jueves, 11 de octubre de 2012

Celebremos el «Año de la fe»


“Para dar renovado impulso a la misión de toda la Iglesia de conducir a los hombres fuera del desierto —en el que a menudo se encuentran— hacia el lugar de la vida, la amistad con Cristo que nos da su vida en plenitud, quiero anunciar (…)  que he decidido convocar un «Año de la fe» que ilustraré con una carta apostólica especial. Este «Año de la fe» comenzará el 11 de octubre de 2012, en el 50º aniversario de la apertura del concilio Vaticano II, y terminará el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Cristo Rey del Universo. Será un momento de gracia y de compromiso por una conversión a Dios cada vez más plena, para reforzar nuestra fe en él y para anunciarlo con alegría al hombre de nuestro tiempo.”

Con estas palabras el Papa Benedicto XVI anunció la convocatoria del «Año de la fe» que hoy comienza. Una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo.

4 comentarios:

Belen dijo...

¡¡Feliz año de la Fé,para ti elige.!!

Un cariñoso saludo.

xtobefree dijo...

Buenos días Eligelavida. Una fe activa que en España se traduce en celebrar y reunirnos al grito de ¡Si a la Vida! Un abrazo.

CHARO dijo...

Acepto esta invitación de Benedicto XVI y espero que el Señor me ayude.Besotes

Teresa dijo...

No dejemos de escuchar al Papa que día a día nos habla como nuestro Pastor. Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).