lunes, 28 de febrero de 2011

«Dadles vosotros de comer»


«Dadles vosotros de comer» (Mt 14, 16)

El hambre es un drama enorme que aflige a la humanidad: se hace aún más urgente tomar conciencia de ello y ofrecer un apoyo convencido y generoso a las diversas Organizaciones y Movimientos, surgidos para aliviar los sufrimientos de quien corre el riesgo de morir por falta de alimento, privilegiando a cuantos no son atendidos por programas gubernativos o internacionales. Es necesario sostener la lucha contra el hambre tanto en los Países menos avanzados como en las Naciones altamente industrializadas, donde va aumentando desgraciadamente la diferencia que separa a los ricos de los pobres.

La tierra está dotada de los recursos necesarios para dar de comer a toda la humanidad. Hay que saberlos usar con inteligencia, respetando el ambiente y los ritmos de la naturaleza, garantizando la equidad y la justicia en los intercambios comerciales y una distribución de las riquezas que tenga en cuenta el deber de la solidaridad. Alguno podría objetar que esta es una grande e irrealizable utopía. Sin embargo, la enseñanza y la acción social de la Iglesia demuestran lo contrario: allí donde los hombres se convierten al Evangelio, tal proyecto de participación y solidaridad se hace una extraordinaria realidad.

Son palabras del Papa Juan Pablo II en el Mensaje de la Cuaresma de 1996.

viernes, 25 de febrero de 2011

En EEUU el lugar más peligroso para un negro es el útero


En Nueva York, el grupo antiabortista ´Texas Life Always´, está realizando una campaña contra la plataforma Planned Parenthood a través de un anuncio que ha provocado una gran polémica.

Se trata de una gran valla publicitaria situada en lo alto de un edificio de la Sexta avenida. En el cartel puede verse a una niña negra con mirada triste y encima la frase: "El lugar más peligroso para un afroamericano es el útero".

Naturalmente, en seguida han salido los defensores de la ‘salud sexual y reproductiva’ escandalizados y diciendo que se trata de un anuncio sexista, racista y todos los ‘istas’ que podáis imaginar.

Lo cierto es que Planned Parenthood sí que es el sueño de una racista hecho realidad. Una mujer que despreciaba a los enfermos, a los pobres y, muy especialmente, a los negros, y que consideraba que la mejor opción para acabar con la enfermedad, la pobreza y las razas que ella llamaba inferiores, es el aborto.

Hoy sus seguidores siguen la misma política, pero usando términos políticamente correctos. Desde 1973 más de diez millones de niños afro-americanos han sido abortados. Los abortorios de Planned Parenthood se sitúan fundamentalmente en barrios negros y latinos, donde intentan convencer a las mujeres que la mejor manera de vencer la pobreza es abortar. Los afroamericanos constituyen el 12,8% de la población y sin embargo contabilizan el 36% de los abortos que se practican en Estados Unidos. Un embrión de raza negra tiene tres veces más posibilidades de ser abortado que un embrión de raza blanca. El aborto es racista.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Celia la deslenguada


¿Os acordáis de Celia Villalobos? Aquella tertuliana de los programas de Mª Teresa Campos y de Jesús Hermida que largaba con facilidad sobre cualquier tema porque todo lo dominaba. La misma que Aznar considero idónea para ser ministra de Sanidad (y ahora nos reímos de la Pajín, pero hagamos memoria…) y que ante el grave problema de las 'vacas locas' nos aconsejaba comer carne pero no utilizar el hueso del espinazo en los caldos. Ese genio de la política que, llevada por su celo democrático pidió, junto con Ana Pastor (otra diputada del PP), la reprobación del Papa porque, por lo visto, ellas saben mejor que nadie que el Sida se cura con condones.

Pues bien, la inefable Celia ha vuelto a dar la nota, esta vez en el Congreso de los Diputados donde, al aludir a los trámites para la contratación por parte del Congreso de personal discapacitado, se ha referido al asunto en varias ocasiones como "el tema de los tontitos".

Hay que reconocer que Celia tiene una querencia por la palabrita. En una ocasión dijo de su chófer y de sus escoltas: "No son más tontos porque no se entrenan".

