martes, 31 de mayo de 2011

Matrimonio y cruz, ejemplo de croatas


El pueblo de Siroki-Brijeg en Herzegovina tiene una maravillosa distinción:¡¡Nadie recuerda que haya existido un solo divorcio entre sus 13.000 habitantes!!

¡Tampoco se recuerda un solo caso de familia rota!

El secreto de Herzegovina es sencillo: Los habitantes croatas han mantenido su fe Católica, soportando por ella persecución por siglos, a manos de los turcos y después de los comunistas. Su fe está fuertemente arraigada en el conocimiento del poder salvador de la cruz de Jesucristo. Ellos saben que los programas del mundo, aunque sean programas humanitarios de desarme o de paz, por si mismos solo proveen beneficios limitados. ¡La fuente de la salvación es la cruz de Cristo!

Este pueblo posee una gran sabiduría que han sabido aplicar al matrimonio y a la familia. Ellos saben que el matrimonio está indisolublemente unido a la cruz de Cristo. Salvo las lógicas anulaciones por la Iglesia.

Según la tradición croata, cuando una pareja se prepara para casarse, no les dicen que han encontrado a la persona perfecta. ¡No!

El sacerdote les dice:

'Has encontrado tu cruz. Es una cruz para amarla, para llevarla contigo, una cruz que no se tira sino que se atesora'.

En Herzegovina la Cruz representa el amor más grande y el crucifijo es el tesoro de la casa.

Cuando los novios van a la iglesia, llevan el crucifijo con ellos. El sacerdote bendice el crucifijo. Cuando llega el momento de intercambiar sus promesas, la novia pone su mano derecha sobre el crucifijo y el novio pone su mano sobre la de ella, de manera que las dos manos están unidas a la cruz. El sacerdote cubre las manos de ellos con su estola mientras proclaman sus promesas, según el rito de la Iglesia, de ser fieles el uno al otro, en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, hasta la muerte. Acto seguido los novios no se besan sino que ambos besan la cruz. Los que contemplan el rito pueden comprender que si uno de los dos abandona al otro, abandona a Cristo en la Cruz.

Después de la ceremonia, los recién casados llevan el crucifijo a su hogar y lo ponen en un lugar de honor. Será para siempre el punto de referencia y el lugar de oración familiar. En tiempo de dificultad no van al abogado ni al psiquiatra, sino que van juntos ante la cruz, en busca de la ayuda de Jesús. Se arrodillarán y llorarán y abrirán sus corazones pidiendo perdón al Señor y mutuamente, e irán a dormir en paz porque en su Corazón han recibido el consuelo y el perdón del único que tiene poder para salvar. Ellos enseñarán a sus hijos a besar la cruz cada día, y a no irse a dormir como los paganos, sin dar gracias primero a Jesús. Saben que Jesús los sostiene en Sus brazos y no hay nada que temer.

El autor del texto es el Padre Jozo Zovko, franciscano croata, párroco de Medjugorje en el momento de las apariciones de la Santísima Virgen.

Publicado en el blog ‘Caraacara’

jueves, 26 de mayo de 2011

La muerte, el último adelanto de la ciencia


Dicen los partidarios de la eutanasia que lo que pretenden es evitar que la vida de un enfermo se prolongue ‘obligatoriamente’ contra la voluntad del paciente en virtud de determinadas creencias religiosas. No conozco ninguna religión que obligue a nadie al ensañamiento terapéutico. Personalmente, soy partidaria de la muerte digna. Quiero que llegado el momento se me comunique y se me explique claramente el diagnóstico de mi enfermedad; quiero tener derecho a cuidados paliativos; deseo poder negarme a que se me apliquen determinadas terapias si me parecen excesivas o son inútiles para mi curación. Pero también pido, por dignidad, que nadie me oculte mi estado, que no se me de sedación si no la deseo, que no se me mienta en relación a mis tratamientos y que no se acelere mi muerte.

