sábado, 13 de octubre de 2012

Cinismo y falsas condolencias


Cuando una multinacional hace a un empleado la cusqui, lo acusa falsamente de espionaje y lo pone de patitas en la calle, ¿es de esperar que además prevea que se va a suicidar y prepare un comunicado ‘sintiéndolo mucho’?  
El supuesto suicida (que finalmente no cometió el acto) era uno de los tres ejecutivos de Renault implicados en un caso de falso espionaje que afectó a la compañía en 2011. La multinacional acusó a tres de sus empleados de filtrar a China importante información sobre el desarrollo de un vehículo eléctrico y los tres altos cargos fueron despedidos. Más tarde, el Ministerio del Interior reveló que no hubo tal espionaje y que todo fue una trampa del entonces responsable de seguridad de la compañía.

Pero, mientras tanto, la empresa, sospechando que uno de los empleados despedidos podía acabar suicidándose ¿qué hace? ¿Intenta comunicarse con él, que sea atendido por un psicólogo o que reciba algún tipo de ayuda? No, se dedica a escribir cartas de condolencia para enviar a los familiares de la víctima cuando éste haya consumado el suicidio y a preparar futuros comunicados de prensa.
Renault ha justificado sus actos de cinismo explicando que se trató de «un gesto de anticipación pura». ¡Y tanto! Como que el posible suicida aún no se ha suicidado ni tiene intención de hacerlo.

Por cierto, como no sabía con qué foto ilustrar esta entrada, he puesto a la mosca del estiercol (y me parece demasiado bonita para esto).

8 comentarios:

Alfonso dijo...

Es repugnante. A mi también me parece demasiado buena la mosca del estiercol para esta gente :/

'Mrswells' dijo...

Oh Elige, te superas!! Lo de la mosca es genial.

Hay muchas moscas pululando, por ejemplo las que : A muchas madres hoy en día les dan las condolencias antes de que hayan consumado el aborto. A otras con un bebe precioso en brazos les dan condolencias porque este tenga alguna discapacidad, mientras la madre rebosa de esperanza en su futuro...y suma y sigue. Bueno, que esas moscas se queden en su basura, dirian ellos que disfrutan de la VIDA plena y sin necesidad de tanta mie..

Carlos dijo...

Son los maquiavelos de hoy en día..

Salvador dijo...

Creo que esto ha pasado muchas veces y seguirá pasando. No hay otro camino mientras en la prioridad del ser humano anide el interés económico, como en este caso, o cualquier otro tipo de interés.

Mientras eso dirija el corazón del hombre, mal irán las cosas. Porque siempre la persona será algo que está en segundo plano, algo que se atendrá después de los resultados perseguidos...

Y claro, serán soluciones indirectas y vinculadas a lo considerado más importantes: los intereses o beneficios del egoísmo de uno o de varios.

Así visto, el mundo está infectado de moscas en cuyas trompas y patas transportan cantidades ingentes de microbios dañinos.

Me sumo a la idea tan acertada de tu imagen. Los representa de forma muy bien definida.

Un fuerte abrazo en Xto. Jesús.

elsillóndepapá dijo...

Creo que la foto elegida es plenamente acertada para tu post. Munuda sociedad llena de estiercol. La verdad es que da miedo que pasen estas cosas y que la gente solo piense e limpiar su imagen y estar preparados para lo peor, pero no para ayudar, si no para cubrirse. En fín. Un abrazo

Belen dijo...

Tienes razón elige,es demasiada bonita la foto.

Un cariñoso saludo.

CHARO dijo...

has elegido la foto apropiada ya que este asunto "huele" muy mal.Besotes

gosspi dijo...

La foto genial Elige!!!! Cuanta basura y falsedad.....no te canses por Dios que muestras la cultura de la muerte bien clarita.....eso de la cusqui me ha encantado.....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).