jueves, 30 de junio de 2011

Colabora con NEN (La asociación de padres de niños enfermos de Neuroblastoma)



La enfermedad de un hijo, sobre todo si es grave, siempre es una situación difícil de afrontar. De entrada causa un gran impacto en la familia que busca inmediatamente apoyo en los médicos y en otras familias que hayan pasado por la misma experiencia.

Con este objetivo nació NEN, la Asociación de padres con niños enfermos de Neuroblastoma. Sus fines son proporcionar a las familias información que les permita afrontar el diagnóstico y el proceso de la enfermedad, informar a los afectados de los avances científicos relacionados con esta dolencia, sobre todo los que se refieren a nuevos tratamientos y opciones terapéuticas, y favorecer, a nivel económico y social, la investigación encaminada a la cura de la enfermedad.

Cuando se recibe la noticia de un diagnóstico tan grave, explican estos padres en su web, uno piensa que no va a ser capaz de soportar los ingresos hospitalarios, las pruebas, las ausencias del colegio, las complicadas relaciones entre hermanos, etc. Poco a poco la familia se va adaptando a una complicada "rutina", en la que siempre hay que estar dispuestos a improvisar. Lo importante es no intentar planificar a medio y largo plazo y disfrutar de cada día bueno que se presenta.

Os animo a conocer su web y a apoyar a estos padres que se enfrentan a la incertidumbre de la enfermedad y que buscan además favorecer la investigación encaminada a lograr una cura para este transtorno cuyo origen se desconoce.

Su web es: http://www.asociacion-nen.com/

Si deseas colaborar: http://www.asociacion-nen.com/colabora

martes, 28 de junio de 2011

Campaña "Un clavel por la Vida"


Con motivo del vigésimo sexto aniversario de la despenalización del aborto en España, y para honrar la memoria de las víctimas asesinadas durante estos 26 años de impunidad, Unidos por la Vida invita a todos los españoles a sumarse a la campaña "Un clavel por la Vida".

"Los niños abortados quieren hacerse visibles en forma de flores para decirle al mundo que dejen de matar a los niños, ¡que dejen de destruir el mundo!", afirma la presidenta de Unidos por la Vida, Pilar Gutiérrez. "Y quieren pedir también que cuiden a las mujeres gestantes, para que no sean embaucadas por desaprensivos y gente sin escrúpulos que se aprovechan de su ingenuidad y aturdimiento para destruir su vida y la de sus hijos".

La campaña tiene dos vertientes: la privada y la pública. La primera consiste en lucir el clavel a título personal y regalarlo a otras personas. La segunda consiste en realizar un reparto público de claveles por parte de asociaciones o grupos de personas. Unidos por la Vida invita a todos a colaborar. Podéis contactar con la asociación para coordinar las acciones y ofrecer un balance a nivel nacional. En Madrid, se repartirán claveles en la calle Arenal, esquina Pasadizo de San Ginés, desde las 17.00h a las 22.00h del día cinco. Otras asociaciones y particulares están invitados a colaborar repartiendo claveles en distintos lugares. Podéis consultar todos los datos (material informativo de la campaña 2011, hojas de firmas, cartel para anunciar la campaña en lugares públicos) aquí.

Además, Unidos por la Vida nos anima a participar en esta iniciativa colgando un clavel blanco en nuestra web o blog, para que también desde la red manifestemos nuestro repudio al aborto que está triturando a España y ha causado la muerte de más de un millón de niños en estos 26 años.

lunes, 27 de junio de 2011

Cuando se cuestiona la vida de los más débiles…


Peter Smedley, empresario británico y multimillonario, falleció el pasado mes de diciempbre en la clínica Dignitas, en Suiza, adonde acudió para que se le practicara un suicidio asistido. La cadena de televisión británica BBC grabó un documental, dirigido por el escritor Terry Pratchett, recogiendo las imágenes del suicidio, que fueron proyectadas el día trece de Junio en Reino Unido.

Smedley padecía una enfermedad neurológica para la que no existe cura. Pratchett, por su parte, ha sido diagnosticado de Alzheimer, aunque aún se encuentra en situación de poder trabajar. Ambos defienden el derecho a la eutanasia y al suicidio asistido y con la grabación de la muerte de Peter Smedley han promocionado estas prácticas.

Como os comentaba en la entrada anterior, la cultura de la muerte se asienta en nuestras sociedades. El pretendido 'derecho a nacer sano' según el control de calidad preestablecido en nuestra sociedad, prima sobre el derecho a nacer. De la misma forma, el derecho a vivir sano primará sobre el derecho a vivir cuando estas prácticas se hayan legalizado de forma generalizada, y vamos camino de ello. Y si hoy los padres que reciben con amor a un hijo con deficiencias son considerados irresponsables, dentro de poco los ancianos que no puedan valerse o los discapacitados serán vistos como personas insolidarias a quienes no les preocupa ser una carga social.

