lunes, 7 de mayo de 2012

La preparación al matrimonio


Cuando yo me casé, a finales de los años ochenta, la Iglesia pedía a los novios que realizaran un cursillo prematrimonial. El nuestro, todo hay que decirlo, fue un desastre. Recuerdo que teníamos que rellenar fichas con preguntas absurdas como: “¿Es necesario o conveniente que la novia vista de blanco el día de la boda?” (¿?¿?¿?) Nos quedábamos a cuadros ante la ‘profundidad’ de las cuestiones que se nos planteaban.  No digo que a todo el mundo le pasara lo mismo, pero temas tan importantes como el significado del matrimonio y del amor conyugal, sus fines, la contracepción, la paternidad responsable, el sacramento, brillaban por su ausencia o eran tratados con grandes ‘respetos humanos’. A veces, los novios que realizaban el curso planteaban cuestiones interesantes e imprescindibles, a mi modo de ver, para saber a qué están diciendo que sí los contrayentes cuando dan su consentimiento al matrimonio. Pero las respuestas solían ser confusas y nada claras. Tanto es así, que entre los asistentes al curso comentábamos lo poco que éste nos aportaba.
A muchos jóvenes hoy les sucede algo parecido. El cursillo prematrimonial es imprescindible. Casarse por la Iglesia sin saber qué es realmente un matrimonio, o sin tener fe, carece de sentido. Educar para el matrimonio supone abarcar todos los aspectos del mismo, partiendo de la base de la ética cristiana y de la doctrina de la Iglesia. Así lo expresa Juan Pablo II cuando afirma que la preparación para el matrimonio es, esencialmente, una cuestión de virtudes.

14 comentarios:

Clo dijo...

Es imprescindible, y a mi me encantaría que se repitiese de vez en cuando, porque hay cosas que hace falta volver a oir.

Nosotros fuimos unos mimados en este aspecto porque en la parroquia de unos amigos daban unos cursillos para novios, para acompañar en el noviazgo (el contenido era el mismo que el de matrimonio y al terminarlas nos informaron de que 'convalidaba') que duraban casi dos cursos. Nos reuníamos un domingo al mes y era lo mismo pero daba tiempo a profundizar en cada aspecto. Fue una gran ayuda para nuestro noviazgo y para discernir si la persona que amas es con quien has de compartir toda tu vida. Se abordaba cada asunto relativo a la vida conyugal con muchísima profundida y exponiendo con claridad (ayudados además de experiencias de matrimonios recientes y más consolidados) la postura de la Iglesia Católica.

Nada que ver con los cursillos exprés que se dan en la mayoría de parroquias y que lamentablemente suelen recibir personas que no entienden bien lo que implica el sacramento del matrimonio.

gosspi dijo...

Sabes? me quedé con las ganas de hacerlo!! pero ya se ha encargado la Iglesia dentro de una Cdad que me regaló de hacerlo...es importantisimo hacerlo bien hecho...y ya he presenciado experiencias como la tuya, en la que salian tristes de ver las minucias que allí exponian....Mi matrimonio ha sido muy probado en la Fé y ahora , cada instante se renueva y florece ....ahora sé que empecé con mucha impetu, y la rutina se encargaba de irlo desvaneciendo...pero la Gracia es Potente para hacer nuevas las cosas que mueren por nuestra debilidad, en ella se hace presente el Amor de Dios y vaya como se descansa!!Es precioso lo que escribe Juan Pablo II y las enciclicas que hay al respecto...La humane vitae es una joya que pocos conocen!!! y hay que empaparsela de cabo a rabo.....es una maravilla.

Ricardo dijo...

Yo tuve suerte y me preparé gracias a la catequesis dada por un movimiento religioso en mi parroquia. Yo no pertenecía ni pertenezco al mismo, pero mi mujer estaba vinculada y participamos en unas catequesis muy buenas. Sería bueno conocer la opinión de personas que vayan a contraer matrimonio ahora.

Un saludo.

'Mrswells' dijo...

