miércoles, 31 de agosto de 2011

Ningún sufrimiento es capaz de borrar la impronta divina grabada en lo más profundo del hombre


Una de las cosas que más me han impresionado de esta Jornada Mundial de la Juventud es cómo el Papa, además de hablar de amor, fe, compromiso, radicalidad evangélica y santidad, se ha acercado en muchas ocasiones al misterio del dolor para ponerlo ante los ojos de los jóvenes como algo que de ningún modo debe pasar desapercibido.

Ya durante el emocionante Vía crucis Benedicto XVI les exhortó a entregarse con la generosidad de la juventud diciendo: «vosotros, que sois muy sensibles a la idea de compartir la vida con los demás, no paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer.»

Y más tarde, en su visita a la Fundación Instituto San José, el Santo Padre realiza toda una reflexión en torno a este misterio y se pregunta: «¿puede seguir siendo grande la vida cuando irrumpe en ella el sufrimiento?» Es evidente que nadie desea la enfermedad ni el sufrimiento, pero no hay duda de que cuando éste está iluminado por la fe, la forma de acercarnos al dolor es mucho más humana. El tema del sufrimiento es un tema tabú en esta civilización utilitarista donde cada cual es valorado en función de lo que produce. Y claro, un enfermo, un anciano o un discapacitado no pesan en esta balanza de materialismo porque ¿cuánto pesa el amor? ¿Cuánto pesa el testimonio de estos testigos que, en palabras de Benedicto XVI, «nos hablan, ante todo, de la dignidad de cada vida humana, creada a imagen de Dios»? ¿En cuánto se valora «el bien inmenso que constituye la vida de estos jóvenes para quien está a su lado y para la humanidad entera»?

El Santo Padre lo ha dicho muy claro: «ninguna aflicción es capaz de borrar la impronta divina grabada en lo más profundo del hombre. La presencia de los que sufren suscita en nuestros corazones, frecuentemente endurecidos, una ternura que nos abre a la salvación.»

El Papa ha venido como pastor, como Vicario de Cristo a decirle a los que viven en el gran misterio del sufrimiento que «nuestra sociedad, en la que demasiado a menudo se pone en duda la dignidad inestimable de la vida, de cada vida, os necesita: vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor. Y como hijos de la Iglesia ofrecéis al Señor vuestras vidas, con sus penas y sus alegrías, colaborando con Él y entrando a formar parte de algún modo del tesoro de compasión que necesita el género humano.»

martes, 30 de agosto de 2011

¿Qué quiere Dios de mí?


El Papa a los voluntarios en su despedida de la JMJ Madrid 2011:

¿Qué quiere Dios de mí? ¿Cuál es su designio sobre mi vida? ¿Me llama Cristo a seguirlo más de cerca? ¿No podría yo gastar mi vida entera en la misión de anunciar al mundo la grandeza de su amor a través del sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio? Si ha surgido esa inquietud, dejaos llevar por el Señor y ofreceos como voluntarios al servicio de Aquel que «no ha venido a ser servido sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos» (Mc 10,45). Vuestra vida alcanzará una plenitud insospechada.

domingo, 28 de agosto de 2011

Un niño es salvado del aborto durante la JMJ


Una vida humana fue rescatada del aborto durante la Jornada Mundial de la Juventud gracias a la intervención de unos peregrinos y personal voluntario de CIDEVIDA y RED MADRE. Sucedió el día 19 de agosto, recién comenzada la JMJ, cuando un grupo de peregrinos irlandeses junto a una voluntaria española de CIDEVIDA, lograron evitar un aborto persuadiendo a una pareja que acudía a una clínica abortista.

Los peregrinos fueron a rezar delante de la iglesia de San Martín de Tours, a sabiendas de que al lado del templo se encuentra situado un abortorio. Al ver a una pareja que se dirigía a la ‘clínica’ salieron a su encuentro estableciendo un diálogo. A ellos se les unió Luz María, una voluntaria de CIDEVIDA, Centro Internacional para la Defensa de la Vida Humana, que tenía instalada una exposición en el claustro de la iglesia. La voluntaria puso a la pareja en contacto con RED MADRE, fundación de apoyo y ayuda a la mujer embarazada, logrando que finalmente la madre no se practicara el aborto.

Uno de los frutos de la JMJ y un ejemplo de cómo entre todos podemos ayudar: hablando, dialogando, persuadiendo, ofreciendo ayudas concretas y, por qué no decirlo, rezando.

viernes, 26 de agosto de 2011

Compasión que mata


Seguramente ya conoceréis la noticia: la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha obligado a los médicos de un hospital concertado de Huelva a retirar a una paciente una sonda nasogástrica a petición de su hijo, quien afirma que con esta medida, se ha convertido a su madre en una máquina. Ramona Estévez fue ingresada hace un mes por un infarto cerebral irreversible.

