martes, 11 de septiembre de 2012

Los defensores de los “Derechos Humanos” y la FIV


Imagino que a estas alturas ya habréis leído que la Corte Europea de Derechos Humanos ha fallado a favor del aborto eugenésico porque considera que es ‘contrario al respeto de la vida privada y familiar’ que unos padres sanos no hagan todo lo posible para evitar tener un hijo enfermo.
El caso es el siguiente: un matrimonio italiano, sano, portador de fibrosis quística, desea tener un hijo mediante fecundación artificial. Para ello es necesario fabricar embriones en un laboratorio e implantar al elegido en el útero materno. Me dan pena estos padres capaces de permitir que sus hijos sean fabricados en una probeta para seleccionar después a uno de ellos, permitiendo que otros sean congelados y que, aquellos que sean sospechosos de estar enfermos o portar la enfermedad, sean tirados a la basura o utilizados como cobayas para la experimentación.

Estos buenos papás tuvieron una hija con fibrosis quística en el año 2006. Probablemente su amor por ella les ha llevado a evitar el nacimiento de otros niños enfermos. Pero están dispuestos a hacerlo aún a costa de las vidas de sus hijos. De hecho, en 2010, durante un segundo embarazo, los médicos detectaron que el bebé que esperaban tenía la misma enfermedad y fue abortado. Es natural que los padres deseen que sus hijos sean sanos,  guapos e inteligentes, y que no tengan que sufrir en la vida. Pero ¿qué pueden hacer si se da el caso que uno de ellos sufre una enfermedad? ¿Matarlo?
Su hija mayor vive. Al segundo no le dieron la oportunidad. Ahora, pretenden crear a otros muchos para poder elegir, escoger, seleccionar al mejor. Imagino que a estas alturas no se pararán sólo ante la fibrosis quística, sino que querrán descartar también otras posibles enfermedades.

La Corte Europea de Derechos Humanos (muy en su papel de 'defender' los Derechos Humanos) ha declarado que “la noción de ‘embrión’ y ‘niño’ no deben confundirse”. Claro que no, como tampoco deben confundirse las nociones de embrión y feto, feto y bebé, niña y mujer, niño y adolescente, bebé y anciano, etc. Pero la Corte Europea olvida que TODOS son seres humanos, personas con derechos que, por cierto, no dimanan de ningún tribunal.

5 comentarios:

Belen dijo...

¿Y son católicos?

Ya se que para estar a favor de la vida no es necesario ser católico,es solo por curiosidad,si son solo inconscientes con su decisión,o son a la vez hipócritas con sus creencias.

Un cariñoso saludo.

Rafael dijo...

Si se hubiera aplicado ese mismo criterio con esos "papás", ellos ya estarían muertos.

El siglo XX ha demostrado que estamos dispuestos a montar la sociedad perfecta sobre una montaña de cadáveres. En ello estamos.

icue dijo...

Con esto que escribes creo que na hay más que decir:

La Corte Europea de Derechos Humanos (muy en su papel de 'defender' los Derechos Humanos) ha declarado que “la noción de ‘embrión’ y ‘niño’ no deben confundirse”. Claro que no, como tampoco deben confundirse las nociones de embrión y feto, feto y bebé, niña y mujer, niño y adolescente, bebé y anciano, etc. Pero la Corte Europea olvida que TODOS son seres humanos, personas con derechos que, por cierto, no dimanan de ningún tribunal.


Un abrazo

Sacramento Rosales dijo...

A mi me DA VERGÜENZA AJENA ver hasta donde es capaz de llegar el egoismo humano. Con la cantidad de huérfanos y niños que esperan tener unos padres que le quieran. Dios mio¿donde llegaremos? No hacen falta leyes, a mi la ley no me vale, hace falta conciencia que es lo que a muchos nos faltas.

CHARO dijo...

Y el derecho de esos fetos a nacer ¿donde se encuentra?....parece ser que se les priva de ellos ¡¡¡¡si pudieran defenderse!!!! pero claro solo se atreven con los más déviles, desprotegidos e indefensos. Beotes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).