!" La ecografía de ese día mostró que eran mellizos: varón y mujer. Pero antes de que C. y L. pudieran celebrar la noticia, les dieron el diagnóstico: anencefalia (sin cerebro) en el varón, y encefalocele (cerebro con hernia) en la mujer. "Salí desesperada del consultorio y me zambullí en Internet", le contó C. a LA GACETA. "¿Sabes qué día era? El Día de los Santos Inocentes", añadió.

"Ya no recuerdo la infinidad de médicos que me vieron desde entonces. Ninguno sabía explicarnos a mi marido y a mí cuál era el pronóstico. Sólo se apresuraban a aclararnos: ‘miren, esta es una decisión de ustedes, piensen tranquilos, que nadie los va a juzgar...’ ¿Decidir qué? ¿Quién nos va a juzgar? ¡No entendíamos nada! ¡Todavía no nos caía la ficha! Y ellos seguían: 'no se aten a la moral ni a la religión...' A ver... ¡sólo quiero saber qué se puede hacer! ¡No me empiecen hablando de la interrupción del embarazo!", renegaba esta mujer de 37 años con rostro de niña.

"Lo único que sabíamos era que había dos corazones latiendo a full. ¡Y no los íbamos a parar nosotros! Pero ¿cómo sigue esto? Uno de los ecografistas apenas me vio me dijo: 'seguir con el embarazo es una locura. Se te va a hinchar la panza, no vas a poder aguantar el dolor... ' Ahí sí me asusté muchísimo. ¿A qué me estoy exponiendo, si mis hijos se van a morir igual? Después mi ginecóloga me tranquilizó: 'no, mirá, vamos a continuar el embarazo mientras no pongamos en riesgo tu salud. Los bebés estarán bien siempre que estén en tu panza'", siguió relatando

Enfrentar la mirada del otro no era más fácil que escuchar a los médicos. "Me tuve que bancar que me digan: 'Dios sabe por qué te manda esto', 'si Él lo permite por algo será', 'los hijos pagan por los pecados de los padres'... Entonces dije ¡basta! Mis hijos no son un castigo. Y decidí no hablar más sobre el asunto, salvo con personas muy allegadas. Sin embargo, siempre te tenés que enfrentar con gente que te pregunta: ¿qué nombre les vas a poner? Qué contenta debes estar ¿no?", rememoró. Los meses pasaron con ráfagas de felicidad. Pero sin preparativos ni elección de nombres. La decoración de la habitación de los bebés quedó paralizada. En cambio, había que hacer otras cosas: comprar ropita para la partida, averiguar sobre el servicio de sepelio... "Cuando le pedí a mi marido que se encargara de todo eso, se quedó mirándome como si no entendiera nada, hasta que se dio cuenta. ¡Es tan duro todo esto...!"

"¿Para qué día querés que programemos la cesárea?", le preguntó la ginecóloga. "No, por favor, no me hagas decidir a mí el día en que se van a empezar a morir mis hijos", le rogó C. "Está bien, será el miércoles 18 de abril a las tres de la tarde".

El domingo 15, por la noche, tres días antes de la operación, un amigo, Teo, me puso en contacto con C. y T., a quienes no conocía. Ya era bastante tarde cuando llegué a su casa. Conversamos largamente todo lo que aquí se cuenta, y a la medianoche nos despedimos con un abrazo. C. me permitió poner las manos sobre su panza y ahí pude sentir la danza de la vida... Los movimientos vigorosos, seguros, ajenos a todo lo que pasaba alrededor. Sonreímos juntas y nos emocionamos. "¡Es impresionante cómo se mueven! Y mirá que sólo se dejan sentir así con el papá". ¡Epa! ¡Qué patada! ¡Seguro que es el varón!" El dramatismo se vuelve miel hasta que nos despedimos.

El gran día llegó a los siete meses de gestación. La operación transcurrió sin sobresaltos, como el embarazo (ni siquiera se le hincharon los pies).

Los dos nacieron vivos. Fueron bautizados en el mismo quirófano por un sacerdote que había sido preparado para ello. El varón, que llevó el nombre de un santo, y que era el que más se movía, fue el primero en partir. Ni siquiera tuvo fuerzas para esperar a que su mamá despertara de la anestesia. Vivió sólo una hora.

La nena todavía sigue aferrada a la vida. Quietita como una muñeca, y sin llorar, espera a su madre en los horarios de visita. Inexplicablemente, mueve el piecito cuando la mamá se lo acaricia y ciñe con fuerzas el dedo de su papá cuando él le toca la palma de la manito.

Los órganos del bebé fueron donados al Incucai. "Me consuela saber que mi hijo va a seguir viviendo en otros niños", dice reconfortada.

El dolor es muy grande. Y la historia sigue aconteciendo. C. y L. no se arrepienten de nada.

"¿Quiénes somos nosotros para decidir cuánto deben vivir nuestros hijos?"

