lunes, 16 de mayo de 2011

Las mayorías deciden sobre la muerte


En el cantón suizo de Zúrich, en Suiza, se celebró el pasado domingo un referéndum encaminado a prohibir o al menos limitar el suicidio asistido. La primera de las consultas, que buscaba la prohibición total del suicidio asistido a nivel federal, sólo obtuvo un 15 por ciento de apoyo. Los suizos, por tanto, quieren que se les asista si llegado el momento desean suicidarse.

La cuestión es si un tema de esta trascendencia se puede decidir por mayoría. No creo que ninguna mayoría pueda convertir en bueno lo que es moralmente inaceptable.

19 comentarios:

ESDLH dijo...

Buenas tardes.

Lo bueno que tiene, si es que algo tiene de bueno, es que en esas democracias (auténticas democracias, no "esto" que es Ehpaña), los gobernantes, al menos, tienen el mínimo de educación en PREGUNTAR a la ciudadanía si quiere que se aprueben o apliquen determinadas leyes.

Otro ejemplo es el de Islandia, donde se preguntó a la ciudadanía si quería que se rescatase con fondos públicos a la Banca, a lo cual, el pueblo respondió que NO. Y SE DEJÓ A LOS BANCOS CAER. QUE SE JODAN!.

Igualito que aquí, donde nos han IMPUESTO, SIN PREGUNTARNOS, tanto la Ley de Muerte Digna como el rescate de la Banca Privada con fondos públicos.

En el caso de Suiza, nos guste o no, el PUEBLO HA HABLADO, por muy moralmente reprobable que sea, acerca del suicidio asistido. A partir de ahí, si una persona no quiere firmar la muerte asistida, no tiene por qué hacerlo, y se deberá respetar su decisión, además de poner los mecanismos necesarios, para que sea Diós quien ponga fin a su vida.

Eso es DEMOCRACIA. Respetar a los demás, por mucho que no nos guste cómo piensan, a condición de que nos dejen a nosotros tomar las decisiones que queramos, por mucho que no les guste cómo pensamos.

Un saludo, Eligelavida.

http://rfid.esdlh.blogspot.com

Belen dijo...

Me he quedado sin palabras,que sin sentido xD.
Parece mentira,un país tan desarrollado económicamente y tan pobre en moralidad.
Un cordial saludo

Mento dijo...

Ante cosas como estas, yo miro al año 90. Mi abuelo paterno tenia cangrena en todo el cuerpo, los medicos no sabian como podian estar resistiendo con 88años cumplidos. nos ofrecieron la posibilidad de dormirlo. Mi padre estaba de noche con el en el hospital y de dia trabajaba, entonces era yo la que me quedaba con el. Mi madre estaba recien parida y los medicos le prohibieron entrar en aquella habitacion, ella se quedaba en casa con la abuela. Asi que aunque yo era menor, mi padre me firmo un papel para que pudiera hablar con los medicos y aceptaran mi decisiones. aquello no fue facil, pero despues de muchos meses me trataron como a una adulta. Es la primera vez que cuento esto, mi abuelo se moria encangrenado y quisieron dormirlo, me negé y no me retiré de su lado hasta que murió. Quitenle el dolor, pero no la vida porque lo ultimo que me ha dicho es que quiere irse a su casa a tomarse una tostá con mantequa colorá. Yo sabia que se moria, pero nunca hubiera dado mi consentimiento sabiendo lo que el pensaba. Y sufri mucho, no fue facil verle morir alargando su agonia. Pero solo Dios sabe cual a de ser nuestro ultimo resuello de vida.

eligelavida dijo...

ESDL, por mucha democracia que se practique, hay cuestiones que no dependen de la mayoría. Además abren puertas a otros atropellos a la vida. Quien dice ‘quiero ayuda para suicidarme porque estoy enfermo’, quizá la pida también para un hijo menor discapacitado, o para un anciano que ya no puede decididr.

eligelavida dijo...

Mento, impresionante lo que cuentas. Mil gracias por tu testimonio!

Militos dijo...

Los gobernantes deberían regirse por la Ley Natural y no promover leyes contraella, seguro que la mayoría que fue a las urnas era una minoría de ciudadanos. ¿cuántos votarían?
Sea como sea esta es una civilización de la muerte.

