martes, 21 de junio de 2011

El aborto eugenésico o la proclamación de la 'vida indigna'

¿Tiene alguien derecho a proclamar que la vida de otro es indigna?

Nuestra sociedad está impregnada de una moralina que propone, no sólo como válida, sino como necesaria, la eliminación de las personas que pueden nacer con algún tipo de defecto genético. Los partidarios de esta eugenesia 'sentimental' declaran que es inmoral permitir el nacimiento de una persona cuya calidad de vida no va a ser buena pues va a sufrir una enfermedad grave. Por ello, no sólo es ético el aborto en estos casos, sino que los padres que sabiendo que su hijo va a nacer con algún defecto continúan con el embarazo, estarían incurriendo en una grave falta de responsabilidad frente al resto de la sociedad.

Poco a poco, intentando tocar esa fibra sensible y 'compasiva', se está creando un clima social que anima a las parejas a rechazar a los hijos que se apartan de un determinado estándar. Da miedo pensar que son los mismos Estados los que fomentan la eugenesia, es decir, la selección prenatal de personas consideradas 'poco útiles' o costosas.

Para lograr esta selección, los eugenistas cuentan con un arma poderosa, el diagnóstico prenatal, que incluye todas aquellas técnicas encaminadas a determinar el adecuado desarrollo del feto antes de su nacimiento, como son la ecografía, la biopsia corial, la amniocentesis y determinadas analíticas. Este diagnóstico, que tendría que servir para mejorar la futura salud del niño por nacer supone, la mayoría de las veces, su condena de muerte.

Tenemos que reconocer que detectar en el útero defectos congénitos es el objetivo del diagnóstico prenatal, que busca la aplicación del aborto eugenésico basado en un juicio hipotético sobre el valor de la vida del niño que se pretende eliminar. El matarlo 'por su bien' ha llegado a ser una práctica aceptada de forma generalizada. Incluso muchos que se declaran defensores de la vida proclaman el supuesto derecho de los padres a tener un hijo que cumpla su 'control de calidad'.

Definitivamente, la cultura de la muerte se asienta en nuestras sociedades modernas donde se proclaman a gritos derechos inexistentes y no se reconoce en cambio el derecho fundamental a la vida, cuyo valor está eclipsado hasta el punto de que los padres que reciben con amor a un hijo con deficiencias son considerados irresponsables e insolidarios. El pretendido 'derecho a nacer sano' según el control de calidad preestablecido en nuestra sociedad prima sobre el derecho a nacer; Y esto da mucho qué pensar.

12 comentarios:

NIP dijo...

Los romanos están majaretas. Acabará no siendo sólo el derecho sino el deber de proclamar la vida ajena indigna.
¡Están locos y enfermos!
y otro son ¡Malos a rabiar! con espumarajos incluidos.
Un fuerte abrazo y ¡Ánimo valiente para seguir denunciando tanta indignidad!

LAH dijo...

Es espantoso esto, es el sufrimiento de los inocentes Elige! y lo peor es que se creen en la verdad, muy triste me resultan estas cosas que reclaman derechos inexistentes. un abrazo

Sancho dijo...

Hacer que la gente se sienta culpable ante el dolor es una perversidad. Así van consiguiendo que el aborto eugenésico sea casi imprescindible y al mismo tiempo se favorece el desprecio hacia los más necesitados.

¿Cual es el criterio de selección? ¿la pobreza, la enfermedad, la raza, el sexo?

Cordelia dijo...

En mi último embarazo me negué a hacerme el triple screening (para detectar, entre otras, el síndrome de Down). Me miraron raro, pero cuando expliqué que me daba igual el resultado, porque no pensaba hacerme la amniocentesis, pude notar un cierto respeto (o a lo mejor es que estaban intentando recordar el teléfono del loquero)

Teresa dijo...

Se huye del sufrimiento a toda costa, del propio claro, porque tener un hijo disminuído físico o psíquico supone mayores dificultades para los padres y también mayor sufrimiento. Así que se piensa en uno mismo más que en el que ha de venir. Con la excusa de que "no sufra" se elimina el supuesto "causante" del sufrimiento de los padres. Hoy en día muchos padres quieren hijos a la carta, eligen el momento adecuado según su carrera profesional -aunque las mujeres hayan pasado los 40 con creces a sabiendas que aumentan los riesgos de malformaciones- ¿qué problema hay si en caso de tener malformaciones se aborta y a por otro?....¡Es terrible!

Mrswells dijo...

Y no solo irresponsables los que aceptan un hijo amorosamente por aceptarlo, crueles si pretenden que los demas hijos jueguen con el (los estaran perjudicando), criminales por pasearse por las calles con el. No cualquiera que haya nacido con un impedimento sino cualquiera que por un accidente lo adquiera DESPUES esta condenado a vagar en el destierro.
Estos son los valores sociales que promovemos

Teresa dijo...

Es de película de terror.

Belen dijo...

Que triste y que salvaje.

Un cordial saludo.

Mento dijo...

Y encima que pretenden excusar su asesinato diciendo que es por su bien... Que los dejen vivir que por nuestro bien ya se preocupa nuestro Padre.
Un abrazo Elige.

CHARO dijo...

ES TERRIBLE CÓMO VA TRANSFORMÁNDOSE NUESTRA SOCIEDAD ¿A DONDE LLEGAREMOS? AHORA SON LAS MALFORMACIONES Y CUANDO ESTO YA ESTÉ COMPLETAMENTE IMPLANTADO VENDRÁN OTRAS FORMAS DE DESAHACERSE DEL NIÑO ....¿SERÁ PORQUE SI SE QUIERE CON OJOS AZULES VA A NACER CON OJOS OSCUROS? MAL FUTURO NOS ESPERA CÓMO NO LE PONGAMOS UN RÁPIDO REMEDIO

Marian dijo...

¡Es terrible! y lo peor, se creen
que tienen la verdad.
¡Oremos!
Un abrazo.
Bendiciones!!!

martha bernal dijo...

Nada mas equivocado que elegir quien tiene derecho a vivir. Dios tiene la ultima palabra. Uno de mis nietos tenia espina bifida, que podia causarle muchisimas complicaciones, fue operado a los 7 dias de nacido y Gracias a Dios que guio las manos del cirujano, en la actualidad tiene 17 años y es un muchacho perfectamente normal. Un abrazo Martha.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).