C. y L. aceptaron la vida tal como venía, quizás, porque pensaron que aunque triste, es más humano sepultar a los hijos que deshacerse de ellos.

jueves, 26 de abril de 2012

Embriones congelados, una injusticia irreparable



Todos los días clínicas de fertilización in Vitro fabrican embriones a destajo para cumplir los caprichos de aquellos que, por diversos motivos, no pueden (sufren esterilidad) o no desean (homosexuales que quieren ser padres) tener hijos de forma natural. He utilizado la palabra ‘caprichos’ con toda intención, porque si bien es muy lógico el deseo de algunos de superar la infertilidad, no es menos cierto que el fin no justifica los medios, y que el deseo de ser padres no puede anteponerse  al derecho a la vida y a la dignidad de cada ser humano.
En otras entradas he comentado que entre los males causados por la fertilización in Vitro se encuentra la crioconservación de embriones. Mediante la FIV se fabrican embriones para ser implantados en el útero de la madre, pero un número muy elevado de los embriones fabricados no son implantados ; de ellos, los defectuosos o sospechosos de ser portadores de problemas genéticos son descartados, mientras que el resto de embriones sobrantes son sometidos a un proceso de congelación.
La Iglesia ha tratado con frecuencia de este gravísimo problema y afirma que la crioconservación es incompatible con el respeto a los embriones humanos. ¿Qué hacer entonces con estos embriones congelados? Los científicos proponen que sean utilizados para la investigación o para usos terapéuticos. Esto es inaceptable. ¿Alguien permitiría que su hijo fuera utilizado como conejillo de indias o que sus células se usaran para fabricar medicamentos?
Otros proponen descongelar los embriones; éstos, naturalmente, morirían, y entonces podría investigarse con ellos como cuando se investiga con cadáveres. Evidentemente, es una solución sin sentido, ya que supone procurar la muerte de los embriones.
Hay otra opción, y es cederlos a parejas que desean ser padres y sufren esterilidad. Sin embargo, hay que reconocer que no se trata de una posibilidad aceptable, ya que daría lugar a todo un negocio de compra-venta de embriones humanos que ‘han sobrado’ a otras parejas.  Incluso en el caso de que hubiera auténticas donaciones, la adopción prenatal no sería una solución óptima, ya que se seguirían fabricando embriones como hasta ahora, y el número de embriones congelados seguiría aumentando.  La única solución factible sería la prohibición total de realizar fecundaciones in Vitro, y el rescate de los embriones actualmente congelados. Pero mientras esta prohibición (ilegalización) no se produzca, la solución está lejos de alcanzarse.
Después de estudiar todas las posibilidades, la Iglesia afirma que “es necesario constatar que los millones de embriones que se encuentran en estado de abandono determinan una situación de injusticia que es de hecho irreparable”  (Instrucción Dignitas personae). Juan Pablo II reconoce que “no se vislumbra una salida moralmente lícita para el destino de los miles y miles de embriones congelados que son y siguen siendo siempre titulares de derechos esenciales y que, por tanto, hay que tutelar jurídicamente como personas humanas”.

miércoles, 25 de abril de 2012

Legitimidad moral de ciertas técnicas para superar la infertilidad



Entre las técnicas para superar la infertilidad se encuentran las siguientes:

Las técnicas de fecundación artificial heteróloga: son las técnicas ordenadas a obtener artificialmente una concepción humana, a partir de gametos procedentes de al menos un donador diverso de los esposos unidos en matrimonio;

Las técnicas de fecundación artificial homóloga: son las técnicas dirigidas a lograr la concepción humana a partir de los gametos de dos esposos unidos en matrimonio;

Las
técnicas que se configuran como una ayuda al acto conyugal y a su fecundidad;

Las
intervenciones que tienen por finalidad remover los obstáculos que impiden la fertilidad natural;

Al respecto,
son lícitas todas las técnicas que respetan el derecho a la vida y a la integridad física de cada ser humano, la unidad del matrimonio, que implica el respeto recíproco del derecho de los cónyuges a convertirse en padre y madre solamente el uno a través del otro y los valores específicamente humanos de la sexualidad, que exigen que la procreación de una persona humana sea querida como el fruto del acto conyugal específico del amor entre los esposos.

Son admisibles las técnicas que se configuran como una ayuda al acto conyugal y a su fecundidad… El acto médico es respetuoso de la dignidad de las personas cuando se dirige a ayudar el acto conyugal, ya sea para facilitar su realización, o para que el acto normalmente realizado consiga su fin. Son ciertamente lícitas las intervenciones que tienen por finalidad remover los obstáculos que impiden la fertilidad natural.

Fecundación in vitro:

La experiencia de los últimos años ha demostrado que en el contexto de las técnicas de fecundación in vitro el número de embriones sacrificados es altísimo: arriba del 80% en los centros más importantes. Los embriones defectuosos, producidos in vitro, son directamente descartados; muchas parejas recurren a las técnicas de procreación artificial con el único objetivo de poder hacer una selección genética de sus hijos; entre los embriones producidos in vitro un cierto número es transferido al seno materno, mientras los demás se congelan; la técnica de la transferencia múltiple, o sea de un número mayor de embriones con respecto al hijo deseado, previendo que algunos se pierdan…, lleva de hecho a un trato puramente instrumental de los embriones.