La cuestión es si hidratar, alimentar y lavar a una persona en coma puede definirse como ensañamiento terapéutico, y si cuidar de alguien que no puede hacerlo por sí mismo supone convertirlo en una máquina.

Dicen que vivimos en una civilización que rechaza la discriminación, pero no es así. Cuando las condiciones de salud de un ser humano son consideradas por otros o por la sociedad en general como una carga, rápidamente se pone en movimiento el Estado para ‘liberar’ compasivamente al paciente de su sufrimiento, a los familiares de su ‘carga’ y a la sociedad de los ‘gastos inútiles’, olvidando que las personas que se encuentran en estado vegetativo conservan toda su dignidad humana.

Ramona, independientemente de su edad (90 años), tiene derecho a una asistencia básica, a ser alimentada, hidratada, lavada y cuidada hasta que llegue su final. El Estado no es quien para ordenar su muerte por inanición. Los que defienden esta eutanasia por compasión, ¿no sienten piedad de una mujer condenada a morir de sed?

jueves, 18 de agosto de 2011

¡Que nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor!


Esta mañana, nada más pisar tierra española, al Papa le ha faltado tiempo para decirle a los jóvenes con todas las fuerzas de su corazón: "¡que nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor!"

Además, el Santo Padre ha denunciado delante de nuestros políticos que a los jóvenes se les acosa queriendo apartarlos de Dios, privándolos de los signos de su presencia en la vida pública, y silenciando hasta su santo Nombre. Ha hablado del mundo en el que tiene que vivir la juventud. Un mundo donde imperan la superficialidad, el consumismo, el hedonismo, la banalidad a la hora de vivir la sexualidad, la insolidaridad, la corrupción y la droga.

Pero Benedicto XVI ha venido a traer la verdad y la esperanza, y ha declarado rotundamente que está en España como Sucesor de Pedro "para confirmar a todos en la fe, y para anunciar que Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida".

He tenido la oportunidad de asistir a la Fiesta de acogida de los jóvenes en Cibeles desde una grada a bastante altura. Desde allí podía ver la plaza y las calles aledañas repletas de jóvenes entusiastas de todo el mundo reunidos como en una gran Torre de Babel. Jóvenes llenos de hambre de Dios, deseosos de ser evangelizados y de convertirse a su vez en evangelizadores. Una cosa está clara: el Papa espera mucho de los jóvenes. Y por ello hoy les ha propuesto una meta muy alta: la santidad.

Plaza de Cibeles, 18 de agosto de 2011

martes, 9 de agosto de 2011

Encuentro de Blogueros a las puertas de la Jornada Mundial de la Juventud


Hace ya varios años el Papa Juan Pablo II, hablando de las extraordinarias posibilidades que ofrece Internet, nos exhortaba a los católicos a «cruzar intrépidamente este nuevo umbral y a entrar en lo más profundo de la red» para trabajar en el gran compromiso de transmitir el Evangelio.

Son muchos los que se han animado a dar este paso con sus webs, blogs o a través de las diferentes redes sociales. Y un grupo de ellos se reunirán el próximo 17 de Agosto en el ‘Primer Encuentro Internacional de Blogueros con el Papa’.

Dos son los objetivos fundamentales de este Encuentro. En primer lugar, los blogueros, y todos aquellos que se mueven en las redes sociales, tendrán la oportunidad manifestar al mundo su apoyo y cercanía al Papa Benedicto XVI aprovechando su venida a España con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. En segundo lugar, ésta será una ocasión magnífica para que, aquellos que ya se conocen y se tratan a través del gran universo de la red, puedan también compartir experiencias y cambiar impresiones con la cercanía que da el trato personal.

El Encuentro contará con las ponencias del Prof. Francisco Pérez Latre, de la Universidad de Navarra, de D. Joan Carreras, promotor de este Encuentro, y del Prof. Daniel Arasa, de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz. Se desarrollarán además cuatro Mesas redondas sobre temas de actualidad: ‘Cultura de la Vida’, ‘Familia y Educación’, ‘Evangelización y Catequesis’ y ‘Cultura y Sociedad’.

Los blogueros invitan especialmente a los jóvenes a participar en este Encuentro. Ellos son, como decía Juan Pablo II, los que con su entusiasmo y su exuberante energía, piden que se les anime a ser «protagonistas de la evangelización y artífices de la renovación social» (Christifideles Laici). De esta forma los jóvenes, no sólo son evangelizados, sino que ellos mismos se transforman en evangelizadores llevando el Evangelio a sus semejantes.

I ENCUENTRO INTERNACIONAL DE BLOGUEROS CON EL PAPA

El Primer Encuentro Internacional de Blogueros con el Papa tendrá lugar en el Colegio Mayor Jaime del Amo, de Madrid.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).