viernes, 4 de marzo de 2011

Su carisma es la vida


Las que veis en la fotografía son las ‘Hermanas de la Vida’. Una congregación religiosa que cuenta con 70 monjas repartidas por Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda, aunque su principal área de trabajo es Nueva York, una ciudad con más de 8 millones de habitantes, donde tiene lugar uno de cada 10 abortos en Estados Unidos.

Hace poco os comentaba que precisamente en esta ciudad el grupo antiabortista ‘Texas Life Always’ estaba realizando una campaña contra la plataforma Planned Parenthood a través de un anuncio situado en lo alto de un edificio de la Sexta avenida donde se afirmaba: "El lugar más peligroso para un afroamericano es el útero". Naturalmente la valla publicitaria causó una gran polémica en la capital del aborto en América y acabaron retirándolo por ‘violentar’ a los que son tan sensibles como para violentarse cuando escuchan la verdad, pero cuya sensibilidad no se inmuta matando vidas humanas.

Pero en fin, a lo que iba. Esta entrada es simplemente para recomendaros la web de las Hermanas de la Vida, religiosas católicas que realizan, además de los tres votos tradicionales de pobreza, castidad y obediencia, un cuarto voto por el que se comprometen a proteger y defender la sacralidad de la vida humana, ayudando a mujeres que están en riesgo de abortar y acogiendo y hablando de misericordia a aquellas que ya lo han hecho. Su carisma es la vida.

Fuente: Infocatólica.

13 comentarios:

Angelo dijo...

Si es que al Espíritu Santo no se le escapa una. Ya me preguntaba yo si no habría un carisma sobre ello. Me alegra tener noticia de esta congregación. Un abrazo

mOnTy dijo...

Las desconocía por completo.
Me daré un paseo por la su página web.
Gracias por compartir.

Rafael dijo...

La verdad es que en la foto irradian felicidad. No conocía esta orden.

¡Qué gente más maja!

Teresa dijo...

No las conocía, pero me parece un carisma que va con los signos de los tiempos. Y además son muy jóvenes. Un abrazo.

Mrswells dijo...

Que Bueno!
Porque en los comentarios de ayer, alguien saco a relucir a Eva y , despues de que el Papa Juan Pablo II habia dado una nota tan positiva acerca del 'genio' femenino.no podiamos hacer regresiones de este tipo en cuanto a la mujer..Si EXISTE el genio HOY, existe! Eva vivia en el paraiso y peco, la mujer de hoy vive en una sociedad evolucionada con muchos fallos humanos , ella mas que responsable, necesita AYUDA y lo que el pecado quiere destruir El Espiritu Santo arregla..
Que buena noticia!

Gonzalo dijo...

Qué grandes.

Gracias.

DonJoan dijo...

Muchas gracias, Elige: lo compartiré

Carlos dijo...

Parece que en las últimas décadas ha habido un resurgir de vocaciones religiosas en la Iglesia y de carismas que se manifiestan en nuevas fundaciones. Siempre es una alegría oirlo.

Miriam dijo...

Que guay¡¡¡ Gracias por la información. Es precioso ver como Dios cuida de los más peques a traves de sus consagradas

gosspi dijo...

Estupendas, y valientes que se ven!!No conocia esta congregacion, asi que las daré a conocer entre los mios. Cuantas gracias a Dios por tantisimos carismas que estan surgiendo en su Iglesia, desde luego el ESpiritu no descansará nunca, Bendito sea...

Gran Visigoda dijo...

Muchas gracias por darlas a conocer. Me pasaré por su web.
Un abrazo

mariarosa dijo...

Vaya que sonrisas, una más bella que otra, pero guardan la belleza que se irradia desde adentro. Felicitaciones por defender la vida.

mariarosa

almena dijo...

Gracias a Dios que existen.
Impagable su labor ¿cómo pagar a quien salva una vida?

Saludos cordiales!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mi foto
Spain
Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres, con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana desde su inicio hasta su término (Evangelium Vitae). ---------------------------------------------------------Every person sincerely open to truth and goodness can, by the light of reason and the hidden action of grace, come to recognize in the natural law written in the heart the sacred value of human life from its very beginning until its end (Evangelium Vitae).