Antes, la medicina deseaba vencer a la muerte. Ahora, los médicos aplican la muerte como medicina. Dicen que en la isla de Cos los ancianos tenían la obligación de morir cuando resultaban inútiles para el servicio de la república. Por ello se preparaba una gran fiesta que finalizaba, no con fuegos artificiales, sino con el envenenamiento de los invitados, pues el último brindis se hacía con cicuta.

Hoy, los partidarios de la eutanasia cantan también el matarile rile rile. Gran fiesta en esta sociedad tan ‘compasiva’ que se acuerda de sus ancianos, enfermos y discapacitados para darles matarile cuando convenga. Dicen que es ‘por su bien’, ¡faltaría más! Pero lo cierto es que nadie preguntó a Eluana Englaro, a Terry Schiavo o al resto de víctimas si deseaban morir. ¡Ah! ¡Que no podían expresarse! Tampoco podían hablar los cientos de miles de niños con Síndrome de Down asesinados en los últimos años en el seno materno, a los que la ‘piedad’ eugenésica de sus altruistas padres y médicos los llevó directamente al cubo de la basura.

Los griegos de la isla de Cos eran menos hipócritas. Mataban a sus ancianos porque ya no les resultaban útiles. Los espartanos asesinaban a los niños nacidos con malformaciones porque suponían una carga para una sociedad guerrera, y Hitler se cargaba al que se le ponía por delante en busca de una ‘raza pura’. Pero nosotros, que somos políticamente correctos, decimos que es ‘por su bien’, para evitarles sufrimientos.

Ya lo sabéis. Para el que quiera evitar cargas sociales y gastos ‘inútiles’, la muerte es el último adelanto de la ciencia. Menos muerte y más vida digna.

lunes, 23 de mayo de 2011

Por qué acudir a la JMJ


El lema de la Jornada Mundial de la Juventud de este año es: ‘Arraigados en Cristo, firmes en la fe’. Nos recuerda las palabras del evangelio de san Juan: "Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto porque sin mí no podéis hacer nada" (Jn 15, 5).

Nosotros somos los sarmientos; esas partes de la planta que no tienen vida propia si no están unidos a la vid. Si somos auténticos cristianos querremos estar unidos a la vid, unidos al Señor. Y la unión con Cristo se manifiesta de una forma visible en nuestra unión con la Iglesia. Por eso debemos acudir a la JMJ junto a quien es el Vicario de Cristo en la Tierra.

El mundo que vivimos no es precisamente el que más puede animaros a los jóvenes a vivir en Cristo, a tener vida interior, a defender los valores del matrimonio y la familia, a formaros en la ley natural. Nuestra época, por poner sólo un ejemplo, será recordada como un tiempo de ataques masivos contra la vida. Los jóvenes estáis viviendo en un siglo de espectaculares avances científicos y tecnológicos donde, paradójicamente, la vida de los más débiles, ancianos, enfermos y discapacitados, que necesitan ser acogidas con mayor amor y cuidado, son tenidas por inútiles, improductivas o consideradas como un peso imposible de soportar. ¿Es este el mundo que deseáis? Cambiar esta mentalidad es difícil y sólo puede conseguirse desde la práctica.

En eso consiste la Jornada Mundial de la Juventud. En dejarse guiar por el Santo Padre en ese camino que nos lleva a un encuentro con Cristo. Esta llamada está especialmente dirigida a los jóvenes y la realiza la Iglesia que, con sus más de 2000 años, es siempre joven gracias a la acción permanente del Espíritu Santo.

A veces olvidamos que vosotros, los jóvenes, asumís un papel crucial en la Iglesia y en el mundo. Tenéis en vuestras manos el poder de cambiar radicalmente esta sociedad que, centrada en el hedonismo, ha eclipsado el valor de la vida humana, del matrimonio y de la familia. Hacen falta matrimonios jóvenes, familias generosas, profesionales responsables que actúen en la política, la ciencia, la medicina, la educación, y en todos los rincones de nuestra sociedad, defendiendo y protegiendo el don de la vida y los auténticos valores cristianos.

