miércoles, 5 de diciembre de 2012

Son necesarios “obreros” que no teman enseñar sobre el matrimonio, sembrando con lágrimas


«Es además urgentísimo que se renueve en todos, sacerdotes, religiosos y laicos, la conciencia de la absoluta necesidad de la pastoral familiar como parte integrante de la pastoral de la Iglesia, Madre y Maestra (…).
Para una pastoral familiar eficaz e incisiva es necesario orientar hacia la formación de los agentes, suscitando también vocaciones al apostolado en este campo vital para la Iglesia y para el mundo. Las palabras de Jesucristo: “La mies es mucha, y los obreros pocos”, valen también para el campo de la pastoral familiar. Son necesarios “obreros” que no teman las dificultades y las incomprensiones al presentar el proyecto de Dios sobre el matrimonio, dispuestos a “sembrar con lágrimas”, pero con la seguridad de “cosechar entre cantares”».

(Discurso del papa Juan Pablo II a los representantes de las Conferencias Episcopales en el XX aniversario de la Humanae vitae).

5 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. Sembrar con la verdad lleva consigo lágrimas. Es inevitable pero traeremos cantando alegres las gavillas.Un abrazo.

elsillóndepapá dijo...

Estoy plenamente deacuerdo, es muy necesario, más hoy en día, el apostolado del matrimonio, explicar sus bondades, sus caminos y sus cruces, pero que al final, si se hace bien, el camino acaba en Gloria. Un abrazo

Juaninks dijo...

Muy buenas tardes, herman@s, preciosa entrada y un blog más que necesario. Que el Amor de Dios colme vuestras vidas, un abrazo desde el blog "A Tu Imagen y Semejanza" http://artesacrodelpinoescabias.blogspot.com

eligelavida dijo...

Hola Juaninks! Muchas gracias y bienvenido! Paso a visitarte!

LAH dijo...

Pues si hay que rezar mucho por los obreros, que cada vez hay menos porque la raiz esta en la familia, y ésta está de capa caida....un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).