‘Tontitos’. Dice la buena mujer que así es como se llama en su tierra a las personas discapacitadas y que ella sólo utiliza un término coloquial; Y como el Presidente del Congreso le llama la atención sobre ello, Celia lo califica de fascista y después afirma que es… otra forma coloquial de hablar. Tanto 'coloquialismo' no le pega nada a una señora que en otro tiempo iba de culta y a los infartos los llamaba 'episodios cardiovasculares'.

Celia Villalobos insulta a los discapacitados, a los andaluces, al presidente del Congreso de los diputados y a todos los españoles de bien. En su momento votó a favor de la equiparación de la unión de homosexuales con el matrimonio y, que yo recuerde, no se le ocurrió llamar a los homosexuales ‘mariquitas’. Pero claro, se trata de un lobby con mucho dinero e influencia, mientras que las personas discapacitadas no son lobby ni nada. Y no olvidemos que esta señora es abortista y opina que matar en el seno materno a los que ella llama tontitos es un derecho (¡ups! o una despenalización…).

martes, 22 de febrero de 2011

Bernard Nathanson: de rey del aborto a defensor de la vida


Bernard Nathanson decía de sí mismo que era un asesino de masas y no le faltaba razón. Durante sus años como ‘rey del aborto’ fue responsable de la muerte de más de 75.000 niños, incluyendo a su hijo. Pero las cosas cambiaron cuando Nathanson se sintió capaz de admitir que el feto y el embrión eran seres humanos y que aquello que diariamente realizaba era un asesinato.

El que fuera un famoso abortista se convirtió a la causa de la defensa de la vida y hoy el movimiento provida llora su muerte y recuerda sus grandes aportaciones como el documental "El grito silencioso" o su autobiografía "La mano de Dios".

Jim Hughes, presidente de la Canada’s Campaign Life Coalition, ha recordado una ocasión en que el Dr. Nathanson debatió con Morgentaler, uno de los grandes promotores del aborto en Canadá. "Fue bastante cómico", dijo Hughes, "cuando Morgentaler expuso sus ideas y su defensa de la práctica del aborto y Nathanson se rió y dijo: ¡Yo inventé todas esas frases! ¡Yo inventé esas estadísticas!".

El testimonio de Nathanson debe llevarnos a pensar que el cambio que necesita nuestra sociedad para vivir en una cultura de la vida es posible cuando el hombre se siente interpelado en su conciencia y reconoce la verdad cuando la ve. Descanse en paz.

sábado, 19 de febrero de 2011

¡Cuidado con las buenas intenciones!


No niego que en esto de la investigación con embriones pueda haber gente con 'buena fe' dispuesta a descuartizar a un ser humano en aras del avance científico y de la consecución de un mundo feliz. Tampoco niego las 'buenas intenciones' de aquellos que matan o proponen matar niños con malformaciones congénitas cuando aún están en el vientre de sus madres. La eugenesia siempre ha estado precedida de un discurso azucarado en torno a la mejora de la especie.

¿Soy lo bastante positiva? Lo digo porque me llueven críticas cada vez que intento explicar la malignidad de prácticas como la selección embrionaria preimplantacional o la fecundación in vitro. Parece como si quisiera oponerme a los avances médicos o, peor aún, a que alguien pueda realizar su ilusión de ser mamá o papá. Nada más lejos de la realidad.

La perversidad de las 'buenas intenciones' a veces es tan notoria que no alcanzo a imaginar como hay tanta buena gente que cae en sus redes. Vienen los abortistas y te dicen que el aborto ilegal es inseguro, que lo único que quieren, pobrecitos míos, es que las mujeres no expongan su vida al matar a sus hijos; y recalcan que luchan para que ninguna mujer acabe en la cárcel por pasar por el drama del aborto. Si acaba en un loquero, eso, no sé por qué, no les importa. Y como el mundo está muy lleno, promocionan la ‘interrupción del embarazo’, no vaya a ser que nos caigamos por los bordes. Y luego están los médicos que hacen de la ciencia un negocio y fabrican y congelan niños porque hay parejas que desean ser papás, como si el deseo fuera razón suficiente para tratar al hijo como un objeto de usar y tirar.

Si la paternidad pasa por cargarse a un hijo enfermo, congelar a otros cual merluzas en alta mar, seleccionar vidas para el útero o para el crematorio al más puro estilo nazi… pues qué queréis que os diga… ¡cuidado con las buenas intenciones!

jueves, 17 de febrero de 2011

El matrimonio es indisoluble


Afirma Mª Jesús (del 5º B), que los poderes políticos se han adueñado de la institución del matrimonio, incluyendo en ella relaciones de todo tipo. Estoy de acuerdo, aunque, como ella misma dice, lo han hecho con la callada aprobación de muchos, que somos ‘responsables de no luchar contra esta mentira, responsables de nuestro silencio, quizá, incluso, de nuestro voto’.