La aceptación pasiva de la altísima tasa de pérdidas (abortos) producidas por las técnicas de fecundación in vitro demuestra con elocuencia que la substitución del acto conyugal con un procedimiento técnico…contribuye a debilitar la conciencia del respeto que se le debe a cada ser humano.

Extracto de la Síntesis de la Instrucción Dignitas Personae sobre cuestiones de Bioética. Congregación para la Doctrina de la fe.

martes, 24 de abril de 2012

Legalizar el matrimonio homosexual, ¿una alegría?



El Gobierno británico ha presentado una propuesta para legalizar el mal llamado matrimonio homosexual en el Reino Unido antes de 2015. ¡Mira tú qué bien! Debe ser que envidian a países de tercera como España, Holanda y Argentina. Y en vista de eso, un grupo de religiosos anglicanos, entre ellos cinco ex -obispos han publicado una carta en el diario "The Times" en la que afirman que la Iglesia anglicana "no tiene nada que temer" ante el matrimonio civil homosexual, sino que por el contrario, esta legalización debería ser un motivo de "alegría".

Si el matrimonio fuera un simple compromiso social que se anota en el registro civil, daría igual que los‘registrados’ fueran dos hombres o dos mujeres. Pero resulta que el matrimonio no es eso. Es sorprendente que personas teóricamente preparadas y que se llaman cristianas estén tan ciegas y olviden lo evidente. El ser humano es de naturaleza corporal y la diferencia entre el hombre y la mujer viene dada por la diversidad de sexo y hace que ambos sean complementarios. Sin embargo, estos religiosos anglicanos prefieren obviar lo evidente y asumir la ideología de género imperante, que afirma que la sexualidad humana viene definida, no por la realidad biológica, sino por la elección personal.

Estos pastores parece que viven en el relativismo ético. Para ellos, no existe la ley natural. Lo que importa es el deseo de cada cual, aunque éste de lugar al utilitarismo y a la instrumentalización de las personas. ¿Puede llamarse cristiana una religión que no defiende a la persona sino que la deja a merced de ideologías que afirman que todas las prácticas sexuales son respetables y hay que darles legitimidad social?

Destruir a la familia es destruir el cristianismo, afirmaba Voltaire. Lo que el filósofo no podía imaginar es que personas que se llaman cristianas iban a cooperar de buena gana en esta destrucción apoyando la legitimación de prácticas anticristianas.

Me pregunto qué pensaría Enrique VIII de la que ha montado...

lunes, 23 de abril de 2012

Signos positivos para una Cultura de la Vida


En nuestras sociedades, tan marcadas por la Cultura de la muerte, existen, dice Juan Pablo II en la encíclica Evangelium Vitae, signos positivos y esperanzadores. Entre ellos, enumera los siguientes:

Hay una nueva sensibilidad cada vez más contraria a la guerra como instrumento de solución de los conflictos entre los pueblos, y orientada cada vez más a la búsqueda de medios eficaces, pero «no violentos», para frenar la agresión armada.

Se extiende además el rechazo a la pena de muerte, incluso como instrumento de «legítima defensa» social, al considerar las posibilidades con las que cuenta una sociedad moderna para reprimir eficazmente el crimen.

Evoluciona la ecología; las personas no se centran tanto en los problemas de la supervivencia sino que se centran en buscar una mejora global de las condiciones de vida.

Se desarrolla la bioética, que favorece el diálogo sobre problemas que afectan a la vida del hombre.

Crecen los movimientos e iniciativas de sensibilización social en favor de la vida que, conforme a su auténtica inspiración, actúan con determinada firmeza pero sin recurrir a la violencia.

Signos esperanzadores para una cultura que tiene, necesariamente, que cambiar.

Seguro que habéis reconocido al autor de la viñeta: el genial Mingote.

sábado, 21 de abril de 2012

Las mujeres con cargos importantes se acobardan y callan


Los dos momentos fundamentales en los que la vida es o no es, no son el nacimiento y la muerte, sino el momento la concepción y la muerte. La concepción del ser humano no es un simple hecho biológico; se trata del momento en que comienza a existir una persona, exactamente cuando «queda fijado el programa de lo que será este ser viviente: un hombre, individual con sus notas características ya bien determinadas» (Congregación para la doctrina de la fe).

Es lógico, por tanto, que exijamos a los gobiernos que esa vida sea cuidada y protegida. Cualquiera que coopere con un aborto o induzca a una mujer a abortar está participando activamente en la muerte de un inocente.

Dado que el aborto jamás es una salida moralmente legítima, es preciso encontrar soluciones para evitarlo. La primera, sin duda, es favorecer un cambio de mentalidad respecto a lo que hoy se considera justo y válido. Pensad por un momento que existen demasiadas organizaciones no gubernamentales que, con la excusa de prestar ayuda a los países pobres, difunden el aborto y favorecen prácticas eugenésicas como la esterilización, que muchas veces se realiza a mujeres sin su consentimiento. Por otro lado, el control de natalidad se impone como obligatorio con políticas inmorales ante el silencio de países desarrollados que podrían levantar sus voces. Sin embargo, se emplean recursos económicos (tan necesarios para alfabetizar y paliar el hambre y la pobreza) en promover prácticas asesinas.

