viernes, 21 de septiembre de 2012

No olvidar a los que no pueden recordar



Hoy se celebra el Día Mundial del Alzheimer. Me parece importantísimo dedicar al menos un día al año para recordar que existen este tipo de enfermedades incurables y llamar la atención sobre las necesidades de las personas que las padecen y de sus cuidadores.
Cada año se producen 4,6 millones de nuevos casos de demencia en el mundo, lo que implica que cada 7 segundos una persona es diagnosticada de esta condición. La Asociación Internacional de Alzheimer estima que para el año 2050 cerca de 100 millones de personas sufrirán esta dolencia, y el diagnóstico se realiza en personas cada vez más jóvenes.

La calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad puede mejorar con un mayor conocimiento de lo que es el Alzheimer por parte de las familias y de la sociedad en general. Son miles los científicos y los laboratorios que investigan las causas y los posibles tratamientos del Alzheimer. Que el día de hoy nos ayude a no olvidar a aquellos que ya no pueden recordar.

3 comentarios:

Miriam dijo...

Me ha encantado ver en este blog un recuerdo para los enfermos de Alz.
Afecta no sólo al enfermo , también a la familia y personas cercanas,
Investigar, ayudar y apoyar mucho a los cuidadores... Y rezar.

Recuerdo el comentario de una amiga al fallecer su padre, enfermo de A., al que llevaba cuidando mucho tiempo. Alguien le dijo, que , dentro de la tristeza, era una liberación. Ella , entre dolida y enfadada, le dijo que no Que sí que el cuidar a su padre implicaba mucho dolor, pero que había algo en ese darse que, a pesar del sufrimiento del momento, dejaba al final un sabor dulce
Y es que Dios está especialmente cerca de los que sufren.

Sacramento Rosales dijo...

Gracias Elige por recordarselos a los más despistados como yo. Tienes toda la razón y me encanta como escribes.
Un abrazo.

José Miguel dijo...

Un familiar directo padeció esta enfermedad durante muchos años. He llegado a la conclusión que es imprescindible para convivir con estos enfermos tener plena conciencia de que se trata de una enfermedad, documentarse lo máximo posible y derrochar grandes dosis de amor con el enfermo y el resto de familiares.
Sería conveniente recordar la frase de Francesc Torralba: Hay enfermos incurables, pero ninguno incuidable.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).