Si eres creyente, la JMJ es una maravillosa ocasión de vivir tu fe siendo verdaderamente católico, universal, compartiendo con otros jóvenes experiencias, conviviendo, rezando y apoyando juntos al Papa. Pero si no lo eres y quieres cambiar las cosas, no dudes en responder a esta llamada que puede cambiar tu vida. ¡Participa en esta fiesta de la fe!

miércoles, 18 de mayo de 2011

¡Todos con el Papa!


El miércoles 17 de agosto se celebrará en Madrid el Primer Encuentro Internacional de "Blogueros con el Papa", una iniciativa que parte del deseo de muchos blogueros de todo el mundo de unirse para mostrar su apoyo al Santo Padre.

El principal objetivo de este Encuentro es el de manifestar al mundo nuestra cercanía al Papa Benedicto XVI, aprovechando la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Os dejo el enlace donde podéis encontrar información sobre el Encuentro, al que están invitados todas aquellas personas, católicas o no, que deseen apoyar, desde su condición de blogueros, al Santo Padre. Además, será una gran oportunidad para que podamos conocernos personalmente todos los que ya nos tratamos a través de nuestras bitácoras.

Desde aquí os animo a que deis publicidad al evento. ¡Todos con el Papa!

I Encuentro Internacional de "Blogueros con el Papa"

lunes, 16 de mayo de 2011

Las mayorías deciden sobre la muerte


En el cantón suizo de Zúrich, en Suiza, se celebró el pasado domingo un referéndum encaminado a prohibir o al menos limitar el suicidio asistido. La primera de las consultas, que buscaba la prohibición total del suicidio asistido a nivel federal, sólo obtuvo un 15 por ciento de apoyo. Los suizos, por tanto, quieren que se les asista si llegado el momento desean suicidarse.

La cuestión es si un tema de esta trascendencia se puede decidir por mayoría. No creo que ninguna mayoría pueda convertir en bueno lo que es moralmente inaceptable.

miércoles, 4 de mayo de 2011

¿Prohibir la Fertilización in Vitro es violar los Derechos Humanos?


Costa Rica tiene el mérito de ser el único país de América que prohíbe la fertilización in vitro (FIV), ya que en el año 2000 el Tribunal Constitucional determinó que la FIV era inconstitucional porque violaba el derecho a la vida del embrión.

Sin embargo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha pedido a Costa Rica que legalice la fertilización in vitro, considerando que la prohibición es una violación de los derechos humanos que impide el derecho de las personas a ‘fundar una familia acorde con sus propios deseos y aspiraciones’.

Estos supuestos defensores de los derechos humanos olvidan que una cosa es el derecho de los padres a la procreación, y otra recurrir a cualquier medio para fabricar seres humanos. Conceder a ciertas personas la posibilidad de producir embriones en un laboratorio vulnera el auténtico derecho del niño a ser concebido dignamente, como fruto de un acto de amor de sus padres.

No existe el derecho a tener un hijo y por tanto no se puede defender que cualquier medio es válido para reproducir seres humanos. Considerar que el deseo de tener un hijo es suficiente para tener ‘derecho’ a fabricar embriones en una probeta, manipularlos, seleccionarlos para la vida o para la muerte, congelarlos, transferirlos al útero materno para luego realizar una reducción embrionaria, es decir, abortar algunos para evitar un parto múltiple, es un atentado a la vida y a la dignidad del ser humano. Algunos olvidan que un hijo no es un producto de consumo.


martes, 3 de mayo de 2011

Los Miguelitos también son personas


Todos los seres humanos somos personas, pero ni todos nos comportamos como tales ni respetamos siempre su dignidad.

También los Miguelitos son personas, con un nombre propio. Sin embargo, Miguel Bosé ha publicado en Twitter -según noticia de ayer en El mundo- que ha tenido dos miguelitos. Ha seguido el ejemplo de su amigo Ricky Martin y se ha buscado un vientre de alquiler en Estados Unidos. Ahora celebra con nosotros su felicidad y el amor que siente por sus miguelitos.