La fotografía que ilustra esta entrada es, evidentemente, de otro tiempo. Hoy la mujer tiene voz, pero no siempre la utiliza para defender los derechos de otras mujeres. ¿Dónde están las feministas que tanto chillan pidiendo el aborto cuando otras mujeres que desean ser madres son obligadas a abortar? ¿Y donde están los defensores de la ‘salud sexual y reproductiva’ cuando a las mujeres del Tercer Mundo se las esteriliza sin su consentimiento? ¿Y por qué callan los ‘defensores de la mujer’ cuando Europa financia aspiradores uterinos en países en los que las mujeres son mayoritariamente analfabetas? Para defender a estas mujeres no hay voces valientes.  Las mujeres occidentales, las que han recibido formación y tienen cargos importantes en los gobiernos de sus países, se acobardan y callan. Ellas lo han logrado. Para las demás, sólo ofrecen analfabetismo, esterilización, aborto y sangre.

viernes, 20 de abril de 2012

Sectas diabólicas con piel de cordero pretenden 'rezar' para que se extienda el aborto


La mayor plataforma mundial del aborto, Planned Parenthood, está realizando lo que llaman una ‘campaña de oración’ a favor del aborto. Este esperpento comenzó el día  18 de marzo y concluirá el 27 de abril y está auspiciado por el Humboldt County Clergy for Choice, un comité de Planned Parenthood en California. Las intenciones por las que dicen que rezan son: por las mujeres para quienes un embarazo no es una buena noticia, para que sepan que tienen opciones; para que las embarazadas no escuchen a los pro-vida y aborten; por los médicos abortistas (imagino que para que ganen mucho dinero matando bebés); y para que los estudiantes de medicina aprendan a realizar abortos.
Está claro que estos clérigos de pacotilla (no tenéis más que ver la fotografía) piensan que el quinto mandamiento está de adorno y, al parecer, tampoco saben lo que significa no tomar el nombre de Dios en vano. Lo más preocupante es que cada día es mayor el número de personas que siguen a estas sectas diabólicas que pretenden vestir piel de cordero.

jueves, 19 de abril de 2012

El 'nasciturus' como miembro de la unidad familiar


Una buena noticia: La secretaria de Igualdad de la Xunta de Galicia, Susana López Abella, ha anunciado que los hijos 'nasciturus' contarán como miembros de la unidad familiar a la hora de pedir ayudas a la Xunta en materia de vivienda, a fin de determinar su tipo y contenido. En otras palabras, un no nacido será tenido en cuenta a la hora de valorar las necesidades de una familia de cara a recibir una ayuda pública.
Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir, ha declarado que «con esta medida, se ayuda a hacer visible la evidencia científica de que el ser humano lo es antes y después de su nacimiento, y, por tanto, merece igual trato y protección». Muy cierto. Por ello, la consecuencia inmediata de esta medida debería ser la penalización absoluta del aborto. Esperemos coherencia…

El hijo es alguien y no «parte» del cuerpo de la madre


Decía hace unos días que la condena del aborto no es una cuestión filosófica ni mucho menos religiosa, sino que es, cada vez más, una realidad científica. Diversas ramas de la medicina y ciencias afines precisan con rigor el comienzo de la vida en el instante de la concepción. Abortar significa expulsar el embrión o el feto antes de que pueda vivir fuera del útero materno. Por ello, es evidente que si se procura el aborto, se mata la vida. Y esa vida es la de un individuo humano. ¿Y cómo un individuo humano podría no ser persona humana?
Hoy, para ahondar algo más en el tema, he recogido unas palabras del filósofo Julián Marías, que en su obra "Sobre el Cristianismo" afirma:

El hijo es alguien. No un qué, sino un quién, alguien a quien se dice tú, que dirá en su momento, dentro de algún tiempo, yo. Y este quién es irreductible a todo y a todos, desde los elementos químicos a sus padres, y a Dios mismo, si pensamos en él. Al decir «yo», se enfrenta con todo el universo, se contrapone polarmente a todo lo que no es él, a todo lo demás incluido por supuesto, lo que es.
Es un tercero absolutamente nuevo, que se añade al padre y a la madre. Y es tan distinto de lo que es, que dos gemelos univitelinos, biológicamente indiscernibles y que podemos suponer «idénticos», son absolutamente distintos entre sí y cada uno de todos lo demás, son, sin la menor restricción ni duda, «yo» y «tú»

Cuando se dice que el feto es «parte» del cuerpo de la madre se dice una insigne falsedad, porque no es parte, está alojado en ella, mejor aún, implantado en ella (en ella, y no meramente en su cuerpo) Una mujer dirá, «estoy embarazada», nunca «mi cuerpo está embarazado». Es un asunto personal por parte de la madre.
Pero además, y sobre todo, la cuestión no se reduce al qué, sino a ese quién, a ese tercero que viene, y que hará que sean tres los que antes eran dos. Para que esto sea más claro aún, piénsese en la muerte. Cuando alguien muere, nos deja solos, éramos dos y ya no hay más que uno. Inversamente cuando alguien nace, hay tres en vez de dos (o, si se quiere, dos en vez de una).