Es un tema muyyyyyyyyyy delicado ahora, Eli, porque en la mayoría de los casos el hecho de que los jóvenes quieran dar el paso formalmente- ya se considera un milagro. Mucha gente además se casa a unas edades que más vale que el curso sea 'expréss'

Es broma. En mi caso , como fue un matrimonio, en su comienzo, mixto, pues realmente tenía sentido el hablar de la Iglesia y de las profundidades y exigencias que esperaba 'del matrimonio la Iglesia Católico..menudo repaso !no se podía dar NADA por supuesto. Yo decía:'este no se casa'..como sigamos así..o le decía:'no sabes en la que te estás metiendo.'.Pero al final nos casamos. Esto es lo que yo aprendí. La verdad es un desafío y las personas lo necesitan. La gente no necesita que le pongan las cosas fáciles o de color de rosa, al revés.

Una de las cosas que me llamó la atención, por aquel entonces (agno 2000) fue que en las charlas se era muy comprensivo con la fidelidad ante problemas físicos o de dinero, pero NO ante los mentales o simplemente'los fallos' virtud/no del otro. La gente decía :no me separaré aunque le de tal o cual otraq enfermedad, pero si 'se vuelve' grugnón, o una pesada...eso ya era otro cantar..

eligelavida dijo...

Gracias por vuestros testimonios!

eligelavida dijo...

Mrswells, ¿cursos intensivos por la edad? Jajajaj!!

Es curioso lo que dices en la última frase; Parece como si los problemas inevitables no se tomaran como un obstáculo para seguir siendo fiel, pero los problemas de carácter, sí.

CHARO dijo...

Los cursillos prematrimoniales los hice en el año 1970 y la verdad que ni me sirvieron para nada ni me aportaron nada, me decepcionaron totalmente y cuando terminaron me pregunté ¿por qué esta "tontería" será obligatoria?....Pensaba que con los años estos cursillos habrían mejorado.Saludos

eligelavida dijo...

Quizá hayan mejorado... Esperemos que alguna pareja joven nos lo cuente...

Militos dijo...

¿Cursillos prematrimoniales en 1960?
jajaja..., pero creo que no eran tan necesarios como ahora, ya sabías a lo que ibas y para toda la vida, lo demás se iba aprendiendo entre los dos y poco a poco. La gracia del Sacramento suplía con creces las deficiencias,
Besos

Clo dijo...

El primer comentario era mio...y como preguntáis si han mejorado os digo que en mi caso sí.
Somos jóvenes los dos (parezco del dúo dinámico), tenemos ahora 25 y 24 años y nos casamos en el 2009 (con 21 y 22) sabiendo a lo que íbamos y pidiéndole al Señor que sea para toda la vida.

Un abrazo!

Marian dijo...

Yo creo que han mejorado bastante,
por lo menos en mi ciudad.
¡Muchas gracias por reflexionar temas
tan importantes!
Un abrazo. Dios te bendiga.

Carlos Bernaldo dijo...

Bueno, yo hice un cursillo muy provechoso porque no fue de un fin de semana sino de unos 10 martes durante varias semanas, creo que eso es realmente un cursillo válido y provechoso.
No obstante hay varias parroquias en Madrid que tienen fama de hacerlo muy bien, ejemplo Parroquia Stmo. Cristo de la Victoria.
Y para los que dicen que hay que hacerlos expres si el que se casa es mayor, yo me casé mayorcito.

En las parroquias, debería haber cursos para novios durante el último año y no un fin de semana para "cumplir con el imperativo legal"

eligelavida dijo...

Clo, felicidades y gracias por tus comentarios. Necesitamos mucha más gente joven en internet que de su testimonio. Me parece fantástico lo que dices del cursillo que hicisteis. Son buenas noticias. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Hay ya mucha gente que se casan ya con la virginidad rota y con hijos, es que pasan del pecado al no pecado cuando se casan???

Y para ser madre sin estar casada, parece que hay que cometer lujuría

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).