En España ya va a estar en vigor dentro de nada el asesinato de enfermos, aunque no lo pidan.
Hoy publiqué en el blog el Testamento Vital que elaboró hace tiempo, la Conferencia Epíscopal Española, para que lo tengamos presente ante lo que se nos viene encima.
Un beso Elige

Rafael dijo...

Desconocía esta noticia que no hace sino certificar el temple moral de una sociedad. Lástima.

Mrswells dijo...

En los linchamientos tambien son mayorias contra uno/s y son una salvajada. Esto que cuentas dara permiso en muchos casos a linchamientos permitidos, sin cobijar el derecho a la vida

Joaco dijo...

"La verdad es la verdad (aunque tenga cien votos), y la mentira es mentira (aunque tenga cien millones)"

Esto se publicó en el periódico Arriba el 4.7.1935. Yo estoy de acuerdo con la aseveración. ¿Qué significa ser demócrata? ¿que hay que aceptar siempre lo que diga la mayoría? pues entonces yo no lo soy. Pero ojo: ningún católico consecuente podría serlo.

Maribel dijo...

No todo es votable, por ejemplo: el teorema de Pitágoras; aunque obtuviera sólo el 15% de los votos afirmando que es una vedad, es siempre verdad. Además existe el pensamiento "único" trasmitido por muchos medios. La vida es un bien tan grande que sin ella no hay otros bienes.
Un abrazo
Maribel

NIP dijo...

No pueden Eligelavida, sólo se reparten la responsabilidad creando una estructura de pecado.Un abrazo.

el que dice lo que piensa dijo...

esto es como pasa en españa, si segun que instituciones, partidos, y medios de comunicacion, estan del lado las minorias, estas minorias envenenaran a las mayorias para llegar a consumar sus maquiavelicos fines.
esto, modestamente, pienso que ha ocurrido en suiza, y en españa, pasaria lo mismo, puesto que somos mas borregos.

saludos

Anónimo dijo...

nadie obliga a abortar, a divorciarse, a casarse con una persona del mismo sexo, que cada uno haga lo que quiera

Anónimo dijo...

no está reñida la democracia con el catolicismo, es más, un católico que no es demócrata no es católico

DonJoan dijo...

Muy bien, Elige, aceptando estos comentarios anónimos: todos tenemos derecho a equivocarnos cuando opinamos, así como valorar los comentarios de los demás. El testimonio de Mento me ha gustado mucho y los dos últimos comentarios en los que se habla de democracia y catolicismo se advierte una notable confusión de planos. Dejemos a la Iglesia que sea la que nos diga qué es incompatible con el ser católico y no seamos más papistas que el Papa.

Angelo dijo...

Justo es el mensaje que siempre intento inculcar a mis hijos. La mayoría no decide la moralidad de las cosas.
Abrazos

Vicente dijo...

"nadie obliga a abortar, a divorciarse, a casarse con una persona del mismo sexo, que cada uno haga lo que quiera."

Pero se les obliga a los médicos a practicar abortos y a los funcionarios correspondientes a casar personas del mismo sexo. Forzándoles a traicionar sus convicciones morales y religiosas.

Vicky dijo...

Me parece que justamente este es el gran engaño en la democaria y su gran peligro también, lo que decida la mayoría no siempre será lo mejor ni lo más acorde con la verdad. La verdad es una, y al ser una es dictadora. Aunque a muchos eso no les guste ni les plazca.

"Democracia" es una palabra utilizada para agradar a todo el mundo. Pero la verdad no está en la duda. Las cosas no tienen dos puntos de vista acertados, ya que siempre uno es mejor que el otro. ¡La verdad es una! La verdad no es opinable: o se hacen bien las cosas o se hacen mal.

El peligro es que justamente si la mayoria quiere lo que va contra las leyes de la naturaleza y de la vida y de la verdad, pues quienes no quieren eso se aguantan y son obligados a hacer lo que la mayoría diga, así sea matar a un inocente como en el aborto; o a un anciano o enfermo como en la eutanasia.

Que Dios no conceda discernimiento, sabiduría y valentía para luchar por un mundo verdaderamente más justo y humano.

Hilda dijo...

Que terrible Eli, es que como dice una frase: "si mil personas dicen una tonteria, sigue siendo una tontería".

Lo malo, es que esa esas mayorias terminan mandando y los médicos que tienen conciencia y sentido común, hasta el trabajo pierden si no obedecen.

Saludos. Hilda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).