Esto es lo que se vive de manera inmediata, lo que se impone a la evidencia sin teorías, lo que reflejan los usos del lenguaje. Una mujer dice: «voy a tener un niño», no dice «tengo un tumor» (Cuando alguna mujer se cree embarazada y resulta que lo que tiene es un tumor su sorpresa es tal, que muestra hasta qué punto se trata de realidades radicalmente diferentes.)
El niño no nacido aún es una realidad viniente, que llegará si no lo paramos, si no lo matamos en el camino. Pero si se miran bien las cosas, esto no es exclusivo del niño antes de su nacimiento: el hombre es siempre una realidad viniente, que se va haciendo y realizando, alguien siempre inconcluso un proyecto inacabado, un argumento que tiende a un desenlace.

miércoles, 18 de abril de 2012

Empresas que utilizan tejidos fetales en sus productos


Life Site News ha difundido una lista elaborada por Children of God for Life, en la que se enumeran una serie de productos que contienen células o restos de tejidos fetales provenientes de abortos o de embriones procedentes de la Fertilización In Vitro.
Entre las empresas que hacen uso de restos de tejidos humanos se encuentra  Senomyx, una compañía dedicada a la investigación de sabores artificiales y potenciadores de sabor que ha trabajado para PepsiCo, Kraft Food y Nestlé y que utiliza células madre embrionarias.

La lista incluye además otras empresas dedicadas a la alimentación, a la fabricación de cosméticos y a la farmacología, como son Neuralstem, Reneuron, Neocutis  Inc, Merck y GlaxoSmithKline.

martes, 17 de abril de 2012

¿Promocionar el aborto es de 'interés sanitario'?


La Sociedad sexológica de Extremadura y el Instituto de psicología y sexología organizan en la ciudad de Badajoz sus II Jornadas de sexualidad dirigidas a personas interesadas en la formación sexológica, según consta en el cartel anunciador del evento. El programa incluye, entre otras cosas, un taller de ‘caricias’, una ponencia de Julián Fernández de Quero, Presidente de Honor de la FESS (Asociación de profesionales de sexología partidaria de que las autoridades sanitarias dejen de considerar la transexualidad como un trastorno), y una ponencia sobre la ‘interrupción del embarazo’ dirigida por el doctor Miguel Montejo Bombín. Este señor es el director del abortorio Los Arcos–Guadiana, la primera clínica acreditada en Extremadura para la realización de abortos hasta las 22 semanas de gestación, según consta en su propia web.
En resumen, se trata de unas Jornadas enfocadas a proyectar la visión más ‘progresista’ sobre la sexualidad y a promocionar la práctica del aborto. Que unos particulares organicen semejante evento no tendría la mayor trascendencia, si no fuera porque las Jornadas han sido declaradas de “interés sanitario” por la Junta de Extremadura, gobernada por el Partido Popular. No sé lo que opinaréis vosotros, pero yo dudo que un taller de ‘caricias’ sea de interés sanitario. En cuanto al aborto, eso me causa menor sorpresa. Al fin y al cabo ya sabemos que desde hace mucho tiempo el Partido Popular tiene por norma apuntarse a todo lo que suponga promocionar la Cultura de la muerte.

lunes, 16 de abril de 2012

¡Feliz cumpleaños Santo Padre!


El Santo Padre celebra hoy su 85 cumpleaños. Ayer, ante miles de fieles que se congregaron en la Plaza de San Pedro para el tradicional Regina Coeli, el Papa recordó que esta semana celebra además otra efeméride, el séptimo aniversario del comienzo de su pontificado:
"El próximo jueves, con ocasión del séptimo aniversario de mi elección para la sede de Pedro, os pido que recéis por mí, para que el Señor me dé la fuerza para realizar la misión que me ha confiado".

domingo, 15 de abril de 2012

Europa financia aspiradores de bebés



Los europeos siempre han sido muy solidarios. En la actualidad, en lugar de intentar paliar el hambre o ayudar a potabilizar el agua, Europa está financiando píldoras abortivas, abortorios y aspiradores de gran potencia para vaciar el útero de las mujeres en el Tercer Mundo. Imagino que les saldrá más barato matar a la gente que darles de comer.

La “European Dignity Watch”  ha emitido un informe sobre la financiación del aborto en la Unión Europea, en el que desvela que la Comisión Europea está utilizando fondos de desarrollo para pagar abortos en países que restringen el procedimiento y está subvencionando a las dos mayores plataformas abortistas mundiales: la International Planned Parenthood Federation y la Marie Stopes International.