La situación es inquietante y los argumentos utilizados por los promotores de la eutanasia y el suicidio asistido, aunque demagógicos, ganan adeptos. "¿Por qué debe una sociedad cargar con la responsabilidad de personas cuyas vidas no son dignas de ser vividas?" Este es el verdadero argumento de los defensores de la cultura de la muerte. Y así, bajo la falsa idea del derecho a la autonomía personal y a decidir sobre la propia vida, son las vidas de los más débiles las verdaderamente cuestionadas.

martes, 21 de junio de 2011

El aborto eugenésico o la proclamación de la 'vida indigna'

¿Tiene alguien derecho a proclamar que la vida de otro es indigna?

Nuestra sociedad está impregnada de una moralina que propone, no sólo como válida, sino como necesaria, la eliminación de las personas que pueden nacer con algún tipo de defecto genético. Los partidarios de esta eugenesia 'sentimental' declaran que es inmoral permitir el nacimiento de una persona cuya calidad de vida no va a ser buena pues va a sufrir una enfermedad grave. Por ello, no sólo es ético el aborto en estos casos, sino que los padres que sabiendo que su hijo va a nacer con algún defecto continúan con el embarazo, estarían incurriendo en una grave falta de responsabilidad frente al resto de la sociedad.

Poco a poco, intentando tocar esa fibra sensible y 'compasiva', se está creando un clima social que anima a las parejas a rechazar a los hijos que se apartan de un determinado estándar. Da miedo pensar que son los mismos Estados los que fomentan la eugenesia, es decir, la selección prenatal de personas consideradas 'poco útiles' o costosas.

Para lograr esta selección, los eugenistas cuentan con un arma poderosa, el diagnóstico prenatal, que incluye todas aquellas técnicas encaminadas a determinar el adecuado desarrollo del feto antes de su nacimiento, como son la ecografía, la biopsia corial, la amniocentesis y determinadas analíticas. Este diagnóstico, que tendría que servir para mejorar la futura salud del niño por nacer supone, la mayoría de las veces, su condena de muerte.

Tenemos que reconocer que detectar en el útero defectos congénitos es el objetivo del diagnóstico prenatal, que busca la aplicación del aborto eugenésico basado en un juicio hipotético sobre el valor de la vida del niño que se pretende eliminar. El matarlo 'por su bien' ha llegado a ser una práctica aceptada de forma generalizada. Incluso muchos que se declaran defensores de la vida proclaman el supuesto derecho de los padres a tener un hijo que cumpla su 'control de calidad'.

Definitivamente, la cultura de la muerte se asienta en nuestras sociedades modernas donde se proclaman a gritos derechos inexistentes y no se reconoce en cambio el derecho fundamental a la vida, cuyo valor está eclipsado hasta el punto de que los padres que reciben con amor a un hijo con deficiencias son considerados irresponsables e insolidarios. El pretendido 'derecho a nacer sano' según el control de calidad preestablecido en nuestra sociedad prima sobre el derecho a nacer; Y esto da mucho qué pensar.

lunes, 13 de junio de 2011

El respeto a la vida


Uno de los aspectos más destacados del desarrollo actual es la importancia del tema del respeto a la vida, que en modo alguno puede separarse de las cuestiones relacionadas con el desarrollo de los pueblos. Es un aspecto que últimamente está asumiendo cada vez mayor relieve, obligándonos a ampliar el concepto de pobreza y de subdesarrollo a los problemas vinculados con la acogida de la vida, sobre todo donde ésta se ve impedida de diversas formas.

La situación de pobreza no sólo provoca todavía en muchas zonas un alto índice de mortalidad infantil, sino que en varias partes del mundo persisten prácticas de control demográfico por parte de los gobiernos, que con frecuencia difunden la contracepción y llegan incluso a imponer también el aborto. En los países económicamente más desarrollados, las legislaciones contrarias a la vida están muy extendidas y han condicionado ya las costumbres y la praxis, contribuyendo a difundir una mentalidad antinatalista, que muchas veces se trata de transmitir también a otros estados como si fuera un progreso cultural.

Algunas organizaciones no gubernamentales, además, difunden el aborto, promoviendo a veces en los países pobres la adopción de la práctica de la esterilización, incluso en mujeres a quienes no se pide su consentimiento. Por añadidura, existe la sospecha fundada de que, en ocasiones, las ayudas al desarrollo se condicionan a determinadas políticas sanitarias que implican de hecho la imposición de un fuerte control de la natalidad. Preocupan también tanto las legislaciones que aceptan la eutanasia como las presiones de grupos nacionales e internacionales que reivindican su reconocimiento jurídico.