¡Y pensar que todo comenzó con la ‘alegría’ de poder gozar del tan deseado divorcio!
¿Quién se atrevería hoy a recordar la doctrina de la indisolubilidad del matrimonio, sin exponerse a ser llamado de todo menos bonito?

Incluso muchos católicos (seguro que todos conocemos casos) niegan la imposibilidad de vincularse a una persona de por vida y piden que la Iglesia cambie su enseñanza sin comprender que se trata de una doctrina que deriva de la ley natural y que ni siquiera la propia Iglesia puede cambiar.

En lugar de prender fuego a nuestro alrededor e impregnar de Cristo nuestra sociedad, nos dejamos llevar por una cultura que se mofa del compromiso y que desprecia la familia, el matrimonio y la misma vida.

Juan Pablo II no tenía reparo en decir que el divorcio es una plaga que constituye una de las grandes derrotas de la civilización humana. Y aunque la indisolubilidad se entiende más fácilmente desde el punto de vista de la fe que comprende el carácter sacramental del matrimonio, lo cierto es que se trata de una exigencia que deriva de la ley natural, ¡válida para todos!

Aunque las leyes no ayudan, se podría luchar contra esta plaga dando a los jóvenes, al menos a los católicos y a los que se casan por la Iglesia, la debida formación. Me constan los esfuerzos que en este sentido realizan muchísimas parroquias. Aún así: ¿Cuántas personas contraen matrimonio sin conocer realmente esta doctrina?

miércoles, 16 de febrero de 2011

«No tengo para comer»


Cáritas está desbordada. Así lo ha manifestado su Secretario General, Sebastián Mora, al recibir una ayuda por valor de cuatro millones de euros de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para su fondo de emergencia.

En los últimos dos años, Cáritas ha duplicado el número de personas que han acudido pidiendo ayuda de emergencia para comer, comprar medicamentos o pagar la hipoteca o la luz, muchos de ellos derivados de las administraciones públicas.

Una de las señas de identidad de Cáritas es el voluntariado. El compromiso gratuito y desinteresado de los miles de voluntarios es lo que garantiza la efectividad de las acciones que esta organización desarrolla a favor de los excluidos de nuestra sociedad. Gente dispuesta a dar un rato de su tiempo para trabajar por los más necesitados. Si quieres colaborar, entra aquí.

lunes, 14 de febrero de 2011

Fabricar seres humanos no es ético, ni siquiera para curar


Umut Talha significa esperanza. Es el nombre del niño nacido hace unos días en el Hospital Antoine Béclère de París. Se trata de un bebé concebido para curar a su hermano de una enfermedad grave, la betatalasemia. Suena maravilloso, lo sé. Un niño sanará gracias al nacimiento de un hermano compatible que se convertirá en un donante idóneo. El cordón umbilical de Umut Talha es un tesoro para él.

Sin embargo, Umut Talha nació a costa de la vida de otros hermanos, algunos de los cuales han sido destruidos mientras otros permanecen en un congelador a la espera de un futuro incierto. Porque Umut tuvo que superar todo un proceso de selección preimplantacional para que fuera considerado donante idóneo para su hermano mayor.

Los obispos franceses han declarado que aunque "querer curar a un hermano por humanidad hace honor al hombre", legalizar el uso de los seres humanos más vulnerables para curar a otro no es ético.

Hace unos meses os comentaba lo sucedido en Australia entre los años 1945 y 1970, donde cientos de niños huérfanos y abandonados fueron utilizados para probar la efectividad de vacunas contra enfermedades como el herpes y la tos-ferina. Seres humanos que fueron utilizados como cobayas para obtener vacunas seguras con las que poder tratar a la población sana. No creo que nadie en su sano juicio considere que el trato que se dio a estos niños fuera ético, por mucho que gracias a las pruebas realizadas y a su sacrificio personal se obtuvieran vacunas más eficaces para hacer frente a enfermedades graves.