Estos dos grandes proveedores del aborto solicitaron y recibieron financiación (hablamos de 30 millones de dólares como mínimo por cabeza) para proyectos que incluían el ‘aborto seguro’, la ‘anticoncepción de emergencia’, la ‘capacitación en aspiración manual al vacío’ y la ‘regulación menstrual’. Reconozco que ésta última expresión no la había oído nunca. Planned Parenthood describe la ‘regulación menstrual’ como el proceso de vaciamiento del útero mediante la succión de gran potencia generada por un aspirador manual al vacío. Un nuevo eufemismo para describir la utilización de aspiradores de bebés, cuya fabricación y distribución financia la Unión Europea en países como Bangladesh, Bolivia, Guatemala y Perú. Y es que los europeos somos muy solidarios…  

Fuente: C-FAM

sábado, 14 de abril de 2012

La agonía de las víctimas del aborto


María Faustina Kowalska fue declarada Santa el 30 de abril del año 2000. El Papa Juan Pablo II anunció  que en adelante, en la Iglesia universal, el Segundo Domingo de Pascua se conocería como el Domingo de la Misericordia Divina. 
Del Diario de Santa Faustina Kowalska:

«Hoy deseaba ardientemente hacer la Hora Santa delante del Santísimo Sacramento, sin embargo la voluntad de Dios fue otra: a las ocho experimente unos dolores tan violentos que tuve que acostarme enseguida, he estado contorsionándome por estos dolores durante tres horas, es decir hasta las once de la noche. Ninguna medicina me alivió, lo que tomaba lo vomitaba, hubo momentos en que los dolores me dejaban sin conocimiento. Jesús me hizo saber que de esta manera he tomado parte en su agonía en el Huerto y que Él mismo había permitido estos sufrimientos en reparación a Dios por las almas asesinadas en el seno de las malas madres. Ahora sí entiendo de qué dolores se trata, porque el Señor me lo hizo saber... Sin embargo, pensar que quizá un día vuelva a sufrir así, me da escalofríos, pero no sé si en el futuro sufriré otra vez de modo similar.  Lo dejo a Dios, lo que a Dios le agrade enviarme, lo recibiré todo con sumisión y amor. Ojalá pueda con estos sufrimientos salvar del homicidio al menos un alma... »

viernes, 13 de abril de 2012

Eugenesia o cómo matar legalmente a los 'ejemplares indeseables'


Perdonad la fotografía. Es lógico que impacte porque se trata de la imagen real de un ser humano abortado en el primer trimestre del embarazo. Una persona indefensa en un estado incipiente de su desarrollo que ha sido troceada y expulsada del útero materno, y me ha parecido que lo menos que puedo hacer es recordar que estos pequeños seres humanos son asesinados todos los días en busca, según dicen, de una sociedad mejor.

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, uno de cuyos objetivos es emitir opinión o dictamen sobre aspectos deontológicos, científicos, profesionales y legales que afectan a esta especialidad médica, acaba de publicar un libro, firmado por los Dres. Bajo Arenas y Díaz Recaséns, en el que recomienda el diagnóstico prenatal como forma de facilitar el aborto en caso de malformaciones congénitas. En otras palabras, la ventaja de diagnosticar las cromosomopatías y los problemas congénitos está en que se facilita la tarea de eliminar a los más débiles.

Como buenos eugenistas, abogan, sin decirlo, por el "perfeccionamiento" de la raza humana. Para ello aconsejan la realización del "triple screening para cromosomopatías durante el primer trimestre de gestación". Su finalidad es detectar posibles problemas cromosómicos y proceder así cuanto antes a la eliminación del ejemplar indeseable. Que nadie se escandalice por estas palabras. La mentalidad eugenésica nació hace muchos años, pero nunca se había practicado con la hipocresía de hoy, donde políticos, científicos y defensores de esta cultura de la muerte llenan su propaganda de eufemismos y buenas intenciones. Los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, el derecho de opción, la colisión de derechos de la mujer y del feto (constantemente aludida por el Partido Popular, por cierto, para defender 'su' aborto), el derecho del niño enfermo a no nacer (¡y dale con hacer favores!), son los argumentos contumaces de estos defensores de la eugenesia.

Detectar una anomalía cromosómica antes del parto no la hace curable. Sin embargo, muchos 'médicos' pretenden con el diagnóstico prenatal marcar a sus víctimas con el estigma de la discapacidad para poder proceder a su eliminación legal. A su lado, los nazis eran unas hermanitas de la caridad.

jueves, 12 de abril de 2012

El Partido Popular 'protege la vida' y vuelve al aborto libre


Algún despistado ha estado felicitando al Ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, por “defender el derecho a vivir”. Ayer, don Alberto nos sacó nuevamente de dudas (a los despistados, digo) y declaró que "la reforma que vamos a hacer es volver al criterio de la regulación del aborto y a la doctrina que tuvo el propio legislador socialista", es decir, a la ley de 1985. Y es que el Partido Popular siempre ha sido el mayor defensor de esta ley socialista y abortista, causante de la muerte de más de 100.000 niños cada año. En España el aborto dejará de ser un derecho para seguir siendo ‘de hecho un derecho’, y la matanza será nuevamente libre en caso de ‘peligro para la salud psíquica de la madre’.
¿Por qué desea el PP esta reforma? Porque el Partido Popular defiende la vida, faltaría más, y por eso introdujo en España la Píldora del día después, la selección embrionaria y la investigación con embriones. Sí, ya sabemos que los del PSOE son los malos de la película y que el PP quiere que las menores tengan el consentimiento de sus padres para poder matar a sus nietecitos, así que ya sabéis, a escribir cartitas de felicitación al ministro por ser tan bueno y seguir protegiendo el derecho de los médicos a forrarse matando niños, y por defender el derecho a vivir de todos… de todos los que no han sido concebidos in Vitro, de todos los que no están enfermos o sufren malformaciones congénitas, de todos los que no tienen Síndrome de Down, de todos los que sus madres no desean quitarse de en medio afirmando que sus vidas les afecta mucho psíquicamente. Todos esos podrán vivir porque el PP es bueno y protege la vida. Los demás, tendrán que morir gracias a subvenciones públicas porque el derecho a vivir que defiende el Partido Popular es este: “aborto sí o aborto sí. Pero la mujer, mujer, es muy madre, madre. Por eso no se carga a los niños sanos, y si quiere tenerlos in Vitro… mejor, que matar embriones no importa, y si es con píldora… mejor todavía, que para eso la legalizamos nosotros”.