La apertura a la vida está en el centro del verdadero desarrollo. Cuando una sociedad se encamina hacia la negación y la supresión de la vida, acaba por no encontrar la motivación y la energía necesaria para esforzarse en el servicio del verdadero bien del hombre. Si se pierde la sensibilidad personal y social para acoger una nueva vida, también se marchitan otras formas de acogida provechosas para la vida social. La acogida de la vida forja las energías morales y capacita para la ayuda recíproca. Fomentando la apertura a la vida, los pueblos ricos pueden comprender mejor las necesidades de los que son pobres, evitar el empleo de ingentes recursos económicos e intelectuales para satisfacer deseos egoístas entre los propios ciudadanos y promover, por el contrario, buenas actuaciones en la perspectiva de una producción moralmente sana y solidaria, en el respeto del derecho fundamental de cada pueblo y cada persona a la vida.

CARITAS IN VERITATE

domingo, 12 de junio de 2011

¡Ven, Espíritu Santo!


"Ven, ¡oh Santo Espíritu!: ilumina mi entendimiento, para conocer tus mandatos: fortalece mi corazón contra las insidias del enemigo: inflama mi voluntad...
He oído tu voz, y no quiero endurecerme y resistir, y resistir, diciendo: después..., mañana. Nunc coepi! ¡Ahora!, no vaya a ser que el mañana me falte.
¡Oh, Espíritu de verdad y sabiduría, Espíritu de entendimiento y de consejo, Espíritu de gozo y de paz!: quiero lo que quieras, quiero porque quieres, quiero como quieras, quiero cuando quieras..." (San Josemaría)

sábado, 11 de junio de 2011

El poder de matar al día siguiente


La píldora del día después es una forma de aborto que pretende convertir el drama de la muerte de un ser humano en algo cotidiano y sin importancia.

En España, una adolescente no puede comprar alcohol, tabaco o determinados medicamentos. Sin embargo, puede conseguir la píldora post-coital en una farmacia sin necesidad de receta. Cualquier niña española tiene en sus manos el poder para matar, sin que nadie lo sepa, produciendo consecuencias irreparables en su hijo y en sí misma.

La PDD actúa de dos formas distintas según sea el momento del ciclo en que la mujer la tome. Por una parte, tiene una función anovulatoria, evitando la ovulación, e impidiendo así que se produzca la fecundación. Por otra parte, si el óvulo ha sido fecundado, es decir, si ya hay embarazo, impide que el embrión se implante en las paredes de la matriz. En otras palabras. Si ya se ha producido el embarazo, la píldora produce un aborto.

Este peligroso abortivo no cura NADA, mata al embrión en caso de haberse producido ya un embarazo y produce en cualquier caso hemorragia, dolor abdominal severo, dificultad para respirar, visión borrosa y dolor de cabeza y piernas. Utilizada de forma regular, puede dar lugar a complicaciones graves como obstrucción de venas y arterias, ataque al corazón, paro cardíaco, disfunción en el hígado y presión arterial elevada.

miércoles, 8 de junio de 2011

La experiencia íntima del dolor en la juventud y su fecundidad apostólica


Con el lema “Juventud y Salud”, los Obispos españoles quieren situar pastoralmente la celebración de la Pascua del Enfermo este año en la perspectiva de la JMJ.2011. Con toda razón. ¿Son inseparables juventud y salud? ¿Es la edad de la juventud la que va unida siempre a la salud en el desarrollo biológico de la persona humana? Sabemos bien que no.

En el programa de la JMJ.2011 en Madrid los jóvenes enfermos y discapacitados tendrán un lugar preferente: en su colocación en los actos centrales, en el encuentro con ellos previsto por el Santo Padre y en las actividades preparadas específicamente que les van a ser dedicadas.

“Su realidad”, patente a los ojos de los jóvenes de todo el mundo, pondrá de manifiesto que no sólo se sufre a causa de enfermedades físicas, sino también por trastornos psicológicos y por dramas y desgracias personales y familiares; y se verá, además, que la experiencia íntima del dolor y de la enfermedad padecida en la juventud, abrazando a la Cruz Gloriosa de Jesucristo, madura a su protagonista para la santidad y para un servicio a sus jóvenes compañeros y amigos limpio y generoso: ¡de una extraordinaria fecundidad apostólica!

Entre los mejores evangelizadores de los jóvenes ayer, hoy y siempre hay que destacar a los jóvenes
enfermos, que sufren su dolor y sus penas al pie de la Cruz junto a María, la Madre de Jesucristo y de la Iglesia, con la conciencia cierta de que el amor crucificado ha triunfado sobre el pecado y sobre la muerte: ¡de que “el enemigo del género humano” ha sido vencido!