Pero la inmoralidad del acto permanece, porque el fin nunca justifica los medios. Si queremos que en nuestra sociedad prevalezca una cultura de la vida, debemos evitar que seres humanos sean fabricados en una probeta con el fin de ser después seleccionados para vivir o para morir. Incluso si son elegidos para vivir y dar vida, los medios utilizados para alcanzar ese fin no dejan de ser malignos.

domingo, 13 de febrero de 2011

Su mañana es hoy


Hoy la Iglesia de España celebra, un año más, la “Campaña contra el hambre”. Cada minuto mueren 20 niños en el mundo por enfermedades derivadas de la desnutrición. Y, una vez más, Manos Unidas comienza una nueva lucha para erradicar esta catástrofe.

La Campaña de este año lleva por lema “Su mañana es hoy” y tiene como objetivo defender la vida de los más pequeños, según ha declarado Myriam García de Abrisqueta, presidenta de Manos Unidas.

La pobreza, la falta de higiene y atención sanitaria y el HAMBRE son la razón de que cientos de niños menores de cinco años mueran cada día en el mundo. Estas muertes podrían evitarse muchas veces con una sencilla instalación de agua potable en un poblado. Millones de personas utilizan todos los días para beber o cocinar aguas contaminadas. Más de 1.000 millones de personas, es decir, el 18 por ciento de la población mundial, no tienen acceso a fuentes seguras de agua potable, lo que se traduce en enfermedades y muertes derivadas del consumo de alimentos en mal estado debido al agua contaminada, mientras en los países desarrollados, casi el 50% del agua disponible se pierde en abusos, vandalismo, fugas o, simplemente, falta de concienciación social.

Proteger la vida más necesitada, la de los niños, enfermos y pobres es el objetivo de esta campaña. Colaboremos.

viernes, 11 de febrero de 2011

La grandeza de la humanidad está determinada por su relación con el que sufre


Hoy, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, se celebra la Jornada Mundial del Enfermo. Con este motivo, quiero recoger aquí unas palabras de Benedicto XVI en su mensaje para esta jornada:

«Con vistas a la cita de Madrid, el próximo mes de agosto de 2011, para la Jornada mundial de la juventud, quiero dirigir también un pensamiento en particular a los jóvenes, especialmente a aquellos que viven la experiencia de la enfermedad.

A menudo la pasión, la cruz de Jesús dan miedo, porque parecen ser la negación de la vida. En realidad, es exactamente al contrario. La cruz es el «sí» de Dios al hombre, la expresión más alta y más intensa de su amor y la fuente de la que brota la vida eterna. Del corazón traspasado de Jesús brotó esta vida divina. Sólo él es capaz de liberar al mundo del mal y de hacer crecer su reino de justicia, de paz y de amor, al que todos aspiramos. Queridos jóvenes, aprended a «ver» y a «encontrar» a Jesús en la Eucaristía, donde está presente de modo real por nosotros, hasta el punto de hacerse alimento para el camino, pero también sabedlo reconocer y servir en los pobres, en los enfermos, en los hermanos que sufren y atraviesan dificultades, los cuales necesitan vuestra ayuda».

Además, el Papa recuerda las palabras que escribió en la encíclica Spe salvi:

«La grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre. Esto es válido tanto para el individuo como para la sociedad. Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana».

martes, 8 de febrero de 2011

"Hombre" es el niño, aunque no haya nacido todavía


La Presidenta del Comité Internacional estadounidense de Enfermeras Católicas y Asistentes Médico-Sociales (CICIAMS), Marylee Meehan, ha declarado que los miembros de esta organización son discriminados por el hecho de estar en contra del aborto.

Defender la vida puede hacer que un profesional de la sanidad pierda su trabajo, o que una enfermera recién licenciada no sea contratada en un hospital, porque aunque existe una ley corrupta que permite matar, no existe la posibilidad de ejercer la objeción de conciencia.

La formación profesional y la experiencia de estas mujeres es una oportunidad para dar testimonio de la necesidad (y de la obligación) que todos tenemos de respetar y proteger la vida humana. El mundo está hoy más necesitado que nunca de este testimonio y ellas están, por su trabajo, en situación de conocer y apreciar el valor de la vida.

Decía el Papa Pío XII que "hombre" es el niño, aunque no haya nacido todavía
; Obligar a una profesional dedicada a la asistencia de madres parturientas, o a una comadrona, o a una enfermera especializada en partos, a matar, es pedirle que realice un acto totalmente contrario a su profesión y a lo que es su deber.