Sinceramente no puedo alegrarme, aunque comprendo la alegría de Miguel Bosé al considerarse padre de familia. Probablemente no hay en esta vida nada más grande que la paternidad. Pero mucho me temo que a Miguel Bosé le hayan vendido gato por liebre. El cree ser padre de dos mellizos, pero podrá estar contento si algún día llega a ser un buen tutor de sus Miguelitos.

Los Miguelitos son personas, no meros individuos, fruto de una cadena de reproducción. Los individuos pueden ser reproducidos: así hacemos hoy en día con los animales. Las personas también pueden ser reproducidas pero tal acción es ofensiva y contraria a su dignidad. Ahí tenemos a dos niños que van a recibir el apellido Bosé y que esperemos también tengan un nombre propio personal y no les vaya a quedar para siempre ese terrible apodo que quizá nosotros ahora estamos contribuyendo a perpetuar.

Los Miguelitos son ciertamente personas, pero ni ellos son hijos de Miguel Bosé ni él es su padre, por mucho que pueda superar la prueba del ADN, que certificaría una paternidad biológica-. ¿Por qué? Porque los hijos sólo pueden ser procreados por un padre y una madre y engendrados no tanto por la herencia biológica sino por el amor interpersonal de los padres. Las personas son seres en relación. La filiación es una relación familiar humana que requiere no sólo la aportación de los gametos masculino y femenino de los progenitores biológicos, sino un acto de amor y entrega de un padre y de una madre unidos conyugalmente.

Todo Miguelito tiene derecho a tener un padre y una madre. Y ningún Miguel tiene derecho alguno a tener miguelitos. Hace falta mucho más que un vientre: una Micaela que acoja el don personal de Miguel y haga de sí misma un don personal. Sólo esta relación es fecunda y sólo de ella podrían haber nacido los Miguelitos. Pero al parecer no ha sido el caso.

Ojalá Miguel sea un buen tutor de los Miguelitos y ojalá los muchos miguelitos de los famosos no sufran las consecuencias de sus caprichos. Efectivamente, tener un hijo no es hacerse un chalet.

Autor del texto: DonJoan, del blog 'Familia en construcción', publicado el 28 de Abril de 2011.

domingo, 1 de mayo de 2011

¡No tengáis miedo! ¡Abrid las puertas a Cristo!


¡No tengáis miedo de acoger a Cristo y de aceptar su potestad!

¡Ayudad al Papa y a todos los que quieren servir a Cristo y, con la potestad de Cristo, servir al hombre y a la humanidad entera!

¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!

Abrid a su potestad salvadora los confines de los Estados, los sistemas económicos y los políticos, los extensos campos de la cultura. de la civilización y del desarrollo. ¡No tengáis miedo! Cristo conoce «lo que hay dentro del hombre». ¡Sólo El lo conoce!

Con frecuencia el hombre actual no sabe lo que lleva dentro, en lo profundo de su ánimo, de su corazón. Muchas veces se siente inseguro sobre el sentido de su vida en este mundo. Se siente invadido por la duda que se transforma en desesperación. Permitid, pues, —os lo ruego, os lo imploro con humildad y con confianza— permitid que Cristo hable al hombre. ¡Sólo El tiene pala­bras de vida, sí, de vida eterna!

HOMILÍA DEL PAPA JUAN PABLO II EN EL COMIENZO DE SU PONTIFICADO

Plaza de San Pedro
Domingo 22 de octubre de 1978

Oración en la beatificación de Juan Pablo II:

Oh Dios, rico en misericordia, que has querido que el beato Juan Pablo II, papa, guiara toda tu Iglesia, te pedimos que, instruidos por sus enseñanzas, nos concedas abrir confiadamente nuestros corazones a la gracia salvadora de Cristo, único redentor del hombre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).