miércoles, 2 de noviembre de 2011

Ante el hambre... compartir


Mientras en algunos lugares del planeta la situación de pobreza y hambre es dramática, en otros nos preocupamos de no perder eso que llamamos ‘estado de bienestar’. Los catastrofistas hace años que recomiendan frenar el crecimiento de la población mundial como si esa fuera la causa de todos los males.

Lo cierto es que en los países desarrollados, dentro de unos años, unos pocos tendrán que sostener el peso económico de una gran población anciana.

El hambre y la pobreza no se deben a un exceso de población sino a otras muchas causas, entre ellas, al hecho de que los recursos están mal aprovechados y la riqueza mal distribuida.

Compartir. Esa es al menos una de las soluciones que propone la organización Acción contra el Hambre:

4 comentarios:

NIP dijo...

Buenos días Eligelavida. Implicar a quien tiene necesidad en los proyectos, porque si repartimos toda la riqueza en un par de décadas volveríamos a tener hambrientos. Las naciones centro africanas son un fracaso y verdaderas satrapías de corrupción.Un abrazo.

Belen dijo...

Elige,como podemos ser felices habiendo tanta hambre en el mundo.
Colaboro desde hace un tiempo con Caritas de mi parroquia y es horrible la necesidad que hay,cada día mas y mas.
Es verdaderamente deprimente.

Un cariñoso saludo.

Rafael dijo...

Compartir, y sobre todo no tirar.

Saludos.

Anónimo dijo...

El problema más urgente de hoy es distribuir las riquezas,entregar a los hombres herramientas para su desarrollo,mostrarles el camino que les permita superar egoísmos y privilegios,y conseguir para todos pan,paz y libertad,lamentablemente con gobernantes y políticos corruptos y doctrinas económicas descabelladas es de inquietarse.
Es nuestra responsabilidad como habitantes de este hermoso planeta, compartir más amablemente los unos con los otros.
El Guardián,preservemos y cuidemos lo que el Hacedor nos dejo.La Vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).