miércoles, 26 de septiembre de 2012

Los «Herodes» del siglo XXI



En varias ocasiones he hablado en este blog de los 'filántropos de la muerte', multimillonarios dedicados a 'obras de caridad' muy curiosas. No se preocupan de crear puestos de trabajo, potenciar la economía (salvo la suya), dar de comer al hambriento o vencer enfermedades, sino que concentran su esfuerzo y su dinero en propagar el Nuevo Orden Mundial, entre cuyos objetivos están el ataque a la Iglesia Católica y al Papa, así como la creación de un sincretismo religioso que niegue la existencia de Dios. Para ello, financian movimientos como la New Age, la Cienciología y la Masonería o grupos como el de Católicas por el derecho a decidir.
¿Y quienes son estos filántropos? Millonarios como Bill Gates, Paul Nurse, premio Nobel de bioquímica, la Fundación Packard (atención a lo que compramos), David Rockefeller, Warren Buffet, George Soros, Michael Bloomberg, Tom Brokawy y los magnates de los medios de comunicación Ted Turner y Oprah Winfrey, por citar a los más conocidos.

El Papa Juan Pablo II ya nos advirtió contra estos falsos profetas alimentadores de la Cultura de la muerte que lo que pretenden es promover la anticoncepción, la esterilización forzada y el aborto. ¡Bonitas obras de caridad!
Estos días aparece en la prensa la noticia de que Melinda Gates, esposa del ex magnate de Microsoft, está desarrollando la campaña «No controversy» que se incluye dentro de la promoción de la llamada salud sexual y reproductiva y que, cómo no, cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas. 

Hay que decir que en los últimos años la fundación Gates ha financiado con ingentes cantidades de dinero la producción masiva del pesticida humano: la píldora abortiva RU-486. No, estos millonarios caritativos no proponen excavar pozos, vacunar a los niños o ayudar a las madres en gestación, sino promover el aborto, la anticoncepción y esterilizar a las mujeres.
En su web la señora Gates afirma: «hoy, más de 200 millones de mujeres en países en vías de desarrollo que no quieren quedarse embarazadas tienen problemas para acceder al uso de anticonceptivos. Es una crisis de vida o muerte. Las complicaciones del embarazo y del parto están a la cabeza de las causas de muerte en África». ¡Hay que ser hipócrita!

La solución de la pobreza no consiste para estos millonarios en una mejor redistribución de la riqueza y en facilitar ayudas para el desarrollo, sino en acabar, literalmente, con los pobres. Son los Herodes de nuestro tiempo y traen consigo nuevas plagas.

10 comentarios:

Sancho dijo...

Juan Pablo II, que no tenía pelos en la lengua, decía que existe una conjura contra la vida. Aquí está la prueba..

gosspi dijo...

Cuanto te agradezco tu entrada Elige, es nagnifica y la pasaré a mis contactos.
Se necesita hipocresia......Estan bien llamados los Herodes de nuestro tiempo.
No te canses de escribir aqui eh? un beso

Teresa dijo...

“… si es muy grave y preocupante el fenómeno de la eliminación de tantas vidas humanas incipientes o próximas a su ocaso, no menos grave e inquietante es el hecho de que a la conciencia misma, casi oscurecida por condicionamientos tan grandes, le cueste cada vez más percibir la distinción entre el bien y el mal en lo referente al valor fundamental mismo de la vida humana.”

Evangelium vitae

xtobefree dijo...

Buenos días Elige la vida. En adelante procuraré mirara otras marcas para no comprar microsoft y cuando no pueda evitarlo (windows por ejemplo) destinar una suma al menos igual a proyectos pro-vida. Un abrazo.

Belen dijo...

Hipocresía elevada al máximo exponente.

Un cariñoso saludo.

elsillóndepapá dijo...

El dinero solo es dinero, pero mal usado es peor que una bomba de destrucción masiva... si se usase para el bien, pero el BIEN con mayúsculas. Un abrazo

Anónimo dijo...

Sin que sirva de precedente, hoy te voy a dar la razón.

Católico Preocupado dijo...

Yo no se si les pase, pero a veces uno piensa como es posible que alguien pueda dormir tranquilo con el dinero de 7 paises peuqeños en el banco!!! Nunca jamás pensaran, que no tiene como gastarse ese dinero, que es mejor regalarlo!!! y luego recuerdo a Santiago 5:1-6 "hora les toca a los ricos: lloren y laméntense porque les han venido encima desgracias. Los gusanos se han metido en sus reservas y la polilla se come sus vestidos, su oro y su plata se han oxidado. El óxido se levanta como acusador contra ustedes y como un fuego les devora las carnes. ¿Cómo han atesorado, si ya estamos en los últimos días? El salario de los trabajadores que cosecharon sus campos se ha puesto a gritar, pues ustedes no les pagaron; las quejas de los segadores ya habían llegado a los oídos del Señor de los ejércitos. Han conocido sólo lujo y placeres en este mundo, y lo pasaron muy bien, mientras otros eran asesinados. Condenaron y mataron al inocente, pues ¿cómo podía defenderse? "

Luis y Mª Jesús dijo...

Es llamativo la pasión con que se dedican a su causa. Verán amenazada su fortuna?

Unknown dijo...

La pregunta es, que esta haciendo la iglesia frente a eso? o que estamos haciendo frente a ese actuar? la verdad es que la ignorancia de nosotros mismos como iglesia nos convierte en presa facil del miedo a la concepción, pero desde hace decadas la iglesia conoce y ha aprobado los metodos naturales,. pero mi pregunta es , por que luego de medio siglo aun las familias no tenemos accseso a ellos por medio de la iglesia... actualmente ningun medico nos va a enseñar esos métodos, es mas los desconocen tanto como nosostros, por eso en medio de la ignorancia no pocos catolicos recurren a aquello que aunque va en contra de su corazón es lo unico que tienen a mano para regular la natalidad

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).