jueves, 22 de noviembre de 2012

En California un embrión cuesta 9.800 $


En California un embrión cuesta 9.800 $. La fertilización in Vitro es un proceso caro y tiene un porcentaje de fracaso muy elevado. Por ello, el Dr. Davis se compromete por ese dinero a procurar para los futuros padres un embarazo con un embrión ‘donado’.  No espera a que los clientes lleguen a su clínica para comenzar el proceso, fabricar los embriones, descartar a los no aptos, implantarlos, etc. Parte del trabajo lo tiene ya hecho: los embriones aguardan en congeladores a sus futuros padres. Se trata de seres humanos producidos con óvulos y esperma de ‘donantes’. Lo pongo entre comillas, porque los supuestos donantes reciben una cantidad de dinero (¿?). Con sus células se fabrican múltiples embriones que luego son implantados en mujeres que acuden a adoptarlos.
Por el hecho de llevarlos en su seno, estos embriones se convierten en sus propios hijos, de manera que cuando nacen no es necesario realizar con ellos un proceso de adopción. Se da la circunstancia de que varias parejas pueden tener hijos gemelos entre sí. Por el hecho de no tener que realizar el procedimiento completo cada vez, la FIV sale mucho más barata. Los padres no tienen un hijo biológico, sino uno adoptado en su fase embrionaria después de haber sido seleccionado expresamente para ellos.
Por ejemplo, una pareja de raza caucásica pide un embrión que sea niña, fabricada de células de padres sanos que tengan rasgos físicos parecidos a los suyos. Acuden a la clínica y a la mujer se le implantan dos, tres o cuatro embriones (en previsión de que algunos se perderán durante el proceso) que respondan a esas características. Y toda esta aberración, por el módico precio de menos de 10.000 dólares. Si no quedas satisfecho, ¡te devuelven el dinero!

6 comentarios:

Salvador dijo...

A eso se iba a llegar y no sabemos a donde más. Es el caos y el sin sentido.

Se venderan seres humanos, los más débiles, los inocentes que no pueden ni llorar, solo moverse en el vientre de sus madres, hasta en la bolsa. Y subirán o bajarán de valor.

Hace ya algunos años que reflexioné sobre esto, y veía lo que iba a pasar. Supongo que a todos nos habrá sucedido lo mismo. Esta es la reflexión: http://salvadormisvivenciaseinquietudes.blogspot.com.es/2008/11/granjas-de-nios.html

Sin embargo, seguiremos rezando y trabajando en defensa de la vida. No claudicamos ni desfallecemos. Es más, sabemor que venceremos.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

José María Souza Costa dijo...

Invitación
Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
Fuerza, Alegría y Amizad.
Ven para acá, y deja un comentário, para YO, seguí en su blog con facilidad.

Abrazos, del Brazil.


http://www.josemariacosta.com

Carlos dijo...

Es espeluznante pensar en esta nueva esclavitud, donde al igual que pasaba hece siglos, se compran y venden seres humanos.

CHARO dijo...

Y ¿Hace falta recurrir a estos extremos cuando hay cantidad de niños en horfanatos esperando ser adoptados? La adopción de un niño abandonado por sus padres en un centro es una experiencia maravillosa y una gran labor donde se benefian tanto los padres adoptivos cómo ese niño tan falto de amor.Besotes

Antonio dijo...

Es la pérdida total de la Dignidad del Ser Humano, que deja de ser humano para convertirse en objeto de la Sociedad de Consumo mas aberrante.

Belen dijo...

Deshumanización total :(

Un cariñoso saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).