Así que tranquilo, que el derecho a vivir... matando seguirá protegido en España. Puedes confiar.

miércoles, 11 de abril de 2012

Por una medicina más humana


«El amor hacia los que sufren es signo y medida del grado de civilización de un pueblo», decía Juan Pablo II.
El tema del sufrimiento es uno de los grandes misterios de la existencia humana. Y, aunque actualmente nuestra sociedad trata de obviarlo, es evidente que el dolor y la muerte son característicos del ser humano. Los avances científicos y tecnológicos nos llevan a una medicina cada vez más eficaz, capaz de curar en un alto porcentaje y de aliviar el sufrimiento, al menos, el dolor físico, en la mayor parte de los casos.

Pero, al mismo tiempo, el desarrollo de la ciencia médica ha ‘atomizado’ la medicina. Ya casi no vemos a aquel doctor de otros tiempos que contemplaba al paciente como un ‘todo’ y hablaba con él en un trato cordial. Ahora, las especialidades se multiplican y cada especialista ve ‘su cachito’ del paciente, lo cual da lugar al peligro de tratar más la enfermedad que al enfermo. Este es un riesgo real que sufren sobre todo aquellas personas que padecen alguna enfermedad incurable y que experimentan cómo el sistema les abandona en gran medida cuando el médico advierte la imposibilidad de una curación. Sin embargo, incluso cuando no se puede curar, la medicina puede hacer mucho por un enfermo ya que siempre es posible mejorar su calidad de vida.

Humanizar la medicina es una asignatura pendiente, quizá porque a veces olvidamos que el enfermo busca en el médico no sólo capacitación, prestigio y competencia profesional, sino también y en primer lugar, cualidades humanas que lo lleven a acompañarlo en el camino de la enfermedad y a aliviar su sufrimiento. En este tema no puede hablarse del ‘sistema’ en sentido abstracto. Es el médico el responsable de que el trato con el enfermo se llene de vibración  humana.

lunes, 9 de abril de 2012

'Preconstitucional' y viejo como el Evangelio


Monseñor Reig-Plá, obispo de Alcalá de Henares, predicó el Viernes Santo una homilía retransmitida por Televisión Española. Durante la misma, el obispo se refirió a distintos temas contemplados, como es lógico, desde la perspectiva de la doctrina de la Iglesia. Entre otras cosas, habló del aborto que destruye la vida de los inocentes y también de las mujeres que recurren a esta práctica, defendió el derecho de los niños y jóvenes a no ser corrompidos por falsas ideologías, y se refirió al alcohol, a la droga, a la malicia del pecado, al adulterio y a la práctica de la homosexualidad.

¿Qué tiene de particular que un sacerdote exhorte a los cristianos a renunciar al pecado y a ser fieles al Evangelio? Aunque parezca mentira, que un obispo ejerza de obispo ha llevado a muchos a rasgarse las vestiduras, hasta el punto de que fuentes de RTVE han declarado que el Consejo de Administración va a estudiar la homilía de Monseñor Reig-Plá, pues varios miembros han planteado enviar una queja a la Conferencia Episcopal para que este tipo de declaraciones no vuelvan a repetirse en misas retransmitidas por la cadena pública. Según dicen, se trata de “mensajes que pueden atentar contra la Constitución”.
¿El Evangelio no es constitucional? Pues parece que no. Al menos así lo ha declarado la exministra Trinidad Jiménez, afirmando que lo que ha dicho el obispo de Alcalá es ‘preconstitucional’. ¡Y tanto! ¡Como que es viejo como el Evangelio!

sábado, 7 de abril de 2012

¿Curar enfermedades a costa de la vida de otros?


La vida humana concebida tiene un valor supremo, independientemente del que le asignen sus padres, los médicos, la ciencia o la sociedad. La vida concebida y aún no nacida no es posesión de los padres que la han engendrado, pues no se puede poseer a otra persona, y eso es un embrión, “alguien”, y no “algo”.
Por ello, pienso que no resulta difícil comprender que el embrión y, por tanto, también el feto, tienen derecho a recibir el mismo respeto debido al niño ya nacido o a cualquier otra persona humana, sea de la edad que sea.

