jueves, 20 de septiembre de 2012

RU-486 - La matrícula de un arma de destrucción masiva


 
Parece el número de una matrícula, pero en realidad se trata de un arma de destrucción masiva. Un mal llamado medicamento que no cura nada porque su misión es matar. La píldora RU-486 (Mifepristona) produce la expulsión del embrión antes o después de su implantación en el útero.

La diferencia entre este abortivo y la llamada píldora del día siguiente o píldora post-coital es que, mientras el efecto de ésta abarca las 72 primeras horas tras la concepción, la RU-486 es eficaz durante las siete primeras semanas del embarazo.

Los laboratorios que fabrican la píldora RU-486, verdadero pesticida humano, ejercen grandes presiones sobre los Estados para lograr su comercialización. En España, la Comisión de Sanidad del Congreso aprobó ‘por unanimidad’ su comercialización el 26 de noviembre de 1997, gobernando el Partido Popular.

9 comentarios:

Belen dijo...

Ahí está la doble moral y la mas ruin de las hipocresías.

Un cariñoso saludo.

xtobefree dijo...

Buenos días Elige la Vida. La Mifepristona es realmente mefistofélica.Un abrazo.

'Mrswells' dijo...

eS MUY UTIL CONOCER EL NOMBRE DE ESTOS venenos.
Me gustaria pedirte un favor: podrias dedicar algún post a otros farmacvos anticonceptivos que se usan 'terapeuticamente', he oido que para el acné o en casos en que se quiere retrasar la menarquia o en casos de mujeres que padecen excesivo dolor en la menstruación.

Yo creo que , salvo en casos contados, muchisimas jovencitas no necesitan tomar la pildora y la toman por una razon u otra, lo mismo sin saber del todo de que farmaco se trata. Si sabes algo de esto, nos dedicas un post please?
Gracias

eligelavida dijo...

Mrswells, es un tema muy interesante. Intentaré informarme lo mejor posible, aunque es evidente que muchos fármacos de efecto anticonceptivo que contienen estrógenos y progestógenos son utilizados terapéuticamente.

Por supuesto, en estos casos la Iglesia no considera que su uso sea ilícito, sino todo lo contrario, incluso cuando de su uso se derive un impedimento para la concepción.

Este es un argumento que utilizan muchas veces los que atacan a la Iglesia, y es bueno darlo a conocer.

Por otro lado, a veces por ignorancia se toman como anticonceptivos lo que en realidad son abortivos, porque no impiden la concepción, sino la correcta anidación del embrión en el útero.

José Miguel dijo...

Eli, la siguiente url me parece que ofrece una buena información sobre esta triste píldora:
(http://www.arbil.org/(33)pild.htm)

José Miguel dijo...

Eli, la siguiente url me parece que ofrece una buena información sobre esta triste píldora:
(http://www.arbil.org/(33)pild.htm)

'Mrswells' dijo...

Gracias Elige

eligelavida dijo...

Gracias José Miguel, me parece una explicación muy completa.

eligelavida dijo...

Un dato muy interesante que desconocía de la página que recomienda José Miguel:

"... según datos muy recientes sobre experiencias realizadas en Escandinavia (Fértil Steril 79; 813-6, 1998), parece que, administrando pequeñas dosis de mifepristona (RU-486), se podría conseguir un estado de esterilidad permanente en la mujer, al convertir su endometrio en una superficie en la que el embrión no pudiera implantarse. Esta posibilidad de utilizar la RU-486 como método de planificación familiar reabriría de nuevo el debate ético sobre lo que podría suponer, en cuanto al coste de vidas humanas se refiere, el utilizar un sistema de planificación familiar basado en un método abortivo".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).