El niño, desde que es concebido, tiene derecho a la vida, y es un derecho equivalente al que tenemos los adultos. No es un derecho que le regalan sus padres, la sociedad, los médicos, los políticos gobernantes o los parlamentos. Es un derecho que ya tiene y que debe ser reconocido, porque "no existe ninguna ciencia, ninguna indicación médica, eugenésica, social, económica o moral que pueda quitárselo".

sábado, 5 de febrero de 2011

¿Alguien quiere un signo?


En la novela Los bufones de Dios, de Morris West, Jesús vuelve a este mundo. Unos creen en Él, otros no. Hay un momento en el que, rodeado de niños con Síndrome de Down, toma en sus brazos a una niña y dice:

"Sé lo que estáis pensando. Necesitáis un signo. ¿Qué mejor signo puedo daros que hacer de esta niña una persona nueva y sana? Podría hacerlo, pero no lo haré. Porque soy el Señor y no un mago. A esta niña le he regalado algo que ninguno de vosotros posee: la eterna inocencia. A vosotros os parece imperfecta, pero para mí está sana y entera, como el capullo que muere sin haberse abierto, o el pajarillo que cae del nido y es devorado por los insectos. Ella nunca me ofenderá, como lo hacéis vosotros. Nunca pervertirá o destruirá la obra de mi Padre. La necesitáis, porque ella siempre evocará la bondad que os ayudará a ser cada día más humanos... Más aún, ella servirá para recordaros diariamente que Yo soy el que soy, que mis caminos no son los vuestros y que ni la más insignificante partícula de polvo que gira en las tinieblas del espacio cae fuera de mi mano... Yo soy el que os ha elegido. No sois vosotros los que me habéis elegido a mí. Esta pequeña es un signo que os dejo. Guardadla como un tesoro".

Una semana antes de que naciera mi preciosa hija Chloe (que tiene Síndrome de Down), mi mujer se hizo una ecografía. El radiólogo nos dijo que nuestra niña era pequeña pero ‘perfecta’. Unos días después, Chloe llegó a este mundo y los últimos siete años me han enseñado que no hay palabras más ciertas que las que pronunció este radiólogo.

Por Kurt Kondrich (ver texto completo aquí)
En la imagen, el autor del texto con su familia.

miércoles, 2 de febrero de 2011

"Aún no estoy maduro para ser padre"

Hace dos años asistí a la boda del hijo de mi amiga Carmen. Jorge y su novia Luisa se casaron con veintiocho y veintiséis años, respectivamente. El es psicólogo y trabaja como consultor. Ella da clases en un colegio. Ayer los vi de nuevo, tan felices, recién llegados de un viaje por Europa. No tienen hijos porque, según afirma Jorge muy convencido, son muy inmaduros para ser padres.

Los dos se dedican a enseñar o asesorar a los demás. Ganan dinero, viajan y tienen gran cantidad de amigos y conocidos. Pero, al parecer, no son lo bastante ‘maduros’ para cuidar de un niño.

La cuestión es que si no eres lo bastante maduro para ser padre, tampoco lo eres para casarte… ¿o sí?

martes, 1 de febrero de 2011

Rajoy tiene mal aliento


Rajoy tiene mal aliento y se repite más que el ajo. Para los que aún piensan que el Partido Popular defiende la vida, su presidente ha vuelto a reiterar que la ley del aborto socialista de 1985, cuyo mayor defensor es el Partido Popular, estaba muy requetebién, sobre todo desde que Aznar le metió mano legalizando el aborto con píldora y la PDD.

El diario El Mundo recoge unas declaraciones de Mariano Rajoy en las que éste se compromete a derogar la Ley del Aborto actual para volver a la ley asesina anterior. Esto no es ninguna novedad. Hace tiempo que Rajoy afirmaba ser partidario de mantener la ley de 1985 porque (sentaos, no os vayáis a caer)… ¡respeta la vida!

"Nosotros- decía Rajoy - no la cambiamos porque el Tribunal Constitucional dijo que era constitucional y porque contaba y cuenta con la mayoría del consenso de la ciudadanía. Los políticos hemos de ser prácticos y buscar el equilibrio y la ley de hace más de 20 años sobre el aborto busca y logra ese equilibrio".

Lo del equilibrio que se lo cuenten a los muertos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).