Si utilizar a un ser humano únicamente como material biológico o como simple abastecedor de órganos nos parece inmoral, es lógico que el uso de embriones o fetos como meros proveedores de tejidos para trasplantar, también nos resulte repulsivo. Más aún, si tenemos en cuenta que muchos de estos embriones son expresamente ‘creados’ para tal fin. ¿Qué justificación tiene fabricar seres humanos para ser utilizados como material biológico? ¿Curar enfermedades a costa de la vida de otros?
Una cosa es asumir los logros de la ciencia para mejorar la vida, y otra es considerar que todo lo técnicamente factible es ético.

viernes, 6 de abril de 2012

La Cruz


“La cruz es como un toque del amor eterno sobre las heridas más dolorosas de la existencia terrena del hombre” (Dives in misericordia).

miércoles, 4 de abril de 2012

Sin complejos ni temores


La parroquia de la Preciosa Sangre, en Orcasitas, Madrid, cesó el día de 29 de Marzo todas sus actividades para solidarizarse con los trabajadores con motivo de la huelga general. Los curas se pusieron de huelga. Huelga de Misas y confesiones. Imagino que no habría funerales ni entierros, por no hablar de bautizos, cada vez menos numerosos. Lo mismo hicieron varias parroquias en Barcelona. Digo yo que podían haber hecho una huelga a la japonesa y haberse sentado en los confesionarios las 24 horas, que si la gente no se confiesa más es porque los curas andan en otros menesteres.
Mientras algunos cierran iglesias, el Papa sigue incansable exhortando a todos a entregarse sin reservas a la gran labor de dar testimonio de Cristo. El Lunes pasado recibió a un numeroso grupo de jóvenes de la Archidiócesis de Madrid, entre los que se encontraban los miembros de la Orquesta y el Coro de la Jornada Mundial de la Juventud. A todos ellos les dijo:

«Vosotros estáis llamados a cooperar en esta apasionante tarea y merece la pena entregarse a ella sin reservas. Cristo os necesita a su lado para extender y edificar su Reino de caridad. Esto será posible si lo tenéis como el mejor de los amigos y lo confesáis llevando una vida según el evangelio, con valentía y fidelidad.»
«Alguno podría suponer que esto no tiene nada que ver con él o que es una empresa que supera sus capacidades y talentos. Pero no es así. En esta aventura nadie sobra. Por ello, no dejéis de preguntaros a qué os llama el Señor y cómo le podéis ayudar. Todos tenéis una vocación personal que él ha querido proponeros para vuestra dicha y santidad. Cuando uno se ve conquistado por el fuego de su mirada, ningún sacrificio parece ya grande para seguirlo y darle lo mejor de sí mismo. Así hicieron siempre los santos extendiendo la luz del Señor y la potencia de su amor, transformando el mundo hasta convertirlo en un hogar acogedor para todos, donde Dios es glorificado y sus hijos bendecidos.»

«Queridos jóvenes, como aquellos apóstoles de la primera hora, sed también vosotros misioneros de Cristo entre vuestros familiares, amigos y conocidos, en vuestros ambientes de estudio o trabajo, entre los pobres y enfermos. Hablad de su amor y bondad con sencillez, sin complejos ni temores. El mismo Cristo os dará fortaleza para ello. Por vuestra parte, escuchadlo y tened un trato frecuente y sincero con él. Contadle con confianza vuestros anhelos y aspiraciones, también vuestras penas y las de las personas que veáis carentes de consuelo y esperanza. Evocando aquellos espléndidos días, deseo exhortaros asimismo a que no ahorréis esfuerzo alguno para que los que os rodean lo descubran personalmente y se encuentren con él, que está vivo, y con su Iglesia.»

domingo, 1 de abril de 2012

Semana Santa y el sacrificio de los inocentes



Os dejo a continuación unas palabras de Don José Ignacio Munilla, que ya publiqué hace dos años y que pienso que son muy apropiadas para meditar en estas fechas:

¿Qué tiene que ver el aborto con la Semana Santa? La respuesta a esta pregunta requiere la matización de un “depende”…

Si por Semana Santa entendemos unas escenificaciones callejeras de interés turístico nacional, entonces, ciertamente, no tiene nada que ver. Pero, si la Semana Santa es la memoria viva de la Muerte y Resurrección de Jesucristo, entonces, no lo dudemos, es absolutamente imposible separarlos. El aborto está íntimamente unido a la Pasión de Cristo, de la misma manera que lo están la guerra, el hambre y tantas otras injusticias, consecuencia de nuestro pecado, por cuya redención Jesucristo entregó su vida en la Cruz.

La cultura de la muerte pretende distorsionar la realidad, contraponiendo la defensa de la vida del hijo, al supuesto derecho de la mujer a una “maternidad a la carta”. Pero lo cierto es que apostar por el hijo, es apostar por la madre.

Si queremos vivir en verdad y en intensidad nuestra Semana Santa, no podemos dejar en el olvido la acción de gracias por el don de la vida; la llamada a la responsabilidad en su cuidado; ni tampoco la denuncia profética ante el sacrificio de los inocentes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).