domingo, 9 de septiembre de 2012

Eurovegas ¡viva lo ‘temático’!


 
Qué suerte tenemos los madrileños. Eurovegas viene a nuestro pueblo y eso hay que celebrarlo.

La cuestión es que habrá nuevos puestos de trabajo y dinero. Dinero mucho, eso seguro, pero… para unos pocos. Y, por supuesto, tendremos turismo de calidad (miles de europeos con traje oscuro y corbata dejándose los cuartos en la ruleta) y turismo barato (pardillos que vendrán en vuelos chárter para echar monedas en las tragaperras). ¡Qué más da! De paso, vendrán otros a ejercer la prostitución, a blanquear dinero y a vender drogas, porno y alcohol. Es lo que Esperanza Aguirre llama “un campo temático para adultos”. Pero nada de esto importa mientras cada cual pueda organizar un botellón “muy temático” a su gusto, o una boda hortera “muy temática” también. Ahora que lo pienso, imagino que los españoles seguramente preferirán que en lugar de Elvis los case un tío vestido de Lola Flores, pero ¡vaya usted a saber! ¡Lo vamos a pasar de bieeen!

4 comentarios:

Miriam dijo...

Es patético. A veces parece que a nuestros gobernantes, a la que adquieren un algo de poder, se les estropea la cabeza.

Militos dijo...

Pienso como tú traerça más males que bienes, es inevitable.
Un beso, Elige

Estoy en el campo todo el verano y no puedo entrar en facebook y poco en los blogs

Anónimo dijo...

¿El PSOE se negó?

Pepe dijo...

Esperanza de que te sirve ganar el mundo entero si pierdes tu alma?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).