lunes, 21 de mayo de 2012

La Teología del cuerpo


Poco después de comenzar su pontificado, Juan Pablo II inició una serie de catequesis, ciento treinta en total, en las que trataría de forma exhaustiva la llamada Teología del cuerpo. Aún hoy, muchos están de acuerdo en que estas catequesis fueron una forma de abordar la revolución sexual de los años sesenta y la incomprensión que obtuvo en muchos sectores la encíclica Humanae vitae de Pablo VI. Pero la Teología del cuerpo significó mucho más. Son catequesis en las que se ahonda muy profundamente en la visión de la persona humana, su dignidad infinita, el matrimonio y el amor conyugal.

El Papa Juan Pablo II aprovechó las audiencias generales de los miércoles para explicar la doctrina de la Iglesia respecto a la sexualidad, el celibato, la anticoncepción y otros tantos temas en torno al matrimonio, realizando toda una reflexión bíblica sobre la voluntad de Dios para el hombre como ser personal con alma y cuerpo.
Durante cinco largos años sus catequesis fueron constantes y se dividieron en cuatro grandes bloques: Unidad original del hombre y la mujer, Bienaventurados los puros de corazón, Teología del matrimonio y el celibato y Reflexiones sobre la Humanae vitae.
Cuando Juan Pablo II comenzó su pontificado yo era una adolescente. Jamás escuché en mi juventud a nadie hablar sobre la teología del cuerpo, ni en charlas de colegio, ni en la universidad, ni en homilías, ni en reuniones para matrimonios siendo ya madre. ¿A cuántos les ha sucedido lo mismo? Son textos, en mi opinión muy poco divulgados, que he ido conociendo gracias a Internet y a libros que he buscado interesándome en el tema. Pero me pregunto si la intención del Papa Juan Pablo no era acaso que los jóvenes (y todos los católicos) conozcan estas catequesis a las que dedicó nada menos que cinco años y que fueron un hito en su pontificado.
Mi intención es dedicar algunas entradas a este tema, para dar a conocer poco a poco la Teología del cuerpo de Juan Pablo II.

8 comentarios:

Ricardo dijo...

Me parece muy interesante. Espero impaciente.

ALEX dijo...

Tal vez estas catequesis no se divulgaron tanto porque requieren un estudio. No son cuatro párrafos sencillos de aprender, sino que conllevan un estudio antropológico y filosófico.

Por otro lado, el tema de la doctrina de la iglesia respecto a la sexualidad siempre ha sido muy incomprendido. Los católicos que son fieles a esta doctrina son los menos.

Mento dijo...

Cuanta Sabiduria Divina supo plasmar y hacernos llegar. Y el que tenga oidos que oiga y el que no los tenga abierto que ore, para que Dios se los abra y pueda entender. Gracias elige por esta entrada.
Un abrazo.

Belen dijo...

Gracias elige.

Un cariñoso saludo.

El Ceremoniero dijo...

Interesante tu propuesta.
Me uno a la curiosidad. Gracias por recordarnos lo bueno que tenemos.
Saludos.

Camilo Londoño,L.C. dijo...

Muchas gracias por esta iniciativa, ciertamente en torno a este tema se están haciendo muchas profundizaciones interesantes, en las que se hace evidente que no hemos sabido sacarle el jugo a todo lo que el beato J.P.II nos ha dejado

CHARO dijo...

No había oído nada sobre este tema así que me iré informando a través tuyo.Besotes

Marian dijo...

Me parece muy interesante.
Pido al ESPÍRITU SANTO te ayude.
Un abrazo.Dios te bendiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).