lunes, 3 de diciembre de 2012

La anticoncepción: ¿un nuevo «derecho humano»?


Desde hace unas semanas existe un nuevo derecho humano: la anticoncepción. Al menos, así lo ha reivindicado en Fondo de Población de la ONU en su informe anual sobre el estado de la población mundial.

Babatunde Osotimehin, director ejecutivo del Fondo de Población, ha solicitado que se asignen 8.100 millones de dólares por año para la planificación familiar a nivel internacional. La autora del informe sobre el estado de la población mundial, la Dra. Margaret Greene, ha declarado que, además del dinero, es necesario vencer obstáculos legales, logísticos y «presiones sociales negativas» como las creencias religiosas. Está claro que el camino del Nuevo Orden Mundial está trazado, y los grandes organismos internacionales siguen obedientemente su paso.

Sólo añadir que el UNFPA (siglas del nombre en inglés del Fondo de Población) es uno de los organismos más abortistas de la ONU, hasta el extremo de cooperar con el programa de un solo hijo por familia del gobierno chino, que incluye abortos y esterilizaciones forzosas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Salvo los que son abortivos, no veo cual sea el problema con la anticoncepción. Yo soy católico, pero hay gente que no lo es, y que no le interesa serlo.
Y es una manera de disminuir el número de abortos, como lo demuestran muchos estudios

eligelavida dijo...

"No se puede reforzar la mentalidad anticonceptiva sin reforzar al mismo tiempo la ideología que la sostiene y, por tanto, sin alentar, implícitamente, el aborto" (Cardenal J. Ratzinger, abril de 1991).

mj bo dijo...

Sí, al final todo método anticonceptivo es un modo de no dejar existir... Otra cosa es responsabilizarse de los hijos que vengan y saber que hay métodos naturales para seguir adelante con las propias posibilidades. El método natural no está reñido con "ser persona con las personas" porque implica un sacrificio.
Un saludo

Salvador dijo...

Dejemos el criterio claro, todo método anticonceptivo es un asesinato, pues evita que el óvulo fecundado pueda vivir, es decir, lo mata.

Es prevenir el aborto, lo cual es peor, pues le impide nacer en el vientre de su madre. ¿No es eso un crimen?

Se trata con estos anticonceptivos de impedir la vida, pero seguir gozando del placer sexual. No queremos niños que nos molesten ni nos compliquen la vida.

Ni tampoco repartir nada con ellos. Es más, queremos ser menos y controlarlo todo, tener más.

En el mundo hay bastante para todos, pero muchos no lo piensan así y lo quieren para ellos. Ahí se esconde el problema.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

CHARO dijo...

Me estoy temiendo que llegará el día en que solo nos dejen vivir hasta cierta edad y que no sea demasiado avanzada.......terrible.Besotes

Antonio dijo...

Jo, lo último que nos quedaba que nos llamasen "presion social negativa", me parto y me mondo, pero ¿es que esa gente no ha visto que a las religiosas y religiosos no se les borra la sonrisa de los labios en todo el dia?.
Ellos si que son PELIGROSOMENTE NEGATIVOS.

https://www.facebook.com/groups/noabortuniversal/?fref=ts dijo...

https://www.facebook.com/groups/noabortuniversal/?fref=ts

PROCREAR ES CREAR EN EL AMOR, PARA HACERLO DEBE SER CREATIVO... SI LO ES, LA INTIMIDAD ES UN ACTO DE ORACIÓN; ASÍ LO QUIERES DIOS PERO NUESTRA CARNE PROCURA IGNORARLO, CONVIRTIÉNDOLO DE INTRASCENDENTE, HASTA ABORTIVO.... EL AMOR SOLO SE HACE AMANDO Y NO ES POSIBLE TANTA PERFECCIÓN SI ESTÁ AUSENTE DIOS... POR AMOR A ÉL, SE LE DEBE DAR LA OPORTUNIDAD DE OBRAR EL MILAGRO DE LA VIDA, QUE ES SAGRADA... HÁGASE TU VOLUNTAD DE AMOR Y AYÚDANOS A AMARNOS COMO TU QUIERES QUE NOS AMENOS, COMO TU NOS AMASTE, ENTRAÑABLEMENTE Y AL EXTREMO. AMÉN.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).