viernes, 8 de abril de 2011

Madre Teresa de Calcuta: El amor en acción


8 comentarios:

Belen dijo...

Impresionante,es imposible no conmoverse,que gran mujer,una gran Santa.Gracias por acercarnosla.
Un cordial saludo

LAH dijo...

Que santos nos ha dado la Iglesia estos años atrás y sigue dando...preciosa entrada Elige como siempre. un abrazo

Angelo dijo...

Lo que más me impresiona de ella, es que nadie ha sido capaz de criticarla. Es una de esas almas que aún los más descreídos, admiran. Su receta es muy clara. ¡¡¡Testimonio del amor!!!
Un abrazo

...PARA DISFRUTAR dijo...

Cuando me leí su biografía quedé impresionada de la fuerza de esta mujer , y de su insaciable capacidad de amar.
Besos.

Gran Visigoda dijo...

Por más que lo intento no puedo ver el video, pero tratándose de la Madre Teresa solo puedo imaginar amor saliendo de ella.
¡Que gran mujer!¡Que gran Santa!.
Un abrazo.
PD:
Quisiera agradecerte las palabras de aliento que has dejado en mi blog asi como tu oración, sin duda, saber que muchos estais ahí orando es un gran consuelo.
Desde lo más hondo de mi ser muchisimas, muchisimas gracias.
¡Que Dios te bendiga!.

Claudia dijo...

HOLA:
en el primer aniversario de Nuestra Santisima Madre, he dejado un pequeño recuerdo para ti.
Un afectuoso saludo y muchas gracias.

Mento dijo...

Mujeres como la Madre Teresa son las personas que merecen los primeros titulares en nuestra sociedad para que el mundo vea que existe un cambio a mejor.

Anónimo dijo...

amb quina senzillesa parla i que bé s'entén i s'arriba a entreveure a Déu, és una gran dona, sgueix viva

con que senzillez habla i se entreve a Dios, es una gran mujer, continua viva

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).