Extracto de la carta Juventud y salud en la perspectiva de la JMJ 2011, del Cardenal Arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela.

domingo, 5 de junio de 2011

La perversión de la felicidad


En la antigua Roma, la degeneración social creó toda una ‘cultura de la muerte’ en torno a la crueldad y a la violencia, que tenía su razón de ser en la misma aceptación social. Los jardines de Nerón, donde se quemaba a los hombres como antorchas vivas, los juegos de muerte en el Coliseo, las luchas de gladiadores, la martirización de los cristianos, se convirtieron en un motivo de diversión para las masas. Los gobernantes quizá pensaran que tenían un pueblo feliz, pero se trataba de una felicidad pervertida.

Hoy, desgraciadamente, también tenemos nuestros coliseos y en nuestros colegios, universidades y hospitales, se martiriza a las personas facilitándoles medios que, en teoría, deben hacer su vida más fácil: el aborto, como parte de la ‘salud sexual y reproductiva’; la fertilización in Vitro, para que el que lo desee pueda fabricar hijos a su antojo; la selección embrionaria, para evitar enfermedades, aunque sea a costa de la vida de los propios hijos; una educación basada en el desprecio al propio cuerpo y a la sexualidad; la droga y el alcohol, siempre tan a mano de nuestros jóvenes, causando una felicidad ficticia, una perversión de la alegría.

¿Por qué sucede esto? La respuesta no es sencilla, aunque resulta fácil observar que nuestro entorno, al igual que aquella sociedad romana decadente, se caracteriza por un desprecio generalizado hacia el valor del ser humano. Recuperar el sentido de la sacralidad que tiene toda vida humana es algo prioritario porque, como decía la Madre Teresa de Calcuta, «esa persona, nacida o no nacida todavía, ha sido creada para algo grande: amar y ser amado».

jueves, 2 de junio de 2011

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un peligro para la vida


Costa Rica, el único país americano que prohíbe la FIV (fecundación in Vitro), ha recibido un nuevo plazo de dos meses de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para autorizar esta técnica. El papa Benedicto XVI pidió en diciembre a Laura Chinchilla Miranda, Presidenta del Gobierno de Costa Rica, que este país no legalice la FIV porque viola gravemente el derecho a nacer.

La fecundacion in vitro es una técnica de reproducción asistida en la que la fertilización se realiza en el exterior del cuerpo, por lo general en una placa de petri en un laboratorio.

Los embriones fabricados artificialmente son transferidos al cabo de un tiempo al útero de una mujer, en ocasiones la madre que ha donado los óvulos para ser fecundados; otras veces, la transferencia de embriones se realiza a otra mujer, llamada madre de alquiler, que dará a luz a los hijos. Entre los embriones producidos in Vitro no todos son transferidos al seno materno. Muchos son congelados para ser utilizados en el futuro. Otros son usados para la investigación. Por supuesto, los embriones defectuosos o los sospechosos de padecer alguna posible anomalía son directamente descartados.

Puesto que muchos de los embriones transferidos a la mujer acaban abortados, se realiza una técnica llamada de ‘transferencia múltiple’, por la que la mujer recibe un número mayor de embriones con respecto al hijo deseado, previendo que algunos se perderán. Los riesgos de un embarazo múltiple son entonces muy altos, por lo que finalmente se realiza la llamada ‘reducción embrionaria’, es decir, se provoca el aborto de algunos de los embriones transferidos para que la mujer no de a luz más de uno o dos hijos. La reducción embrionaria es, por tanto, un aborto intencional selectivo. Se trata de una eliminación deliberada de uno o más seres humanos inocentes en la fase inicial de su existencia.

En resumen, mediante la FIV, muchas vidas humanas son manipuladas e instrumentalizadas de forma que, para lograr el nacimiento de un hijo, muchas vidas son creadas en un laboratorio, varias son descartadas, algunas congeladas, y otras son transferidas al útero materno a sabiendas de que serán posteriormente abortadas.

Además, son muchas las parejas que recurren a las técnicas de fecundación artificial con el único objetivo de poder hacer una selección genética de sus hijos; Como medida habitual, se realiza un diagnóstico preimplantatorio, es decir, se practica un diagnóstico genético de los embriones formados in vitro antes de su traslado al seno materno, con la intención de eliminar aquellos embriones sospechosos de defectos genéticos o cromosómicos, o de ser de un sexo no querido o de tener cualidades no deseadas. En otras palabras, los padres practican la eugenesia con sus propios descendientes, tratando a su hijo en estado embrionario como simple material de laboratorio.

Esperemos que a pesar de los ultimatums recibidos por los ‘progresistas’ de la Comisión Interamericana que velan por los supuestos ‘derechos humanos’ de los que desean instrumentalizar al hombre, Costa Rica se mantenga con fuerza en su defensa de la vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).