jueves, 27 de septiembre de 2012

Feministas por la Vida


Muchas de nosotras, involucradas por muchos años en el movimiento feminista, reconocemos que el aborto dificulta la igualdad y los derechos de la mujer, y que también degrada a la mujer individualmente.

A estas conclusiones hemos llegado por las siguientes razones:

•Porque tenemos conocimiento de las situaciones reales que llevan a la mujer a abortar, incluyendo la actitud hostil al embarazo, la explotación médica y sexual, la insensibilidad a las necesidades de la nueva madre, la presión económica y la baja auto-estima; el conocimiento también del trauma que sufren muchas mujeres después del aborto.
•Porque reconocemos que la discriminación en contra de cualquier miembro de la raza humana socava la base misma del feminismo; no se debe discriminar contra el niño por nacer, por aquellos que reclaman la igualdad, discriminación que resulta fatal para éste.

•Porque somos fieles a la filosofía feminista tradicional, la cual repetidas veces condenó el aborto como una atrocidad, impuesta por la fuerza a la mujer por una sociedad dominada por el hombre machista.
•Porque somos conscientes de que gran parte del apoyo al aborto proviene de motivos egoístas que no tienen nada que ver con el bienestar de la mujer, --tales como las ganancias lucrativas de los aborteros; el deseo de explotación sexual de la mujer por parte de los hombres que evitan el asumir la responsabilidad por los hijos concebidos; y el interés de los eugenistas de eliminar globalmente a los que ellos catalogan como "comensales inútiles."

•Porque tememos que debido al aumento cada vez mayor en el número de abortos de bebés basados en la selección del sexo, la discriminación basada en el género se ha extendido por el aborto al período pre-natal, con consecuencias mortales para las niñas.
Declaración realizada por la organización “Feminists for Life of America” (Feministas por la Vida).

Fuente: Vida Humana Internacional

4 comentarios:

Anónimo dijo...

•Porque somos conscientes de que gran parte del apoyo al aborto proviene de motivos egoístas que no tienen nada que ver con el bienestar de la mujer, --tales como las ganancias lucrativas de los aborteros; el deseo de explotación sexual de la mujer por parte de los hombres que evitan el asumir la responsabilidad por los hijos concebidos; y el interés de los eugenistas de eliminar globalmente a los que ellos catalogan como "comensales inútiles."

Es decir que la culpa es del hombre. Toma ya!

'Mrswells' dijo...

Que bueno!

Si se reconociese el valor intrinseco de la mujer y la maternidad y por otro lado el valor del hombre y la paternidad no habria necesidad de feminismos ni machismos ni egoismos...

Pero desde luego el aborto no es feminista y quien haya hecho tal conexion esta equivocado.

eligelavida dijo...

Anónimo:

Me parece una conclusión reduccionista y poco reflexionada. Es Juan Pablo II quien en la Evangelium Vitae afirma que:

“En la decisión sobre la muerte del niño aún no nacido, además de la madre, intervienen con frecuencia otras personas. Ante todo, puede ser culpable el padre del niño, no sólo cuando induce expresamente a la mujer al aborto, sino también cuando favorece de modo indirecto esta decisión suya al dejarla sola ante los problemas del embarazo: de esta forma se hiere mortalmente a la familia y se profana su naturaleza de comunidad de amor y su vocación de ser «santuario de la vid ».”

También habla el Papa de los motivos eugenésicos:

“Los diagnósticos prenatales, que no presentan dificultades morales si se realizan para determinar eventuales cuidados necesarios para el niño aún no nacido, con mucha frecuencia son ocasión para proponer o practicar el aborto.”

Y de las culpas de médicos y profesionales sanitarios que, en lugar de salvar vidas, las eliminan:

“También son responsables los médicos y el personal sanitario cuando ponen al servicio de la muerte la competencia adquirida para promover la vida.”

eligelavida dijo...

Mrswells:

son muchas las feministas que unieron su lucha por alcanzar derechos (al trabajo, a un salario igualitario, a la educación superior, al voto) a otras cuestiones que nada tienen que ver con los derechos de la mujer: aborto, homosexualidad…

Pero existen feministas (incluso de los primeros tiempos) que jamás consideraron el aborto como un ‘derecho’.

Hoy surge un nuevo feminismo que quiere recordar a la sociedad que las mujeres (especialmente en el Tercer Mundo) desean alcanzar estos derechos antes mencionados, sin que les obliguen a aceptar lo que occidente quiere imponer y llama eufemísticamente “derechos sexuales y reproductivos”.

Por lo demás, estoy de acuerdo contigo. Si se reconociese el valor intrínseco de la mujer y la maternidad y el valor del hombre y la paternidad no habría necesidad de feminismos ni machismos.

Un abrazo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).