sábado, 3 de noviembre de 2012

Mary Wagner: La alegría de salvar una vida



Los abortistas dicen que no quieren que ninguna mujer vaya a la cárcel por abortar. Lo cierto es que hoy en día, dada la permisividad social que hay con esta práctica, sólo dos mujeres pasan, cada cierto tiempo, sus días en la cárcel por causa del aborto: son Linda Gibbons y Mary Wagner.
Las dos defensoras de la vida actúan de manera semejante. Se sitúan delante de los abortorios con un cartel animando a las madres a tener a sus hijos o reparten tarjetas o rosas.

Mary Wagner ha llegado a estar años en la cárcel, si sumamos los distintos arrestos que ha sufrido a lo largo de su vida. Su estrategia consiste en esperar delante de una clínica abortista a las mujeres que acuden a ‘interrumpir su embarazo’ y darles una rosa blanca junto a una tarjeta donde dice: "Fuiste hecha para amar y ser amada. Tu bondad es más grande que las dificultades. Las circunstancias en la vida cambian. Una nueva vida, aunque sea diminuta, promete un gozo irrepetible. ¡Hay esperanza!"
Por este gran delito Mary se encuentra actualmente en prisión. Muchos critican su actuación afirmando que realmente no sirve para nada. Los jueces le han pedido que deje de acercarse a los abortorios y respete la ‘libertad’ de las mujeres que desean abortar. La respuesta de Mary es siempre la misma: “Sólo deseo estar ahí para ayudar a las madres y a sus bebés y dar un testimonio a favor de la vida”.

Hace unos días Linda Gibbons, otra heroína pro-vida que ha pasado casi diez años en prisión por actuar de forma parecida,  ha relatado a LifeSiteNews una preciosa historia que Mary le contó el pasado viernes.
Al parecer una mujer se acercó a ella en una ocasión preguntándole si la recordaba. Le explicó que dos años atrás había ido a una clínica abortista para ‘quitarse un problema de encima’ cuando la conoció y habló con ella. Mientras entraban juntas en la clínica, la policía llegó avisada por el personal del abortorio, agarraron a Mary, la pusieron contra la pared, la esposaron y se la llevaron arrestada. La mujer le dijo que la violencia que Mary había sufrido en manos de la policía por causa de ella hizo que inmediatamente cambiara de opinión y decidiera no abortar. Hoy es una madre feliz y da gracias a Mary por ello.

5 comentarios:

Pepe dijo...

Soy fan de estas verdaderas cristianas. Conozco más la historia de Mary. De hecho la penúltima vez que estuvo en la cárcel, nos invitaban a escribirla.
Sabes donde puedo encontrar la dirección de su última cárcel, para darle las gracias?

eligelavida dijo...

Buena idea! La última dirección que ponen en la página de LifeSiteNews es:

Mary Wagner
Vanier Centre for Women
655 Martin St.
Milton ON, L9T 5E6

Pepe dijo...

Por intentarlo no se pierde nada, muchas gracias!

elsillóndepapá dijo...

Para que después digan que sus acciones no valen para nada, salvó una vida, y eso ya mereció la pena la vida de esta mujer. Espero que salga pronto y siga con su causa, y nosotros, sigamos suu ejemplo. Un abrazo

Teresa dijo...

Estas sí que son heroínas y estoy segura de que su sacrificio no es en vano. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).