lunes, 26 de septiembre de 2011

"Vosotros sois la luz del mundo"


Queridos amigos, tantas veces, se ha caricaturizado la imagen de los santos y se los ha presentado de modo distorsionado, como si ser santos significase estar fuera de la realidad, ingenuos y sin alegría. A menudo, se piensa que un santo sea aquel que lleva a cabo acciones ascéticas y morales de altísimo nivel y que precisamente por ello se puede venerar, pero nunca imitar en la propia vida. Qué equivocada y decepcionante es esta opinión. No existe algún santo, excepto la bienaventurada Virgen María, que no haya conocido el pecado y que nunca haya caído en él. Queridos amigos, Cristo no se interesa tanto por las veces que vaciláis o caéis en la vida, sino por las veces que os levantáis. No exige acciones extraordinarias, quiere, en cambio, que su luz brille en vosotros. No os llama porque sois buenos y perfectos, sino porque Él es bueno y quiere haceros amigos suyos. Sí, vosotros sois la luz del mundo, porque Jesús es vuestra luz. Vosotros sois cristianos, no porque hagáis cosas especiales y extraordinarias, sino porque Él, Cristo, es vuestra vida. Sois santos porque su gracia actúa en vosotros.

Queridos amigos, esta noche, en la que estamos reunidos en oración en torno al único Señor, entrevemos la verdad de la Palabra de Cristo, según la cual no se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Esta asamblea brilla en los diversos sentidos de la palabra: en la claridad de innumerables luces, en el esplendor de tantos jóvenes que creen en Cristo. Una vela puede dar luz solamente si la llama la consume. Sería inservible si su cera no alimentase el fuego. Permitid que Cristo arda en vosotros, aun cuando ello comporte a veces sacrificio y renuncia. No temáis perder algo y quedaros al final, por así decirlo, con las manos vacías. Tened la valentía de usar vuestros talentos y dones al servicio del Reino de Dios y de entregaros vosotros mismos, como la cera de la vela, para que el Señor ilumine la oscuridad a través de vosotros. Tened la osadía de ser santos brillantes, en cuyos ojos y corazones reluzca el amor de Cristo, llevando así luz al mundo. Confío que vosotros y tantos otros jóvenes aquí en Alemania sean llamas de esperanza que no queden ocultas. "Vosotros sois la luz del mundo". Amén.

(Extracto del discurso del Papa a los jóvenes en Friburgo)

8 comentarios:

don vito andolina dijo...

Hola,preciosas letras van desnudando la integral belleza y pureza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía,te invito a mi casa, es un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos irreverentes..

Xhonane Olivas dijo...

Hola Elige!! Mira te escribo porque quería compartirte un sitio que me pareció super creativo y pensé en tí, tal vez te animes a hacer un post. la dirección es http://www.cupcakesforlife.com/
Bendiciones!!

Belen dijo...

¡Sublime!

Un cordial y cariñoso saludo.

eligelavida dijo...

Gracias Xhonane. Pasaré a visitarlo. Un abrazo!

Mento dijo...

Las palabras del Santo Padre son siempre palabras de vida.
Un beso Elige.

gosspi dijo...

La levantada es lo importante y ser conscientes de la debilidad que no debe atemorizarnos sino todo lo contrario.....en la vulnerabilidad, fragilidad está nuestra Fuerza porque en ella actúa la Gracia de Cristo......Que bueno es el Señor haciendonos ver esto.....nos hace presumir humildemente de nuestras debilidades, como decia Pablo, porque El la toma como propias para que veamos la Sabiduría del Padre.....que animos dá tu entrada!!!Gracias Elige.

Angelo dijo...

Que texto tan bueno has elegido para compartir. Este Papa nos lo pone difícil a la hora de seleccionar sus palabras. ¡Un abrazo!

Mrswells dijo...

Me ha recordado un debate de television que pusieron tras la canonizacion de San Jose Maria escrivá, en el que a algunos de los participantes , que lo habian conocido en vida, no les cabia en la cabeza que 'lo hubieran hecho santo'; 'con el genio que tenia', decian, como si el hecho de que no se hubiese paseado con alas por la Gran Via fuese ya prueba contra su Santidad.


Este Papa, Benedicto, parece que lee lo que muchos tienen en la cabeza y lo aclara

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).