jueves, 29 de noviembre de 2012

La mula y el buey existen

 
Yo tenía dos primos gemelos que, cuando éramos niños, llegaban a casa de visita con sus padres y siempre, siempre, entraban corriendo y tiraban a la bailarina china que mi madre tenía en una mesita del recibidor. Cuando venían a celebrar la Nochebuena no pensábamos en el “vuelve a casa, vuelve por Navidad”, sino que corríamos a parapetarnos tras los sofás. Los conocíamos cariñosamente como la mula y el buey.
Todo esto viene a cuento a propósito de la polémica sobre la posible existencia o no de la mula y el buey en el portal de Belén. Ahora resulta que van a ser como las meigas gallegas, que nadie cree en ellas, pero que “haberlas haylas”.

En el Nacimiento que montamos en casa cada año os aseguro que hay mula, buey, estrella, ovejas que caminan, ovejas a hombros de los pastores, patos, un madelman de mi hermano que ha sobrevivido cuarenta años, peces en el río como en el villancico y hasta un toro de Osborne que me regalaron en una visita a una bodega. No es falta de respeto. Es el paso del tiempo que nos pone sentimentales, y empezamos a pensar que si esta cabra lleva cincuenta años en mi familia…, que si este tronco lo compró mi abuelo en Inglaterra…, que si este trozo de tela era de un paraguas que usaba de niña…, que si esta pastorcita de cerámica era de un Belén que ya no existe…, y al final, montas un Nacimiento de lo más entrañable.
La mula y el buey existieron, porque han estado siempre en nuestra cultura, en nuestra conciencia colectiva y en nuestra imaginación. ¡Y en nuestros Belenes! Al fin y al cabo, así nos lo enseñaron de pequeños. El Niño Jesús nació pobre y le faltaba de todo… ¡menos calefacción!

4 comentarios:

CHARO dijo...

No puedo entender que lo que dijera el Papa sobre sobre la mula y el buey haya probocado tanta polémica........Soy belenista y monto mi belén todos los años según la tradición pero no por eso pienso que el nacimiento de Jesús fuera tal y cómo yo lo monto, de hecho es verdad que en la Biblia no dice nada de ambos animales, se habla de un pesebre y además de todos es sabido que la Biblia no es ningún libro de historia, es un libro de fe que no quiere decir que lo que allí está escrito no sea cierto. Lo importante del Belén es el Niño con sus padres, el resto ya es lo que queramos poner, yo le pongo desde un mercadillo hasta el recaudador de impuestos,el templo de Jerusalen,una sinagoga, el castillo de Herodes , el palacio de Poncio Pilatos,un puesto de cerámica, una venta de vinos etc....Besotes

Pepe dijo...

Para empezar el Papa puede decir lo que quiera y no es para tanto. El problema es que muchos de los que opinan en los medios hablan de oídas, pero no se han leído el libro. Ese es el problema.
Aquí en España, en el bar somos todos teologos, después expertos en futbol y si nos apuras hasta de física cuantica.

Muchas bendiciones

Teresa dijo...

jajaja ;) ¡Claro que existen! Como los Reyes..

Maria del Rayo dijo...

Me gustó tu anécdota.
A mi me gustan los belenes con muchos animalitos.
Se miran bellos.
Gracias!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).