jueves, 1 de septiembre de 2011

El Magisterio de la Iglesia ¿es opinable?


En los últimos cincuenta años nuestra sociedad se ha visto devorada por antivalores ante los cuales parece que hemos perdido la capacidad de decir NO. Nos encajan el aborto, el divorcio, las parejas de hecho, el llamado matrimonio homosexual, la corrupción económica, la reproducción humana in Vitro, las madres de alquiler o la pornografía accesible fácilmente en Internet o en la televisión, por nombrar sólo algunos. Y a veces parecemos paralizados, incapaces de rechazar públicamente estas prácticas que atacan la dignidad del ser humano, sin comprender que, callarse en estos casos, supone adherirse al mal.

Es preciso rechazar, apartarse violentamente si es necesario de todo aquello que degrada nuestra dignidad. Hay muchas cosas que podemos hacer: no votar a ciertos partidos que conviven en este fango, no comprar algunos productos cuyas empresas financian el aborto, el lobby gay o la pornografía; no ver determinados programas de televisión que desdicen de nuestra condición de cristianos; intervenir de forma positiva en los medios de comunicación; aprovechar las grandes posibilidades que tiene internet, los blogs, las webs, las redes sociales, para expandir buena doctrina y, sobre todo, dar testimonio con nuestra propia vida.

Esto último, qué duda cabe, es lo más difícil. Me impresiona la cantidad de amigos que encuentro que, después de vivir un noviazgo casto hace treinta años, aceptan hoy que sus hijos convivan con sus parejas como algo propio de los tiempos que vivimos. Y aunque ellos han tenido cinco o seis hijos, ven natural que éstos, si se casan, no deseen descendencia. Aceptan como algo normal que su hija se haga una ‘ligadura de trompas’, es decir, una esterilización voluntaria, si no desea quedarse embarazada. Les parece bien que se promocione la píldora del día después como ‘remedio’, dicen, del aborto. ¿Qué les ha pasado? En apariencia nada. Están algo más gordos y canosos, pero siguen yendo a Misa los domingos y, aparentemente, son las mismas personas. Ellos te dicen que simplemente han evolucionado con los tiempos en cuestiones en las que, en su opinión, estábamos muy atrasados.

¿Es que el Magisterio de la Iglesia, que continuamente nos recuerda la ley natural y la verdad revelada, es opinable?

9 comentarios:

Silence dijo...

Pues si, es como si el mundo nos quisiera tragar con su decadencia y lo que antes era normal y justo hacer, ahora te tachan de loco, retrogado, inconsciente y mil cosas mas. Para eso, tenemos cada una una conciencia, que desafortunadamente hay que activar de vez en cuando. Tu lo haces maravillosamente con tus post.

Yo ya estoy lanzada. Tambien gracias a ti y los demas. No voy a resignarme ni a poner cara de circunstancias nunca mas, lo que esta mal esta mal.

Un abrazo muy fuerte.

Belen dijo...

Elige,esto que dices es muy cierto y yo particularmente estoy contigo,pero tambien te diré que cuan dificil es y más cuando se trata de los hijos,que hacer...
Dificil,muy dificil.

Un cordial y cariñoso saludo.

LAH dijo...

Es la triste realidad de hoy! tengo muchos amigos y familiares que hacen y piensan lo mismo...no lo entiendo. Hay mucha ignorancia en esto..."la iglesia es la Iglesia y Dios es otra cosa".
En mi caso, por ahora, mis hijas no piensan asi Bendito sea el Señor! tienen su Cdad y estan viendo la autentica realidad del ser humano y no la que te dicta el mundo. Verse como hijas de Dios dentro de la Iglesia.
Un abrazo.

eligelavida dijo...

"La conciencia, dice la Iglesia, es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que éste se siente a solas con Dios, cuya voz resuena en el recinto más íntimo de aquella."

Ahora bien, el Magisterio de la Iglesia ha sido instituido por Cristo para iluminar la conciencia.

De ahí la importancia de tener una conciencia bien formada y de buscar la verdad.

gosspi dijo...

No se puede creer en Cristo sin su Iglesia...y este Misterio es un Don para unos pocos.....Soy Hija de la Iglesia y Ella es la que me enseña a Obedecer lo que Dios quiere de mi y por medio de la Gracia poner en Práctica la Palabra de Dios-Jesucristo-y dejarla hacer y que tome carne en mi.......el que no descubre su Debilidad(donde entra Jesus) es dificil que entienda a la Iglesia como Su Madre Santa e Inmacualada no crees?...Todo es Gracia y a veces no veo experiencia verdadera de Fé en tantos y tantos hermanos que han pasado de vivir rectamente a dejar pasar a sus hijos por el engaño y NO tener para ellos una Palabra de Fé firme y segura....asi es la realidad...pero para Dios no hay nada imposible y coje a los que tienen esta experiencia para que con su vida lo den a conocer.......

NIP dijo...

Buenos días Eligelavida. Es explicable. Entradas como esta dejan las cosas claras.Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Buena entrada, buena reflexión y gran blog, que lo acabo de conocer y me he registrado como seguidor. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

eligelavida dijo...

Gracias Pepe. Yo también hace tiempo que os sigo!

Hilda dijo...

Es que a las personas se les olvida que ser creyente católico, es una forma de vida, no un pasatiempo para los domingos en misa.

No hay que ser cómplices de estas cosas.

Saludos. Hilda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).